Pasar al contenido principal

¿Son obligatorios los neumáticos de invierno en España?

Coche en la nieve
Pixabay

Ahora que estamos inmersos en plena ola de frío extremar la precaución en la carretera es más importante que nunca.

Como sabrás, los neumáticos de invierno están específicamente diseñados para ofrecer un mejor rendimiento en situaciones de baja temperatura (por debajo de siete grados) en las que la humedad hace un importante acto de presencia bien sea a través de la lluvia, la nieve o el hielo.

Como es lógico, si vives en una zona castigada con mayor dureza por la climatología durante estos meses lo mejor es montarlos sin dudarlo, pero... ¿estás obligado u obligada a ello? Veamos qué dice la normativa europea. 

La obligatoriedad de montar neumáticos de invierno es realmente dispar entre nuestros vecinos del Viejo Continente. Mientras que en países como Rusia, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania e incluso Turquía la legislación obliga a equipar a su parque móvil de este tipo de compuestos, en gran parte del territorio europeo esta decisión queda en manos de los propios usuarios de la vía... resultando muy llamativo en el caso de Suecia, Noruega o Alemania. En otros casos no son obligatorios, como en el Reino Unido, Portugal o Grecia. 

¿Son obligatorios los neumáticos de invierno en España? 

En España no es obligatorio el montaje de neumáticos de invierno, pero es importante saber que el agarre de los neumáticos de verano empeora cuando la temperatura baja a menos de 7ºC. Como puedes observar en el mapa que hay bajo estas líneas podrás ver que en la mayor parte del territorio nacional está recomendado montar neumáticos de invierno entre octubre y abril. 

Neumáticos de invierno continental
Continental

¿Cuándo es recomendable usar neumáticos de invierno? 

Aunque ya los hemos descrito anteriormente, nunca está de más volver a hacerlo: los neumáticos de invierno están especialmente diseñados para ofrecer un rendimiento superior a una goma de verano en lugares donde la temperatura máxima no supera los siete grados.

Aunque creas que sólo son recomendables cuando la nieve hace acto de presencia en la carretera (te ahorrarán llevar contigo cadenas), su uso también está indicado para cuando la calzada está seca: al tratarse de un compuesto más blando es capaz de ofrecer una mayor adherencia a pesar del frío. 

Te puede interesar