Por qué son tan contagiosos los bostezos, según la ciencia

Bostezo.
CentralITAlliance

Getty Images

  • Un estudio realizado por la Universidad Duke en Estados Unidos desmiente que los bostezos se contagien por empatía, como dice la creencia popular.
  • Por el contrario, la investigación considera que se trata de una cuestión de edad y de determinadas características del individuo, ya que las personas mayores bostezan menos que los jóvenes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si eres una persona que está constantemente cansada o aburrida probablemente bostezar sea parte de tu día a día.

Incluso puede que una vez que empieces ya no puedas parar y más de una persona a tu alrededor se queje de que le has pegado el bostezo. 

Las personas bostezan unas 8 veces al día de media y 240.000 a lo largo de sus vidas, pero la pregunta es: ¿se pegan los bostezos por pura imitación?

Esta ilusión óptica es capaz de revelar si tienes ceguera de curvatura

La ciencia dice que sí, que los bostezos son contagiosos y que solo se producen en humanos y algunas especies de chimpancés, probablemente fruto de la evolución.

La cuestión se encuentra en la forma de contagio, por qué ocurren y si todas las personas son igual de susceptibles.

Existe una creencia popular de que están relacionados con las muestras de empatía, aunque no hay estudios que hayan conseguido respaldar esta teoría con pruebas, según publica El Confidencial.

Las consecuencias de que tu perro coma la misma comida que tú, según la ciencia

Sin embargo, una gran investigación de la Universidad Duke (Estados Unidos) explica que el bostezo no tiene nada que ver con la empatía y que estos podrían disminuir su frecuencia a medida que te haces mayor, informa el medio Psychology Today.

Además, encontraron indicios de que la naturaleza contagiosa de los bostezos podría dar pistas importantes sobre enfermedades como el autismo

Muchos científicos han decidido tirar de este hilo con resultados sorprendentes, no solo en el espectro del autismo, sino también en el de la edad.

Resuelto el misterio de por qué los wombats hacen heces en forma de cubo

Concretamente, un estudio realizado por la Universidad de Connecticut en Estados Unidos descubrió que no puedes contagiar bostezos a los niños hasta que estos cumplen 4 años, aunque estos sí que pueden hacerlo de forma espontánea desde que están en el útero.

Asimismo, la investigación confirmó que los niños que sufren de autismo tienen menos probabilidades de contagiarse con los bostezos de otros que los niños que no sufren esta afección.

Por tanto, la edad y trastornos como el trastorno del espectro autista (TEA) son los factores que más influyen a la hora de contagiar bostezos.

Sin embargo, estas los propios expertos de la Universidad Duke alertan de que estos datos no pueden tomarse a la ligera, ya que todavía falta mucha investigación al respecto.

Otros artículos interesantes:

Las consecuencias de que tu perro coma la misma comida que tú, según la ciencia

Resuelto el misterio de por qué los wombats hacen heces en forma de cubo

Esta ilusión óptica es capaz de revelar si tienes ceguera de curvatura