Pasar al contenido principal

Las smart TV están enviando información privada de sus usuarios a Netflix, Facebook y Google, según revela una investigación

Comprar televisores
Getty Images
  • Un estudio publicado por el Financial Times revela que las smart TV están enviando datos de sus usuarios a empresas como Netflix, Google y Facebook.
  • Se comparte información sobre la ubicación, la dirección IP y el uso que se hace de ellos.
  • Los expertos advierten que existe un control mínimo sobre cómo los dispositivos inteligentes almacenan y comparten datos, lo que supone un creciente riesgo para la intimidad de los usuarios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los televisores inteligentes están filtrando información privada de sus usuarios a grandes empresas como Netflix, Google y Facebook, según ha revelado un estudio publicado por el Financial Times. 

Investigadores de la Northeastern University y el Imperial College London pusieron a prueba 81 dispositivos diferentes y han descubierto que algunos televisores inteligentes de Samsung y LG y muchos de dispositivos de proveedores de contenidos a través de internet (como Fire TV de Amazon) comparten información sobre la ubicación, la dirección IP y el uso que se hace de ellos con terceras compañías y plataformas publicitarias. Según dicho estudio, estos dispositivos estarían filtrando datos confidenciales incluso cuando no se está haciendo uso de ellos.

El estudio también revela que otros dispositivos inteligentes, como altavoces y cámaras, envían datos personales a decenas de terceros, incluyendo Spotify y Microsoft. 

Estos hallazgos que ha publicado Financial Times no hacen más que aumentar la preocupación que ya existe sobre la privacidad de los datos de los usuarios en Internet, más aún cuando los dispositivos inteligentes están cada vez más presentes en los hogares.

Leer más: La sencilla razón por la que tu nueva smart TV es tan barata: recoge y vende tus datos

Decenas de millones de estos dispositivos usan tecnología de reconocimiento de contenido que rastrea todo lo que ves para poder así personalizar la publicidad televisiva que recibes.

Según los investigadores, aunque la mayoría de los dispositivos utilizan codificaciones que protegen la información personal, el estudio reveló "casos notables de exposición de información".

En algunos casos, el envío de información a servidores de Amazon, Google o Microsoft se debe a que estas empresas proporcionan servicios en la nube, pero en más de la mitad de los casos los televisores realizan conexiones con terceras partes, y en muchos de esos casos la información no estaba lo suficientemente protegida.

"Amazon conectó con casi la mitad de los dispositivos que investigamos pudiendo así deducir mucha información sobre lo que estamos haciendo con los dispositivos de nuestro hogar, incluidos los que ellos no fabrican", dijo David Choffnes, informático de la Northeastern University y uno de los autores del artículo. "También pueden saber lo que están haciendo sus competidores", añadió.

Tras el análisis, el equipo de investigadores concluyó que los terceros reciben, como mínimo, información sobre el dispositivo que utilizan los usuarios, sus ubicaciones e incluso cuándo interactúan con él, "para que sepan cuándo estás en casa y cuándo no", dijo el profesor Choffnes.

Debido a que gran parte de los datos enviados por los fabricantes estaban encriptados, los investigadores no podían saber exactamente qué datos adicionales se transmitían a terceros. 

Netflix ha argumentado que la información que recibe de estas smart TVs que no están en activo se reduce a lo relativo a Netflix y que en ningún caso reciben información de otras aplicaciones. 

Por su parte, Facebook dijo que se trata de una práctica "común" que los dispositivos y aplicaciones les envíen datos para, por ejemplo, "crear una interfaz de inicio de sesión o un botón Me gusta".

"Al igual que con las apps móviles o en la web, los desarrolladores de apps para smart TV pueden utilizar los servicios publicitarios de Google, y dependiendo de las preferencias del usuario compartir datos con Google", comentó la compañía. "Dependiendo del fabricante del dispositivo o del propietario de la aplicación, los datos enviados a Google podrían incluir la ubicación del usuario, el tipo de dispositivo y lo que el usuario está viendo para que puedan recibir publicidad personalizada", añadió.

Los expertos advierten que existe un control mínimo sobre cómo los dispositivos inteligentes almacenan y comparten datos lo que supone un creciente riesgo para la intimidad de los usuarios.

 

Y además