Pasar al contenido principal

Un inversor de Lime pronostica que solo 2 o 3 empresas de patinetes sobrevivirán al coronavirus, lo que anticipa una fuerte crisis en Europa

Paul Asel NGP Capital
Paul Asel, socio director de NGP Capital. NGP Capital
  • Las empresas de patinetes eléctricos compartidos están entre la espada y la pared: por un lado, el COVID-19 ha provocado el parón de sus negocios, y por otro, la falta de capital les obliga a centrarse en ahorrar efectivo — y no se sabe por cuánto tiempo.
  • En Estados Unidos, el mercado ha madurado, permitiendo que dos o tres operadores prosperen por ciudad, pero en Europa hay más de una docena de operadores, una cifra que los inversores creen que es imposible sostener. 
  • La reapertura de las ciudades tras la pandemia es una prueba de fuego a la capacidad de estas startups para escalar y sobrevivir.
  • "El movimiento hacia la eficiencia se está produciendo independientemente de COVID-19", augura Paul Asel, socio director de NGP Capital e inversor en Lime, en una entrevista con Business Insider.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Las empresas de patinetes eléctricos compartidos han crecido rápidamente en Europa en los últimos años en medio de un boom por estas opciones alternativas de movilidad urbana.

Este progresivo cambio hacia otro modelo de movilidad continuará cuando las ciudades vuelvan a la normalidad tras el confinamiento por el coronavirus, y el público trate de evitar la aglomeración de autobuses, tranvías y metros.

La llegada de los patinetes eléctricos a Europa ha sido accidentada: los diferentes operadores prácticamente tiraron miles de scooters en a calles de las grandes ciudades, muchas veces sin contar siquiera con la aprobación de las autoridades locales.

París se convirtió en el epicentro de unos 12 operadores que competían por las atestadas aceras, y la ciudad decidió finalmente permitir solo tres operadores en un proceso de licitación. 

El ejemplo de la capital francesa podría convertirse pronto en la norma, o así lo cree Paul Asel, socio director de NGP Capital e inversor en Lime. El experto predice que los inversores ya no competirán por invertir millones de dólares en la industria.

En su lugar, se enfocarán en la sostenibilidad, lo que llevará a un ecosistema más competitivo y, como consecuencia, a más empresas que acaben retirándose. 

"El movimiento hacia la eficiencia se está produciendo independientemente de COVID-19", apunta Asel en una entrevista con Business Insider. "El acuerdo Uber/Lime ha demostrado que este mercado es un duopolio natural, tener tantos operadores por ciudad es una pérdida de dinero que provoca confusión al consumidor".

Leer más: Las empresas de patinetes reducen al mínimo sus costes en España para intentar sortear la crisis y con la esperanza de desplazar al transporte público tras el confinamiento

La reciente ronda de financiación de Uber de 170 millones de dólares en Lime ha sido una compra "en diferido", que ha llevado a que la valoración de la compañía caiga un 80%, y con previsiones de que Uber, respaldada por SoftBank, compre la empresa de patinetes en dos años. 

Patinetes Lime
Justin Sullivan/Getty Images

La vuelta postCOVID

Los operadores de patinetes han visto cómo su facturación se paraba bruscamente por el coronavirus y las restricciones a salir de casa en todo el mundo. Además, casi todos han tenido que retirar sus vehículos de las calles. 

En ese sentido, la forma en que las ciudades responden a la reapertura es clave para el futuro de la industria, dice Asel, y argumenta que la vuelta de los patinetes estará enormemente influenciada por si los ciudadanos rechazan el transporte público por temor a contraer un coronavirus. 

Leer más: Los detractores de los patinetes en las ciudades quizás se estén fijando en el enemigo equivocado, según una experta en movilidad

Milán, por ejemplo, está ensanchando los carriles bici, y lo mismo está ocurriendo en Francia. Reino Unido está debatiendo la legalidad de los scooters electrónicos, en un intento de ofrecer más opciones a los ciudadanos a medida que el país sale del bloqueo. 

"La anterior prisa y el enfoque en el crecimiento han llevado a una relación de adversidad entre las ciudades y la micromovilidad", apunta Asel. "Ahora los actores de esos mercados han colaborado más porque la micromovilidad debería aumentar como una alternativa de transporte público con el tiempo".

Los operadores estarán atentos a los resultados de los procesos de licitación en París y Lyon, que se anunciarán en las próximas semanas. El mercado podría experimentar nuevas fusiones a partir de esos resultados, dependiendo de los operadores que tengan éxito, según Noa Khamallah, exdirectivo de Lime y Voi. 

A principios de este año, antes de la pandemia del COVID, Bird compró al operador europeo de scooters —y su antiguo competidor— Circ. 

Los patinetes ya pueden ir diciendo adiós a la lluvia de dinero

Otro factor clave en el auge de los patinetes en todo el mundo ha sido la rápida expansión tipo Uber que tuvo lugar gracias a las grandes sumas de capital de riesgo invertidas en las nuevas empresas de San Francisco y otros lugares. 

En solo tres años desde su fundación, las empresas estadounidenses Bird y Lime han recaudado 623 millones y 925 millones de dólares, respectivamente, mientras que sus competidores europeos más pequeños y nuevos, Tier y Voi, han recaudado 131 millones y 168 millones de dólares cada uno, según Crunchbase. 

"Los inversores no continuarán invirtiendo dinero en estos sectores", añade Asel. 

"Más empresas mueren de indigestión que de hambre, ese mensaje no ha sido bien recibido ni atendido en los últimos 10 años. SoftBank ha hecho más daño a este mercado que bien y muchas compañías han sido destruidas".

SoftBank no ha invertido directamente en la puesta en marcha de una empresa de patinetes, sino que ha invertido dinero en empresas de movilidad como Uber y Ola. Eso pareció marcar una tendencia a la sobrefinanciación general.

Leer más: Cientos de robos, un mercado de piezas en Wallapop y desbandada de compañías: todo lo que les ha fallado a las empresas de patinetes en su primer año en España

Cómo se enfoque ahora la economía y la sostenibilidad es ahora la clave para la viabilidad de las nuevas empresas de patinetes, pero eso por sí solo no será suficiente. 

Tier, por ejemplo, ha sido pionera en el uso de baterías reemplazables en sus patinetes y tiene un pequeño negocio secundario de venta de patinetes restaurados para uso privado. Del mismo modo, las empresas han gastado grandes sumas en investigación y desarrollo para ayudar a maximizar la vida útil de cada scooter con muchos modelos nuevos que ahora duran alrededor de 18 meses. 

En todo el mundo, la industria de los patinetes y bicicletas ha perdido más de 1.000 puestos de trabajo a tiempo completo en los últimos meses, según la web de empleos Layoffs.fyi.

"Los VC tienen dinero en efectivo pero frenarán la dinámica porque se dan cuenta de que los scooters todavía no son rentables y hay mucha incertidumbre en la industria", apunta Khamallah.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además