Pasar al contenido principal

La solución de Toyota para no tener que recargar tu coche eléctrico

Toyota Prius PHV
Toyota Prius PHV. TOYOTA
  • Toyota está trabajando en un coche eléctrico que no necesite recarga conectándose a la electricidad.
  • De hecho, está a punto de lanzar un vehículo con paneles solares no solo ubicados en el techo, sino también en el capó o la puerta del maletero.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si hace poco, Toyota sacaba al mercado su coche holandés Lightyear One, con paneles solares instalados en el techo, que garantizan una autonomía de 400 km a 800km —dependiendo del país y la estación del año— ahora la marca japonesa está trabajando en un modelo eléctrico que no necesite recarga conectándose a la electricidad.

Leer más: Toyota y Panasonic acaban de aliarse para impulsar una ofensiva japonesa en el millonario sector de las casas inteligentes.

Según publica el diario La Vanguardia, la empresa automovilística está a punto de lanzar un coche con paneles solares no solo ubicados en el techo, sino también en el capó o la puerta del maletero, lo que permitirá al usuario tener una mayor autonomía al volante y olvidarse de recargar su vehículo.

Más energía y distancia

Tal y como informa el diario, los paneles solares solo tienen 0,03 milímetros de espesor y son capaces de generar 860 watios de energía, casi cinco veces más que el modelo anterior con placas solares únicamente en el techo. Esto, continúa el periódico, se debe a que las placas contarán con una mayor superficie de absorción y a que serán capaces de generar energía tanto si el coche está en marcha como si está detenido.

Leer más: El secreto de la calidad de los coches Toyota.

Según Toyota, y tal y como recoge La Vanguardia, el nuevo modelo con más placas solares permitirán al vehículo circular casi 45 kilómetros gracias a la carga en estático, una distancia que puede alcanzar los 56 kilómetros añadiendo la carga en movimiento. Esto permitiría cubrir las necesidades de desplazamiento diarias sin tener que conectar el vehículo a la corriente eléctrica.

Ahorro y comodidad

Además del ahorro de energía que aportan las placas solares, éstas también contribuyen a eliminar uno de los principales inconvenientes de los coches eléctricos: encontrar puntos de recarga en las ciudades.

Toyota ha dejado entrever que su apuesta comercial va más allá de fabricar coches, y se plantea adentrarse en el mercado de placas solares aplicadas al transporte comercial.

Y además