Solo 2 de cada 10 ejecutivos creen que el cambio climático y la sostenibilidad tendrán un impacto directo en sus compañías

Coches sumergidos por inundación, cambio climático

REUTERS/Jorge Cabrera

  • Solo un 20% de los altos ejecutivos piensa que el cambio climático y la sostenibilidad van a tener un impacto en sus compañías, según un informe de la consultora Mazars.
  • En cambio, serán los retos tecnológicos y económicos los que más afecten a las compañías.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El cambio climático es una realidad y los peligros que supone tanto para humanos como para otras especies no dejan de aumentar. A finales de 2019, un artículo respaldado por más de 11.000 científicos de 153 países declaró la emergencia climática y puso de manifiesto la necesidad de entrar en acción para hacer frente a una "amenaza catastrófica".

Sin ir más lejos, en 2020 se registraron las mayores temperaturas de la historia, y el año cerró con una media de 1,25 grados superior a la de la era preindustrial, lo que ya ha provocado importantes cambios en la fauna y flora de miles de ecosistemas de todo el mundo a lo largo de las últimas décadas. 

Los datos y las continuas advertencias de los científicos sobre las consecuencias del calentamiento, sin embargo, no parecen calar entre los líderes empresariales. Solo un 20% de los altos ejecutivos encuestados por Mazars cree que el cambio climático y la sostenibilidad tendrán un impacto en su negocio.

La cifra es ligeramente superior en las compañías de Europa Occidental, donde aumenta hasta el 25%, mientras que es inferior al 20% en América Latina, África o Estados Unidos. 

La parte más rica del mundo debe reducir su huella de carbono 30 veces para mitigar el cambio climático, alerta la ONU

En cuanto a la preparación para afrontar el cambio climático, un 30% admite no tener confianza en su capacidad para responder a esta tendencia, frente al 10% en el caso de los riesgos tecnológicos.

La consultora Mazars ha llegado a esta conclusión después de entrevistar a 500 altos ejecutivos de todo el mundo sobre cuál será la evolución de sus empresas entre los próximos 3 y 5 años.

"Las principales tendencias recogidas en el informe tienden a centrarse en aspectos ‘clásicos’ como la evolución macroeconómica, la tecnología o la innovación. Pero existe el riesgo de infravalorar algunos de los temas que, por el momento, son percibidos como menos prioritarios como los medioambientales, sociales y de gobierno corporativo", explica Óscar Herranz, socio del área de sostenibilidad de Mazars en España.  "Es fundamental no perder de vista el potencial impacto de estas cuestiones en las estrategias de inversión y en la capacidad de aprovechar posibles oportunidades de negocio".

Según los encuestados, serán los aspectos derivados de la evolución económica y del impacto de la tecnología los que les afectarán más entre los próximos 3 y 5 años. El informe de Mazars revela que, además, el 90% de las empresas se siente preparada para afrontar los retos tecnológicos y son optimistas sobre la evolución de sus negocios este año: el 71% prevé un crecimiento de ingresos.

Esas transformaciones se darán en el ámbito tecnológico para la mitad de los participantes en el estudio, en tanto que el 47% señala la mejora del rendimiento de sus empresas y el 46%, en el desarrollo de nuevos servicios, mercados y modelos de negocio.

La lucha contra el cambio climático corre peligro de ahogarse ante el aumento de la deuda pública por el impacto del coronavirus en países expuestos a desastres medioambientales

La transformación de la cultura corporativa es uno de los menos probables: solo lo destaca el 40% de los directivos encuestados. "Nuestra investigación muestra una resiliencia sorprendente a pesar de la crisis por el COVID-19. Los negocios son optimistas en general sobre el futuro, con una mayoría fuerte que espera que sus ingresos crezcan en 2021", explica la socia Véronique Ryckaert.

No obstante, el mismo porcentaje de directivos en empresas de menor tamaño (entre uno y 100 millones de facturación) cree que descenderán. 

El optimismo contrasta así con el indiscutible impacto de la pandemia, que es notable sobre todo en las empresas del sector automoción e industrial: sus ejecutivos fueron los más pesimistas y hasta el 50% afirmaba que sus ingresos serían menores.

Otros artículos interesantes:

Las espinacas inalámbricas que pueden mandar correos electrónicos, detectar materiales explosivos y advertir sobre el cambio climático

Elon Musk está a la cabeza de los multimillonarios cuya fortuna proviene, principalmente, de las energías limpias

Ha vuelto a pasar: Bill Gates quiere tapar el Sol y los Simpson ya lo predijeron