Si quieres experiencia premium en imagen y juego, la Sony Bravia XR Master Series A90K te va a enamorar

Sony Bravia XR Master Series A90K

A mediados de marzo, Sony presentó su nuevo porfolio de Smart TV de gama alta, las Bravia Master Series compuesta por un buen puñado de televisores de todo tipo. 

¿Su objetivo principal? Representar colores más vivos y texturas realistas a cualquier nivel de brillo.

Esta filosofía de la compañía japonesa queda enmarcada en 3 modelos bien diferentes, siendo la punta de lanza la A95 que presume de panel QL-OLED, la A90K que sigue esa línea, pero apuesta por el XR OLED Contraste Pro y un peldaño por debajo la X95K con retroiluminación Mini LED.

Durante las últimas semanas he tenido la oportunidad de probar la Bravia Master Series A90K, que está en el segundo escalón y que, según Sony, se centra en potenciar el color y el contraste en las áreas luminosas y así ganar más presencia de negros profundos y una mejor calidad de brillo. 

El rey de la cancelación de ruido regresa: los Sony WH-1000XM5 brillan en todo lo que se proponen y tengo claro que van a ser los auriculares del año

Como es lógico, la Smart TV tampoco quiere dejar atrás elementos tan importantes como el sonido, el gaming y un montón de detalles que la enmarcan como un producto totalmente premium

¿Su precio de salida? 1.899 euros. ¿Merece la pena el desembolso? Sigue leyendo para conocer mi opinión en profundidad de la Bravia Master Series A90K para salir de dudas. 

Un diseño muy inspirado sin prácticamente marcos que da la sensación de panel infinito, a pesar de que el tamaño máximo es de 48 pulgadas. 

Sony Bravia XR Master Series A90K

El diseño de la Sony Bravia Master A90K es una absoluta gozada.

Tiene un marcado estilo premium en donde, sin duda, destaca ese diseño ultrafino casi sin marcos que da la sensación de estar ante una pantalla mucho más grande de lo que parece

Aquí un pequeño paréntesis de algo que no me ha terminado de convencer, pero que tampoco tiene que ver con el dispositivo en sí mismo, sino con la escasa oferta que hay disponible. De este modelo únicamente se ofertan el de 42 o 48 pulgadas —mi unidad de prueba— por lo que para salones o espacios grandes se queda pequeño y no existe más opción. 

La base sobre la que se sostiene la televisión también me ha parecido preciosa, gracias a ese aspecto rectangular ovalado —a pesar de que es un poco complicado montarla incluso entre 2 personas— y le da un toque muy original y único.

Y en cuanto a la parte de atrás, un detalle genial: cuenta con un par de tapas de quita y pon para que, cuando tengas puestos los cables, puedas cerrarlos para que no se vea absolutamente nada

Un solo apunte que ya es cuestión personal por mera comodidad: todas las conexiones descansan en la parte inferior, por lo que para ir poniendo los cables tienes que maniobrar más de la cuenta. Hubiese preferido su ubicación en el lateral, por ejemplo, ya que es de más fácil acceso. 

Calidad de imagen sobresaliente, cargada de matices en donde el color y el contraste lucen de escándalo, pero tiene un brillo máximo algo justo y le falta filtro antireflejos.

Sony Bravia XR Master Series A90K

Se nota que Sony ha puesto mucho mimo en la calidad de imagen, al fin y al cabo es donde han puesto mayor hincapié y es algo que se nota nada más enciendes la televisión. 

Un color excelente, un contraste increíble y una resolución de imagen sobresaliente. En resumidas cuentas: una calidad de imagen alucinante

Para lograrlo hacen uso de un procesador llamado Cognitive Processor XR que es capaz de mejorar todo lo que se ve en pantalla, dándole a la imagen un tono mucho más realista y coherente que luce de escándalo. 

Sony Bravia XR Master Series A90K

A esto también ayuda, sin duda alguna, un panel OLED con resolución 4K, así como una tasa de frecuencia de actualización de 100Hz que logran dar mucha fluidez a todo lo que se ve en pantalla. 

En resumidas cuentas: mucho nivel de detalle y muy poca borrosidad en secuencias movidas, gracias a esa tasa de refresco.

Otro de los grandes puntos es la presencia de negros puros. El nivel es tan bueno que incluso parece del nivel del marco de la pantalla, pero aquí tengo una pequeña pega: el brillo máximo es demasiado bajo y en secuencias oscuras es más difícil percibir las cosas con todo lujo de detalle. 

Además, tampoco tiene filtro antireflejos, así que si lo unes al punto anterior y ves la televisión durante la tarde, prepárate para que se convierta en un espejo

Sonido potente y definido, aunque si quieres exprimirla al máximo, lo mejor es apostar por una barra de sonido. 

Sony Bravia XR Master Series A90K

En cuanto a la calidad sonora, la A90K se defiende con creces con un sonido potente y bastante definido gracias a su potencia de 10W+10W+5W repartidos a lo largo de la televisión para ofrecer una experiencia envolvente. 

Da igual a cuánto tengas el volumen que la televisión ofrece una nitidez en las voces y un registro en la música excelente gracias, sobre todo, a la incorporación de Dolby Atmos y la tecnología de conversión a Surround 3D propia de Sony que da la sensación de que el sonido viene por todas partes e incluso consigue acercarse a la experiencia en una sala de cine. 

Además, cuenta con un buen puñado de modos —Estándar, Diálogo, Cine, Música, Deportes, Audio Dolby— para ajustarlo a tu gusto y que dé la talla dependiendo de lo que estás viendo. 

Tiene un pequeño problema, eso sí: el balance del audio en secuencias de acción o los momentos en donde la música entra en escena. Es realmente molesto tener que estar con el mando en la mano para ir subiendo o bajando el volumen cada 2 por 3, pero también es cierto que en esta Smart TV me ha pasado menos que de costumbre. 

Eso sí, si quieres arreglarlo, lo mejor es que apuestes por una barra de sonido compatible para así evitar el problema e incluso mejorar mucho más el audio. 

Junto a PS5 forma un tándem imbatible para el gaming y no se queda corta en prestaciones: VRR, baja latencia, HDR, 120fps...

Sony Bravia XR Master Series A90K

Si además de disfrutar de tus series y películas favoritas a un alto nivel de detalle, también quieres una buena televisión para jugar, aquí te vas a encontrar con una pantalla sensacional que cuenta con un sinfín de añadidos que me han enamorado por completo

Con cualquier consola tiene un comportamiento sensacional —tengo Xbox Series X, Nintendo Switch y la PS5 por casa—, pero donde realmente da la talla, como no podía ser de otra manera, es con PlayStation 5

No solo por el soporte VRR, la baja latencia de imagen, la capacidad HDR, HDMI 2.1 y los 120fps, que hacen que todo se mueva y se vea de lujo —aunque esto también ocurre con Xbox—, sino que automáticamente se adapta y da la mejor calidad de imagen posible, cuando enciendes la consola, cambia de puerto automáticamente y darle al botón de PlayStation en el DualSense hace exactamente lo mismo.

Sinceramente, de las mejores Smart TV que he podido probar en este apartado

El sistema operativo es una absoluta gozada y no quiero dejarlo nunca: gracias Google TV

Sony Bravia XR Master Series A90K

Que Sony haya optado por incluir Google TV como sistema operativo me parece un acierto absolutamente magistral.

Todas tus plataformas de streaming aparecen y ves contenido que te pueda interesar de todas ellas sin tener que entrar en ninguna y su presentación es simplemente preciosa

Está cargada de pequeños títulos como si de Netflix se tratase como Películas de acción que igual te gustan o Estas son las películas de Tom Cruise más aclamadas por la crítica. No deja nada al azar. Estas últimas semanas he revisado la saga de Misión Imposible, así que te ofrece sugerencias en función de lo último que has visto: una pasada

En cuanto al hardware, la televisión responde de escándalo e incluso tiene algunos patrones automáticos que mejoran todavía más la experiencia.

Sony Bravia XR Master Series A90K

Y como no podía ser de otra manera, en cuanto al hardware cumple con nota

No existe ningún tipo de cuelgue o bug extraño, lo que demuestra lo bien optimizado y trabajado que está todo y además tiene un buen puñado de elementos que cambia en función de lo que estás viendo

Por ejemplo, si enciendes la consola, se pone en el modo de juego. Si estás viendo una película, la imagen pasa a modo película o IMAX (si lo soporta) y pasa exactamente lo mismo con el apartado sonoro.

El único punto que no me termina de convencer es el mando: algo grande, con un botón de apagado que solo funciona si apuntas a la televisión y que además usa pilas. 

Creo que podrían haber invertido algo más y apostar por carga solar como hace Samsung o una batería integrada, por ejemplo. 

Eso sí, tiene accesos rápidos muy útiles y, como no podía ser de otra manera, el asistente de Google integrado para que puedas pedirle lo que quieras con la voz. 

La Sony Bravia Master A90K es una Smart TV sobresaliente a la que le faltan un par de detalles para brillar como se merece, pero que te va a entregar una experiencia premium sensacional. 

Sony Bravia XR Master Series A90K

Si me has seguido a lo largo de este análisis de la Sony Bravia Master A90K debes tener bastante claro me ha parecido una Smart TV sencillamente sobresaliente. 

Tiene una calidad de imagen brutal a la que le falla un poco el brillo máximo, así como la ausencia de antireflejos, un sonido potente y equilibrado, una experiencia de juego, sobre todo en PS5, alucinante y un sistema operativo que es una delicia. 

Todos estos ingredientes juntos forman una Smart TV realmente trabajada que te va a entregar una experiencia premium de altura. Si te lo estás preguntando, los 1.899 euros están bien invertidos

Otros artículos interesantes:

El rey de la cancelación de ruido regresa: los Sony WH-1000XM5 brillan en todo lo que se proponen y tengo claro que van a ser los auriculares del año

Los Sony LinkBuds S te van a encantar por cancelación de ruido y te van a enamorar por su ligereza y comodidad: perfectos para llevarlos todo el día

Los LinkBuds de Sony sorprenden en comodidad y calidad de sonido y son perfectos si buscas unos auriculares que te permitan estar conectado con lo que te rodea

Te recomendamos