Los Sony LinkBuds S te van a encantar por cancelación de ruido y te van a enamorar por su ligereza y comodidad: perfectos para llevarlos todo el día

LinkBuds S

El portfolio de auriculares de Sony es realmente amplio y variado.

Mirando por encima del resto está la categoría WF-1000 o WH-1000, representadas por los excelentes XM4 y unos más que interesantes XM5 de diadema que me han dejado unas sensaciones francamente positivas, para los que buscan una experiencia premium total.

También cuentan con una categoría de entrada muy atractiva que guarda prácticamente todas las señas de identidad, representadas por unos más que interesantes WF-C500 y muchos otros dispositivos de todo tipo. 

Sony presenta el Xperia 1 IV con el que quieren conquistar la gama alta con el primer zoom óptico real del mundo y unas prestaciones de altura

Hace ya unas semanas, abrieron nueva opción para los que buscan estar conectados con el mundo que les rodea y teniendo comodidad y diseño como principales claves con los LinksBuds y ahora vuelven a la carga con un nuevo integrante para esta familia: los LinkBuds S.

Lo que queda claro con semejante abanico de opciones es que hay auriculares para todo tipo de gustos: diadema, True Wireless, con cancelación de ruido, económicos y de carácter más premium

¿En dónde queda este nuevo dispositivo de Sony entonces? Viene a contentar a los que buscan calidad de sonido y cancelación de ruido, pero con una máxima total: que puedas llevarlos todo el día puesto y que ni lo notes

¿Lo consigue? He pasado una semana con los LinkBuds S y ya tengo una opinión formada. 

Comodísimos, ligeros y muy pequeños: perfectos para llevar todo el día sin cansarte y fáciles de transportar.

LinkBuds S

Es el punto en el que más énfasis y cariño ha puesto Sony y la verdad es que se nota. 

Los LinkBuds S son realmente pequeños y pesan tan solo 4,8 gramos. Para que te hagas una idea, los LinkBuds pesan 4,1 gramos y los WF-1000XM4 pesan 41 gramos cada uno.

El estuche también ha reducido dimensiones, sobre todo en profundidad y anchura, aunque es algo más alto que los otros 2. Lo que es evidente es el enorme esfuerzo de Sony en reducir dimensiones y si ya eran cómodos de llevar a cualquier parte, estos LinkBuds S suben el nivel. Y además tienen un tacto suave y muy agradable que es una pasada. 

¿Y qué ocurre cuando los llevas puestos? Pues que ya te aseguro que puedes estar sesiones muy largas con ellos puestos y no lo vas a notar. Como es lógico, sí que sabes que los llevas puestos por su carácter intraural —dentro del canal auditivo, vamos— pero no son nada molestos tras horas de escucha

Aquí baja el nivel respecto a los LinkBuds originales, simplemente porque no van dentro del oído, pero se nota una mejora enorme respecto a los WF-1000XM5, que tras 4-5 horas tocaba hacer un descanso. 

Y ojo, que Sony inaugura un nuevo color, el crudo, que se suma a los clásicos negro y blanco de su categoría premium, por si quieres darle otro toque, pero sin perder la elegancia que les caracteriza. 

Cancelación de ruido correcta apoyada por una IA fabulosa que cambia en función de dónde te encuentres. 

LinkBuds, LinkBuds S y WF-1000XM4 de izquierda a derecha.

Es el punto que menos me ha gustado. Eso sí, deja unos resultados muy buenos

Sony destaca sobre todo por la calidad de sonido y por la cancelación de ruido en sus productos de gama alta y si se compara este último apartado con los XM4 o el reciente XM5 es evidente la diferencia, pero hay que dejar claro que no juegan en la misma liga y los LinkBuds S destacan en muchos otros puntos

Es encomiable que hayan reducido el tamaño y el peso a niveles exagerados y cuente con un nivel muy por encima de la media

Con la cancelación de ruido activa —y con la almohadilla correcta. Vienen 4 tipos en la caja— el ruido exterior se reduce considerablemente, pero sí que se escuchan voces fácilmente perceptibles o ruidos externos con algo de claridad. 

La cosa cambia cuando pones la música, pero a un nivel medio, siguen colándose algunas frecuencias que impiden disfrutar del silencio total mientras estás con tu canción favorita. Hablo, eso sí, de sonidos más altos como la música de un centro comercial, los avisos del metro o algún elemento de la circulación del tráfico. 

No es nada grave, ya que suenan bastante de fondo, pero no alcanzan el mismo nivel de maestría que tiene Sony con otros dispositivos. 

Donde sí que da la talla es en la IA del Control de Sonido Adaptativo que se configura a través de HeadPhone's Connect (iOS, Android) que te permite registrar lugares diferentes y que cambia automáticamente en función de dónde te encuentras. 

Calidad de sonido sobresaliente, como es costumbre en Sony, y perfectos para gaming: lo vas a gozar.

LinkBuds S

A decir verdad, esperaba un apartado algo menor en este punto, debido al tamaño de los auriculares, pero lo cierto es que me han dejado alucinado en lo que se refiere a calidad de sonido.

Los LinkBuds S brillan en este apartado con un balance por defecto sensacional y muy bien equilibrado que está lleno de matices. Y para redondear, cuenta con un ecualizador para perfilar lo que estés buscando en una determinada escucha. 

Es cierto que cuando pones el volumen al máximo sí que se resienten algo y puede distorsionar algo en las franjas más graves, pero escuchando los auriculares a un nivel decente, los resultados son exquisitos.

A lo largo de esta semana los he puesto a prueba con grupos como Arcade Fire, Belle and Sebastian, Florence and the Machine, Spoon, The Black Keys o M83 y lo cierto es que me ha sorprendido gratamente lo bien que se desenvuelven en todo tipo de escenarios

También es importante destacar que vienen con tecnología Hi-Res, apoyada por el formato LDAC, así como DSEE Extreme, que son capaces de rescatar frecuencias que se pierden en los servicios de streaming, para ofrecer un conjunto mucho más logrado y lleno de color y de instrumentos que pensabas que no existían en tus canciones favoritas. 

Por último, resaltar que vienen con LE Audio, una tecnología que permite una conexión de ultra baja latencia, algo que lo hace perfecto para el juego móvil o cuando los tienes conectados a la consola.

Por comparar, los WF-1000XM4 tenían algo de retardo cuando jugaba conectado a la Nintendo Switch y aquí el sonido llega a la perfección y cuando se le espera. Un regalo para los gamers, vamos

Fantástica experiencia de usuario, aunque echo en falta algunas cosas que sí que estaban en los LinkBuds.

LinkBuds S

En cuanto a experiencia y facilidad de uso, los LinkBuds S también dan la talla

En cuanto a la configuración, vienen con Fast Pair en Android —basta con abrir la tapa para que la aplicación los detecte y puedas ponerte con ellos casi al momento—, aunque en iOS el proceso es algo más largo, puesto que tienes que buscarlos por la lista de Bluetooth.

Una vez todo listo, la aplicación es realmente intuitiva con todo lo que necesitas a un par de toques: el control de sonido adaptativo, los ajustes de sonido, así como la configuración de los controles táctiles. 

Y justo en este punto es donde he notado algo de retroceso frente a los LinkBuds. Mientras que en estos últimos tenían controles en la cara, gracias a un sistema de vibración háptico, aquí vuelven a integrarlos en los auriculares con combinaciones clásicas como el toque, doble o triple toque o la pulsación larga para determinados comandos. 

Y ojo que tampoco tiene conexión multipunto, por lo que no podrás emparejar 2 dispositivos a la vez para que cambie la fuente de entrada dependiendo de por dónde venga el sonido. 

En cuanto a las llamadas, otro de los puntos que Sony ha destacado de estos LinkBuds responde a la perfección. He probado en diferentes situaciones —mucho ruido, viento y silencio total— y el receptor de mis llamadas dicen que mi voz se escucha cristalina y sin ningún tipo de ruido que se cuele en la conversación. 

Por lo demás, vuelve la fantástica función de Speak to Chat, que permite pausar la música y quitar la cancelación cuando hablas, certificación IPX4 para el sudor y Alexa o Google Assistant integrado. 

Buena autonomía para la jornada completa... aunque haciendo uso del estuche de carga.

LinkBuds, LinkBuds S y WF-1000XM4 de izquierda a derecha.

En cuanto a la batería, la duración de los auriculares con la cancelación de ruido activa me ha durado unas 5 horas y media —cerca de las 6 que promete la compañía— por lo que no podrás estar todo el día sin tener que pasar por el estuche de carga.

Eso sí, este funciona a la perfección con 14 horas extra y es capaz de ofrecer alrededor de 1 hora más con tan solo 5 minutos. Un descanso rápido en el trabajo o un momento de pausa son más que suficientes para alargarlo el día completo, así que poco que reprochar. 

Los LinkBuds S cumplen en calidad de sonido y destacan en comodidad: si quieres auriculares True Wireless premium para llevar todo el día con buena cancelación de ruido, te van a enamorar. 

LinkBuds S

He de decir que en el momento de la presentación estaba algo cauto. Al fin y al cabo los LinkBuds han salido hace un par de meses y los WF-1000XM4 ya cuentan con cancelación de ruido y características más premium, por lo que no le veía un hueco claro. 

Tras usarlos a conciencia durante esta semana, los LinkBuds S me parecen un acierto absoluto, ya que recogen la esencia tanto de uno como de otro para entregar un dispositivo realmente equilibrado. 

Cuentan con ese peso pluma y comodidad del primero y suman la cancelación de ruido del segundo —sin llegar al mismo nivel de calidad, eso sí— para entregar un tándem sobresaliente y a un precio muy competente.

Es un híbrido genial que, si buscas calidad de sonido sobresaliente, buena cancelación de ruido y auriculares True Wireless para llevar todo el día, te va a conquistar por completo. 

En cuanto al precio y la disponibilidad, los LinkBuds S estarán disponibles en negro, blanco y crudo por aproximadamente 200 euros a finales de mayo

Otros artículos interesantes:

Sony presenta el Xperia 1 IV con el que quieren conquistar la gama alta con el primer zoom óptico real del mundo y unas prestaciones de altura

Los WH-1000X5 prometen evolucionar la fórmula ganadora de Sony con más batería y mejor cancelación de ruido y estas primeras impresiones me dejan claro que van por el camino correcto

Sony trae de vuelta su icónico Walkman con un precio de 2.900 euros

Te recomendamos