Sony intenta solucionar la escasez de PlayStation 5 fabricando más unidades de la PS4

PlayStation 4.
PlayStation 4.
  • Sony no ha podido fabricar tantas PS5 como había previsto debido a la escasez global de procesadores.
  • El fabricante continuará produciendo nuevas unidades de la PS4 para compensar parte de la producción de su último lanzamiento y ajustará su precio en respuesta de la demanda. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La compañía tecnológica japonesa Sony afrontará la escasez de componentes destinados a la fabricación de su última consola, PlayStation 5, incrementando la producción de PlayStation 4 durante 2022, según ha confirmado Bloomberg.

Sony pretende frenar la escasez de consolas de nueva generación mediante la producción en masa del modelo anterior, lanzado en 2013, como solución a la escasez de componentes necesarios para la fabricación de la PS5, que se lanzó en noviembre de 2020.

Según fuentes consultadas por Bloomberg, el fabricante continuará produciendo nuevas unidades de la PS4 para compensar parte de la producción de su último lanzamiento y ajustará su precio en respuesta de la demanda, aunque sus planes originales pasaban por dejar de fabricar PS4 a finales de 2021.

Fue en enero del pasado año cuando Sony decidió discontinuar algunos modelos de PS4 en Japón con el fin de potenciar la producción de su consola de la siguiente generación, una estrategia que ha tenido que revertir debido a los problemas de stock.

La PS4, uno de los modelos más vendidos de la historia

El objetivo Sony es lograr un lanzamiento extra de un millón de consolas PS4 a lo largo de 2022. Según un portavoz de la marca en declaraciones recogidas por Bloomberg, "es una de las consolas más vendidas de la historia y recibe gran interés por parte de todas las generaciones".

Hasta la fecha, se han vendido más de 116 millones de unidades de la PS4, que comenzó a comercializarse en 2013. De acuerdo con Bloomberg, este modelo proporciona una parte sustancial de los ingresos de la división de juegos de Sony, tanto por las suscripciones como por las ventas de software.

Una situación a la que ha llegado la compañía tras darse cuenta de que no iban a poder fabricar tantas PS5 como habían previsto debido a la escasez global de procesadores. De los 16 millones de unidades de PS5 que esperaban producirse, finalmente se han quedado en 15 millones.

El pasado mes de mayo Sony creía haber dado con la tecla para acabar con esta crisis. Hiroki Totoki, su director financiero, indicó que solo había dos maneras de paliar la escasez de semiconductores: o encontrar una fuente alternativa a estos semiconductores o cambiar por completo el diseño de PS5.

Este rediseño tendría como principal objetivo acabar con el problema de los semiconductores y la clave sería cambiar por completo su estructura interna para necesitar menos materiales de fabricación y así poder satisfacer a la creciente demanda, pero la realidad es que ha llegado 2022 y Sony sigue sin poder satisfacer la demanda de PlayStation 5 existente.

Otros artículos interesantes:

La manera de jugar a PlayStation 5 sin que nadie sepa que estás conectado

Trucos y consejos para limpiar correctamente tu PS5 (¡cuidado con la garantía!)

Los juegos más esperados de 2022 de PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC

Te recomendamos

Y además