Pasar al contenido principal

La sonda Parker de la NASA ha conseguido detectar una explosión "sigilosa" en el Sol

Llamarada solar
  • Las eyecciones de masa coronal son sucesos comunes entre las estrellas.

  • Después de que en 2017, el Sol registrara la llamarada más fuerte de la década, la sonda solar Parker observó una nube de plasma sigilosa.

  • Este hecho podría suponer un riesgo e interferir en las comunicaciones de la Tierra.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las eyecciones de masa coronal, o nubes de plasma expulsadas por el Sol, son sucesos realmente comunes entre las estrellas. En estos eventos se pueden llegar a despedir grandes cantidades de partículas hacia el Sistema Solar.

Fue en 2017 cuando se registró la llamarada más fuerte de la década producida por el Sol, un acontecimiento que trajo consigo un empeoramiento de los sistemas de comunicación, así como lo que parecía un período posterior de tranquilidad para la estrella.

Sin embargo, los científicos determinaron más tarde que el astro estaba sufriendo lo que se conoce como una eyección de masa coronal "sigilosa".

Leer más: Una sonda de la NASA que estudia el Sol ha encontrado picos de viento solar nunca antes vistos y un campo magnético que gira hacia atrás

La sonda solar Parker de la NASA, que estaba completando su primer acercamiento al Sol, consiguió colocar sus instrumentos de tal manera que pudo observar lo que ocurría en la superficie de la estrella.

"Si alguna vez has visto una imagen de una eyección de masa coronal, se suele ver mucha actividad en ella", ha dicho Kelly Korreck, física solar del Observatorio Astrofísico Smithsoniano, durante un evento de la American Astronomical Society, como ha recogido Space en un artículo. "Verías una gran explosión. Pero no había mucho allí".

Algunos de los datos, concretamente los térmicos, que la sonda recogió no dejaban constancia de lo que realmente había ocurrido. Pero los estudios de partículas energéticas desvelaron lo que parecía la huella de un choque —suceso que ocurre junto a una eyección coronal.

Leer más: Esta es la espectacular fotografía de la Estación Espacial Internacional pasando por delante del sol

La sonda Parker es la que vuela más cerca del Sol por lo que es capaz de estudiar las eyecciones de masa coronal antes que otras naves espaciales y de forma más precisa.

"Las eyecciones de masa coronal sigilosas son algo que tradicionalmente no somos capaces de ver", ha dicho Korreck reconociendo el trabajo que está realizando la sonda de la NASA.

Dado la similitud del Sol con otras estrellas más lejanas, el estudio de estas llamaradas puede ser clave para comprender lo que está sucediendo en otros sistemas del Universo.

Y además