¿Por qué se sobrecalienta la Xbox Series X|S? Consejos para mantenerla fresca en verano

Alguien con un mando de Xbox

Getty

Aunque tiene muy buena refrigeración, es posible que en verano tu Xbox Series X|S se sobrecaliente y aunque puede ser algo puntual por las olas de calor, le puede venir mal a largo plazo y perjudicar su vida útil. 

Mientras estás jugando, es normal que la consola suba su temperatura, pero dependiendo de dónde la tengas colocada, el tiempo de uso o la ventilación de tu casa puede hacer que la temperatura de tu Xbox alcance picos máximos y se apague sola para evitar cualquier problema. 

Seguro que tienes un montón de dudas en la cabeza. Aquí las más comunes y una pequeña guía práctica para tratar de mantener fresca tu Xbox Series X|S en verano.

¿Por qué se sobrecalienta tu Xbox Series X|S?

Con el paso del tiempo es normal que los componentes de la consola ya no rindan al máximo y el ventilador no funciona a máxima potencia para refrigerar correctamente la máquina. 

Esto, unido a los meses de más calor, así como un tiempo de uso prolongado durante muchas horas en el mismo día, puede hacer que tu Xbox Series X|S se caliente demasiado

¿Qué pasa si se calienta demasiado?

Si tu consola se calienta demasiado, lo máximo que puede pasar a corto plazo es que se apague sola para evitar que alcance una temperatura que pueda perjudicar los componentes internos. 

Es cierto que si esto ocurre con mucha frecuencia, sí que puede ser perjudicial, así que es bueno tener buenos hábitos de uso, así como pequeños puntos que habitualmente no se tienen en cuenta, como el lugar donde pones la consola, por ejemplo. 

¿Cómo hacer para que tu Xbox no se caliente?

Aunque no es algo infalible, ya que depende de muchos factores externos que no puedes controlar, hay varios consejos que puedes poner en práctica para que tu Xbox Series X|S no se caliente demasiado

El primero de ellos es la colocación: evita, por ejemplo, meter la consola en un sitio estrecho o pequeño para que así pueda tener espacio para respirar y dejar y trabajar al ventilador. También debes esquivar los sitios altos: es donde se condensa más el calor y más todavía en los meses de verano, así que procura colocarla lo más cercano al suelo posible. 

Pásate el juego del ahorro en modo fácil: 9 trucos para gastar muchísimo menos dinero en videojuegos

Otro punto a tener en cuenta es que, aunque quede genial tener tu zona de entretenimiento montada en un mismo espacio, si tienes varios dispositivos funcionando a la vez, ambas generan calor en un área muy pequeña y eso puede influir en que tu consola se caliente. Deja una distancia prudencial entre ambas, vamos. 

Aunque suene lógico, evita colocar la consola cerca de una lámpara y busca "puntos frescos" lejos de las corrientes de aire para así mantener tu Xbox Series X|S fresca en verano.

También debes tener en cuenta que, aunque igual suena raro, poner tu Xbox Series X|S cerca de una ventana abierta es contraproducente. Al final el aire que entra en verano es muy caliente y lleno de polvo, por lo que puede ser perjudicial. Trata de buscar una zona alejada de estos puntos y coloca aquí tu máquina. 

¿Cómo colocar tu Xbox Series X|S para una mejor refrigeración?

Aunque no lo parezca, la forma en la que colocas tu consola también puede ser importante para una mejor refrigeración. 

Microsoft recomienda colocar la Xbox Series X en posición vertical para que así el aire pueda correr de una manera más adecuada, pero lo cierto es que también hacerlo en horizontal. 

Ocurre más o menos lo mismo con la Series S, aunque con la consola económica de Xbox hay otros matices a considerar

¿Cuánto tiempo debo dejar pasar para que se enfríe la consola?

Ahora bien, ¿tu Xbox Series X|S se ha calentado más de la cuenta y no tienes claro cuánto tiempo debes dejar que se enfríe antes de poder usarla de nuevo con normalidad?

Lo que debes hacer es desconectar la consola de la corriente y dejar pasar más o menos 1 hora antes de poder volver a usarla sin problemas. 

Hábitos que debes seguir para evitar que tu Xbox Series X|S se sobrecaliente

Una vez con todo claro, lo mejor para evitar que tu Xbox Series X|S se sobrecaliente y así alargar su vida útil, es seguir unos pequeños hábitos. 

Lo primero es limpiar regularmente la consola para evitar acumulaciones de polvo. Es algo que puedes hacer semanalmente o cuando veas que se acumule mucho polvo en la zona superior. 

Lo segundo y aunque suene lógico, es evitar jugar en horas de mucho calor. Si es el único momento del día en el que puedes echarte unas partidas, puedes apostar, por ejemplo, por una base de refrigeración para ayudar al sistema de ventilación a que la consola se mantenga fresca durante más tiempo. 

Otros artículos interesantes:

Microsoft está creando un programa de publicidad que permitirá a las marcas anunciarse en los videojuegos de Xbox

¿Qué es más seguro para tu PS5 o Xbox Series X? ¿Ponerla en posición horizontal o vertical?

Pásate el juego del ahorro en modo fácil: 9 trucos para gastar muchísimo menos dinero en videojuegos

Te recomendamos