La última actualización del sistema de conducción autónoma de Tesla no es tan autónoma: pide al conductor que mantenga las manos en el volante

Interior de un coche de Tesla con Autopilot
Interior de un coche de Tesla con Autopilot

 REUTERS/Alexandria Sage/File Photo

  • Tesla ha comenzado a probar con algunos conductores en Estados Unidos su sistema de conducción autónoma Full-Self Driving, la evolución de Autopilot que hará al coche completamente autónomo.
  • Aunque las pruebas que han publicado varios usuarios en redes sociales son muy prometedoras, la empresa de Elon Musk recuerda al propietario que lo activa que debe mantener las manos en el volante.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La última actualización del sistema de conducción autónoma de Tesla, Autopilot, desplegada esta semana y denominada Full-Self Driving (conducción autónoma completa), no es tan autónoma. La compañía de Elon Musk pide al dueño del vehículo que la active —de momento está en fase de pruebas en algunos vehículos de Estados Unidos— que se comprometa a "mantener las manos en el volante durante todo el tiempo" y que siempre "mantenga el control y la responsabilidad sobre el vehículo", según se puede leer en la web del fabricante californiano.

La activación de esta nueva evolución de Autopilot, que Musk anunció en Twitter recordando que serán "extremadamente lentos y cautelosos" en su extensión, tendrá un coste de unos 2.000 dólares, de momento solo disponible en Estados Unidos, y también contará con un sistema de suscripción mensual.

Full Self-Driving de momento está disponible para un pequeño grupo de propietarios de Tesla que están pudiendo probarlo. Aunque la compañía no ha indicado en qué zonas de Estados Unidos están estos primeros vehículos, en la conferencia con analistas tras la presentación de resultados del tercer trimestre, Musk dejó caer que espera tener un millón de coches generando información sobre el sistema e insistió que su evolución será cautelosa "porque el mundo es un lugar complejo".

Entre los que han probado el sistema hay varios conductores que han publicado en las redes sociales vídeos en los que se puede ver cómo esta evolución reacciona a los semáforos, deteniendo el coche cuando un cruce está en rojo y reanudando la marcha cuando se pone verde; así como es capaz de evitar obstáculos en el camino.

Otros entusiastas de la marca muestran cómo el sistema sale sin problemas de un aparcamiento, o se detiene en el carril para hacer un giro a la izquierda.

El nombre del sistema de Tesla puede generar confusión, según los expertos

Elon Musk, CEO de Tesla.
Elon Musk, CEO de Tesla.
REUTERS/Mike Blake

No obstante, tanto la denominación de esta evolución, que alude a una supuesta "conducción autónoma completa", como Autopilot (piloto automático en inglés), pueden generar confusiones dando a entender a los clientes que se trata de un vehículo completamente autónomo, según varios especialistas.

"Está confundiendo activamente a la gente sobre las capacidades del sistema", afirma el ingeniero de la Universidad de California Steven Shladover, en declaraciones a Associated Press. "Es una funcionalidad muy limitada que requiere supervisión constante del conductor", añade.

La autoridad estadounidense de tráfico (National Highway Traffic Safety Administration) señaló que vigilará estrechamente a los Tesla que reciban esta actualización y "no dudará en tomar acciones para proteger a la población contra riesgos para la seguridad", según cita AP de un comunicado del organismo federal de Estados Unidos en el que considera la nueva actualización de Tesla como un sistema de asistencia al conductor.

"Ningún vehículo a la venta a día de hoy es capaz de conducirse de forma autónoma", añadió la agencia de tráfico de EEUU en este comunicado.

Leer más: Tesla está "muy cerca" de alcanzar la tecnología de conducción autónoma de nivel 5, según Elon Musk

Para el profesor de Derecho de la Universidad de Carolina del Sur Bryant Walter Smith, que Tesla utilice términos como "piloto automático" o "conducción autónoma completa" para dar nombre comercial a sus sistemas es peligroso. "Esto podría ser considerado como fraudulento", opinó en declaraciones a AP, en las que añadió que la agencia federal de tráfico estadounidense está otorgando demasiada responsabilidad a los conductores de Tesla que están probando este nuevo sistema.

Tesla no es la única compañía autorizada a probar vehículos autónomos con conductores. De hecho, California tiene hasta 60 compañías autorizadas para hacerlo. Para poner coches completamente autónomos en las calles, necesita otro permiso estatal, que solo tienen cinco empresas, entre ellas la filial de Google Waymo o Cruise, de General Motors.

Entre los planes de la empresa de Elon Musk también está poner en marcha taxis autónomos o robotaxis, cuya intención era que estuvieran operativos a finales de este año.

Otros artículos interesantes:

Tesla está "muy cerca" de alcanzar la tecnología de conducción autónoma de nivel 5, según Elon Musk

Jeff Bezos está apostando por una startup de conducción autónoma dirigida por antiguos jefes de Google, Tesla y Uber: este es su secreto

4 retos que todavía debe superar el coche autónomo para llegar a las calles

Te recomendamos

Y además