Pasar al contenido principal

He estado utilizando el iPhone X durante dos semanas y Face ID es un problema

iPhone X Detalle
Hollis Johnson

He estado probando el iPhone X durante dos semanas y lo habría devuelto si lo hubiera comprado con mi dinero. El iPhone X tiene un bonito diseño, una gran pantalla OLED, un alto nivel de rendimiento y el mejor ecosistema posible dentro del universo de los teléfonos móviles inteligentes.

Pero no puedo acostumbrarme a Face ID.

Face ID utiliza el sistema de cámara TrueDepth de Apple para escanear la cara y desbloquear el teléfono.

Desde un punto de vista tecnológico es mucho más avanzado, y supuestamente más seguro, que los sensores de huella dactilar utilizados desde el iPhone 5S al iPhone 8.

En la práctica, sin embargo, Face ID es más limitado que Touch ID según mi propia experiencia y eso me parece un paso atrás.

Jamás he tenido que desbloquear mi iPhone con mi código PIN tan a menudo como lo he tenido que hacer con el iPhone X, a pesar de la novedosa función Face ID introducida con Apple.

Como resultado, mi experiencia ha sido bastante frustrante y no puedo esperar ni un minuto para volver a cambiar mi tarjeta SIM a mi iPhone 6S Plus o a la unidad de pruebas del Pixel 2 XL que tenemos en la oficina, que por cierto he estado acaparando últimamente porque es un gran teléfono.

Echa un vistazo a por qué no me he podido acostumbrar a Face ID con el iPhone X.

Para empezar, debo señalar que no soy el único al que no le gusta Face ID.

Algunos usuarios han expresado su insatisfacción con Face ID a través de Twitter.

 

Dicho esto, a muchos usuarios del iPhone X les gusta Face ID. Así que todas mis quejas sobre el sistema son puramente subjetivas.

Este es mi principal problema con Face ID

Face ID Problem
Apple

Face ID requiere toda mi atención.

Esto me limita a realizar una acción específica, mirar directamente la pantalla de mi teléfono móvil, para desbloquearlo.

Tener que sostener el iPhone X frente a mi cara se ha convertido en una inesperada molestia, ya que no siempre tengo el móvil frente a la cara cuando quiero desbloquearlo. A veces lo tengo a un lado en mi escritorio, otras veces puedo estar en el sofá y solo quiero activarlo para ver si he recibido una notificación sin tener que levantarlo o inclinarme. De hecho, Face ID no funciona incluso aunque me incline ligeramente. Necesito realizar un esfuerzo consciente para poner mi cara justo enfrente del iPhone X, en un movimiento completamente antinatural. Es un detalle, pero es más esfuerzo del que nunca he necesitado hacer con Touch ID. 

Intenté desactivar la opción "requerir atención para Face ID" pero no  llegué a notar la diferencia.

No le gusta cuando tengo mis manos cerca de la cara

iPhone X Face ID
Antonio Villas-Boas / Business Insider

Este es impredecible. A veces Face ID funciona cuando tengo la cabeza apoyada sobre mi mano, pero en otras ocasiones no. A Face ID no le gusta especialmente cuando mi mano me cubre la boca, lo que intuyo que es un hábito que tengo bastante asimilado.

Puedes pensar "por supuesto que Face ID no va a funcionar si te estás tapando la cara", y estarías en lo cierto. Por un lado eso es bueno, ya que Face ID necesita analizar los detalles de mi cara para ser preciso. Por otro lado, Touch ID funcionaba en todo momento, independientemente de mis hábitos personales.

Para ser justos, al sistema Touch ID tampoco no le gusta que tus dedos estén mojados. Pero pese a ello en contadas ocasiones tuve que introducir mi PIN en comparación a lo que lo he tenido que hacer con Face ID.

Por lo genera es más lento que Touch ID, al menos de momento

La velocidad de Face ID a veces es equiparable a la de Touch ID, pero en la mayoría de ocasiones resulta más lento. Según mi experiencia personal esto se debe fundamentalmente a todos los pasos que debes seguir para usar correctamente Face ID.

Primero, tienes que levantarlo para activar la pantalla o tocar la parte inferior de la pantalla. Entonces tendrás que esperar a la animación de desbloqueo. A continuación tendrás que deslizar el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla.

Touch ID, en cambio, solo necesita que presiones el botón de inicio que tiene integrado el lector de huellas dactilares, y en cuestión de una fracción de segundo ya estás en la pantalla de inicio. En otros iPhone más antiguos, presionar el botón de inicio realiza la misma función que tres pasos de Face ID: despierta el dispositivo, tu huella digital y luego desbloquea la pantalla de inicio del terminal.

A veces no reconoce mi cara

Quizás me muevo demasiado cuando intento desbloquear el iPhone, o a lo mejor estoy cerrando tanto los ojos ante la luz del sol que Face ID no es capaz de reconocerme. Sea cual sea el motivo, no me ha parecido tan preciso como Touch ID, con el que no importa lo que estés haciendo en ese momento

¿La solución?

touch id apple
Getty / Lintao Zhang

Face ID necesita ser más rápido y preciso, que son dos cosas que espero que Apple mejore en futuras versiones del sistema.

Además de la velocidad y la precisión, Face ID necesita registrar rostros incluso cuando no están mirando directamente al iPhone X. Pero aquí hay un problema: mirar directamente al iPhone X para desbloquearlo es una característica de seguridad imprescindible. De lo contrario, cualquiera podría coger tu iPhone X e inclinarlo hacia donde te encuentras para desbloquearlo, incluso si no lo estás mirando directamente.

Así que, con todo esto en mente, la solución definitiva es ¡volver a Touch ID! No está claro si Apple volverá a equipar con sensor de huella a su próximo iPhone. Por un lado, cualquier tipo de lector de huella debería quedar oculto bajo de la pantalla para que el sucesor de iPhone X pueda mantener su diseño sin bordes. Este tipo de sensores "invisibles" deberían ser además prácticamente perfectos. 

La tecnología ya está aquí, como pude comprobar este año en el CES con un smartphone del fabricante chino Vivo. Pero todavía está en sus primeras etapas, y entiendo que Apple está esperando a que la tecnología mejore.

Te puede interesar