Qué son los ‘smart contracts’ y cómo funcionan

Una persona con un teléfono móvil delante de un ordenador portátil.

gettyimages

Bitcoin, ethereum, criptomonedas, blockchain, términos inexistentes hace no demasiado, que ahora copan titulares. Conceptos que cada vez más gente conoce, por interés o por obligación. A ellos se pueden unir muchos más, por ejemplo, cualquiera de los 50 conceptos sobre criptomonedas que deberías conocer. Entre ellos, están los contratos inteligentes, ¿sabes qué son los smart contracts?

Más allá de que las divisas digitales (los tokens en sí mismos) tengan, o no, futuro, algo que muchos ponen en duda ahora que el precio de las criptomonedas está cayendo en picado, los smart contracts o contratos digitales son, directamente, el futuro. 

¿Qué son los contratos inteligentes?

Para comenzar a profundizar en el concepto de smart contract, es muy interesante este artículo de IBM

En él, apuntan que los contratos inteligentes son programas almacenados en una cadena de bloques (blockchain) que se ejecutan cuando se cumplen condiciones predeterminadas. 

Por lo general, detallan, se utilizan con el objetivo de automatizar la ejecución de un acuerdo, para que todos los participantes puedan estar seguros de inmediato del resultado, sin la participación de ningún intermediario o pérdida de tiempo. 

También, agregan en IBM, pueden automatizar un flujo de trabajo, activando la siguiente acción cuando se cumplen las condiciones.

Es decir, como en todo lo que concierne al ecosistema criptográfico, una de las características más importantes de los contratos inteligentes es que no necesitan la participación de intermediarios. 

¿Cómo funcionan los ?smart contracts??

Hasta aquí, todo parece muy sencillo. Un contrato inteligente es tan listo que él mismo se ejecuta cuando ambas partes cumplen con su parte. Pero, ¿cómo se consigue esto?

Recurriendo de nuevo al texto de IBM, este tipo de contratos inherentes a la blockchain funcionan siguiendo un simple "si/cuando... entonces...", declaraciones que están escritas en código en una cadena de bloques. 

Una red de computadoras, explican, ejecuta las acciones cuando se han cumplido y verificado las condiciones predeterminadas. 

Estas acciones, ejemplifican, podrían incluir liberar fondos a las partes apropiadas, registrar un vehículo, enviar notificaciones o emitir un boleto. 

Después, subrayan, la cadena de bloques se actualiza cuando se completa la transacción: ?Eso significa que la transacción no se puede cambiar y solo las partes a las que se les ha otorgado permiso tienen capacidad para ver los resultados?.

Dentro de un contrato inteligente, continúan, puede haber tantas estipulaciones como sea necesario para satisfacer a los participantes con la seguridad de que la tarea se completará correctamente. 

Los abogados podrán cerrar acuerdos en 72 horas con una plataforma tecnológica de contratos inteligentes respaldada por CaixaBank

Para establecer los términos, puntualizan, los participantes deben determinar cómo se representan las transacciones y sus datos en la cadena de bloques, acordar el "si/cuándo... entonces...", también las reglas que rigen esas transacciones, explorar todas las posibles excepciones y definir un marco para solucionar disputas.

Un desarrollador, resaltan, puede programar los smart contracts, ?aunque cada vez más, las organizaciones que usan blockchain para empresas proporcionan plantillas, interfaces web y otras herramientas en línea para simplificar la estructuración de contratos inteligentes?.

Otros artículos interesantes:

Las 3 mejores formas pasivas de ganar cripto con un pequeño capital, según el CEO de una firma de inversión en blockchain

Gana criptomonedas con el sexo: esta app ofrece ‘tokens’ por orgasmo, resistencia sexual...

Cómo funcionan los préstamos con criptomonedas y cuáles son sus principales riesgos

Te recomendamos