Pasar al contenido principal

SoftBank retira su oferta de 2.750 millones de euros para recomprar acciones de WeWork

Oficinas de WeWork en San Francisco (EEUU)
Reuters
  • SoftBank retira su oferta de 3.000 millones de dólares para comprar acciones de WeWork a sus principales accionistas, entre ellos el anterior CEO de WeWork, Adam Neumann, y el fondo Benchmark Capital.
  • El banco japonés ha justificado su decisión en un comunicado en el que alega que WeWork ha incumplido las condiciones del acuerdo de rescate que firmaron en 2019 para evitar la bancarrota de la compañía estadounidense.
  • Neumann y Benchmark Capital podrían demandar a SoftBank tras su retirada del acuerdo, que estipulaba que el banco japonés tenía de plazo hasta este miércoles para renovarlo o cancelarlo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Menos de 6 meses después de anunciar el rescate de WeWork, el banco japonés SoftBank ha anunciado que retira su oferta de 3.000 millones de dólares (en torno a 2.750 millones de euros) para comprar acciones de WeWork a sus principales accionistas, entre ellos el anterior CEO de WeWork, Adam Neumann, y el fondo Benchmark Capital.

La compañía nipona tenía de plazo hasta el pasado 1 de abril para renovar este acuerdo o cancelarlo y finalmente ha optado por la segunda opción tras varios meses de pérdidas y desencuentros entre ambas compañías. El plan de rescate de WeWork incluía esta oferta de recompra para que SoftBank obtuviese el 80% de la empresa de alquiler de espacios de coworking.

Leer más: Todos los detalles de la toma de WeWork por SoftBank: Neumann fuera, SoftBank tendrá el 80% e invertirá miles de millones

Así, SoftBank ha justificado su decisión en un comunicado en el que alega que WeWork ha incumplido las condiciones del acuerdo de rescate que firmaron en 2019 para evitar la bancarrota de la compañía estadounidense. También ha incluido entre sus motivos los efectos de las medidas de seguridad puestas en marcha para frenar la expansión del coronavirus.

Por otra parte, SoftBank alega que no se han dado pasos para conseguir permisos de las autoridades antimonopolio ni para poner en marcha negocios conjuntos en China. Además, su responsable legal, Rob Townsend, ha señalado también a los procesos legales abiertos contra WeWork por sus comunicaciones con sus inversores y su gestión contable, según recoge Financial Times.

Sin embargo, la entidad japonesa aclara que la retirada de esta oferta no supone abandonar a WeWork, en la que asegura haber invertido hasta el momento unos 14.300 millones de dólares (unos 13.100 millones de euros). No obstante, los accionistas perjudicados por esta retirada, especialmente Bruce Dunlevie, socio de Benchmark, ya atacaron a SoftBank en marzo cuando desveló que estaban considerando no realizar la recompra de acciones.

Leer más: SoftBank anuncia pérdidas masivas por valor de 5.800 millones de euros después del catastrófico y fallido intento de salida a bolsa de WeWork

Ahora, Neumann y Benchmark Capital podrían emprender acciones legales contra el banco japonés. En el caso del antiguo CEO de la compañía, que fue forzado a dimitir en septiembre debido al fracaso de la salida a bolsa de WeWork, entre otros motivos, tenía previsto vender 970 millones de dólares (sobre 890 millones de euros) en acciones, mientras que el fondo planeaba vender 350 millones de dólares (unos 320 millones de euros), según The New York Times.

Neumann y la antigua directiva de WeWork afrontan problemas legales por su gestión de la compañía, incluyendo una investigación de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) del Departamento de Justicia de EEUU para esclarecer si se incumplieron reglas financieras antes de lanzar su oferta de salida a bolsa, que finalmente se canceló.

Además de la SEC, la Fiscalía General de Nueva York también estaba investigando a WeWork en otoñopara averiguar cómo Neumann se había logrado enriquecer entrelazando sus inversiones personales y corporativas. El antiguo CEO recaudó 700 millones de dólares vendiendo y pidiendo préstamos contra las acciones de la compañía e incluso cargó a la empresa hasta 6 millones de dólares por el término "We".

Y además