El Sony Xperia 5 III es un móvil muy completo para el que busque cámara, diseño y rendimiento, aunque se calienta más de lo que me gustaría

Sony Xperia 5 III
  • El Sony Xperia 5 III es un móvil diferente y único que te va a encantar si buscas trastear con la cámara y algo que derroche personalidad. 
  • Además, también cuenta con una fantástica batería y un excelente rendimiento, aunque es un dispositivo que se calienta más de lo que me gustaría. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Sony va por libre desde hace ya algunos años con propuestas muy diferentes a lo habitual. 

Mientras la gran mayoría de fabricantes apuestan por formatos 20:9, la compañía japonesa lleva ya unas cuantas generaciones desmarcándose por completo con dispositivos 21:9 con muy buenos resultados

Como ejemplos están el Xperia 1 III un absoluto regalo para los amantes de la fotografía o el Xperia 5 II, el hermano gemelo que apuesta por un diseño más reducido

Y justo de este último toca hablar. He pasado un par de semanas con la nueva generación, el Sony Xperia 5 III que evoluciona lo visto hasta la fecha con bastantes añadidos de peso, aunque sigue fallando en casi los mismos puntos

¿Quieres saber qué me ha parecido el Sony Xperia 5 III? Sigue leyendo. 

Diseño único, con personalidad y que me gustaría que más compañías imitasen. 

Sony Xperia 5 III

El Xperia 5 III mantiene esa línea de diseño con tanta personalidad que tienen los dispositivos de Sony con un diseño alargado y estrecho que puede no convencer a muchos, pero una vez lo tienes en mano y te acostumbras, no hay nada igual.

Personalmente me encanta esta configuración que encaja como un guante en la mano y se maneja muy cómodamente gracias a sus 169 gramos y sus 157 x 68 x 8,2 mm

Tiene una construcción preciosa con un agarre maravilloso y un módulo de cámara en línea que aunque tiembla un poco al dejarlo en cualquier superficie, está muy bien logrado. 

Por ponerle una pega, su color negro, aunque muy bonito y elegante, deja huellas con solo mirarlo

Ese botón dedicado para la cámara es una maravilla y su diseño guarda todavía más sorpresas.

Sony Xperia 5 III

La disposición de la botonera es francamente cómoda. 

En el lado derecho está el botón de bloqueo del dispositivo, el lector de huellas y las dos estrellas de la función: uno dedicado al asistente de Google y el otro que funciona como obturador de la cámara y que me parece una auténtica maravilla. 

En el lado izquierdo aparece en la parte superior la ranura para la SIM y la tarjeta MicroSD que, como ya es habitual en Sony, no necesita del palito clásico para abrir la tapa, sino que cuenta con una muesca para una apertura más sencilla. Y ojo, que a pesar de esto el dispositivo es resistente al agua y al polvo. 

Sigo insistiendo en este punto: a ver si el resto de fabricantes hacen lo mismo, ya que me parece una decisión de diseño fantástica y muy cómoda. 

En la parte superior destaca la conexión para auriculares y un pequeño LED de notificaciones y en la inferior el puerto USB-C para cargar el dispositivo.

Pantalla infinita donde todo luce genial y a la que suma una potente tasa de refresco. 

Sony Xperia 5 III

Esto, insisto, es cuestión de gustos, pero personalmente me quedo con la apuesta de Sony de 21:9 en vez de los clásicos 20:9 que imperan en el mercado hoy en día. 

Ambos formatos dejan franjas negras en los laterales cuando te pones algún contenido en formato horizontal, no obstante cuando lo tienes en vertical, tengo claro que la experiencia gana enteros. Cabe mucho más contenido en pantalla y como ya he comentado, el agarre del terminal es mucho más cómodo. 

Entrando en detalle, el Xperia 5 III apuesta por un panel OLED de 6,1 pulgadas con resolución Full HD+ que no está nada mal y que además tiene un brillo máximo que cumple a la perfección en condiciones de mucha luz. 

Sin embargo, donde realmente brilla el dispositivo es en esos 120Hz de tasa de refresco que arrojan una fluidez extraordinaria —y que además no perjudican a la autonomía— y en sus 240Hz de muestreo táctil que consiguen una latencia excelente: todo responde al momento y con un comportamiento envidiable. 

Sí, igual no tiene la resolución 4K o tecnología Quad HD+, pero poco importa: buen brillo, nitidez, ángulos de visión de nivel y una resolución muy buena. 

Aunque recorta pantalla para dejar la cámara selfie fuera, es una decisión que personalmente me encanta: adiós a esa maldita esquina que recorta contenido.

Sony Xperia 5 III

Detesto profundamente el agujero en pantalla, ya que a pesar de que está ubicado en la parte superior y recorta lo mínimo, sí que hay casos en los que se nota que está presente. 

Por ese motivo, prefiero ese recorte de Sony, que puede no gustar a todo el mundo: dejar el agujero para la cámara selfie fuera de los marcos del panel

Como es lógico, no da la sensación de estar ante algo infinito, no obstante la pantalla ya es lo suficientemente grande como para que eso impacte de manera negativa en la visualización y además te quitas de un plumazo esa esquina que te recorta contenido. 

Un absoluto cohete, aunque con un gran fallo: se calienta demasiado. 

Sony Xperia 5 III

En su interior hay una auténtica bestia que no necesita presentación: el Snapdragon 888. Un procesador que puede con absolutamente todo lo que le eches, ya sea para jugar juegos de todo tipo, abrir aplicaciones, usar la multitarea, navegar por internet e incluso condiciones menos habituales como renderizar vídeo, editar fotos pesadas o lo que tengas en mente. 

El único problema que tiene es que se calienta más de lo que me gustaría. No a niveles que resulten incómodos en mano, pero sí que tienes la sensación de tener un pequeño horno que se activa en los procesos más sencillos, aunque alcanza su extremo en tareas más complejas. 

Además, mientras está cargando te aconsejo que no lo utilices, ya que incluso puede sobrecalentarse hasta impedirte usar ciertas aplicaciones por exceso de calor. 

Buen sonido, aunque no sobresaliente.

Sony Xperia 5 III

Los altavoces del Xperia 5 III se sitúan en la parte superior e inferior del panel para dar una sensación envolvente que no está nada mal, pero que no logra la excelencia al dejar alguna distorsión en sonidos más altos

Eso sí, cuando conectes los auriculares vas a alucinar. 

Gracias a la gran cantidad de codecs que tiene en su interior, puede alcanzar un registro sonoro excelente que te va a dejar absolutamente enamorado y si ya haces el combo con los WF-1000XM4 vas a alucinar. 

5G, lector de huellas en el lateral, NFC para pagos móviles, minijack para auriculares...

Sony Xperia 5 III

Lo tiene casi todo, ya que le falta el reconocimiento facial, pero sinceramente no lo he echado en falta, sobre todo por el buen comportamiento que tiene el lector de huellas. 

Si quieres Android puro y muy sencillo, ágil e intuitivo, aquí te lo vas a encontrar. 

Sony Xperia 5 III

El Sony Xperia 5 III viene con Android 11 y tiene una capa de personalización muy básica que respeta en extremo la apariencia básica del Android de stock. 

Esto no es nada malo, sino todo lo contrario. La capa no está nada recargada y todo tiene un aspecto estético sencillo y nada llamativo por el que es muy agradable perderse. 

Es un sistema operativo muy ágil, sencillo e intuitivo que tiene algunas aplicaciones personalizadas por Sony como la de la cámara y la pantalla y también ofrece características tan útiles como el modo Always on display.

Batería duradera y muy bien aprovechada. 

Sony Xperia 5 III

Aquí Sony ha hecho los deberes con una batería de 4.500 mAh capaz de entregar hasta 2 días de uso sin ningún tipo de problema. Y te estoy hablando con de las cifras con los 120Hz, así que imagina lo que puede crecer si optas por los 60Hz. 

Además, cuenta con una carga rápida de 30W que es totalmente configurable y que te deja limitar la carga máxima al 90 o al 80% para preservar el estado de la batería y que tarde más tiempo en degradarse con el uso. 

Cámara muy versátil, aunque tienes que tener nociones de fotografía para poder sacarle todo el partido: no es para todo el mundo. 

Sony Xperia 5 III

La anterior generación contaba con 2 apps para la cámara. Una para los aficionados a la fotografía que bebe de las cámaras Alpha de Sony y otra para un uso más casual. 

Ahora, ambas se han fusionado y dejan una experiencia bastante mejor, aunque es clave destacar que requiere que tengas nociones de fotografía para sacarle el máximo partido. 

Con esto no quiero decir que exista un modo automático en donde la cámara trabaje por ti, sino que los resultados más notables salen cuando utilizas el modo manual

La aplicación parece sacada de una cámara digital y tiene los siguientes modos: 

  • Basic: para el que no quiera complicarse y busque una interfaz de cámara móvil
  • Auto: detecta el tipo de escena y cambia para ajustarse de manera automática
  • Programa automático (P): la cámara controla la velocidad de obturación
  • Prioridad de velocidad de obturador (S): controlas la velocidad de disparo
  • Exposición manual (M): controlas el ISO y la velocidad de obturación

Como puedes ver tienes ante ti un montón de opciones de todo tipo para jugar con la cámara, pero al final lo importante es lo que guarda en su interior y aquí va muy bien servida

  • Cámara principal de 12 megapíxeles f/1.7
  • Ultra gran angular de 12 megapíxeles f/2.6 
  • Telefoto de 12 megapíxeles f/2.3-2.8 que se mueve entre los 70 y los 105mm
  • Cámara selfie de 8 megapíxeles f/2.0

Y con esta composición la verdad es que deja unos resultados muy buenos, sobre todo en exteriores con buena luminosidad y que deja un comportamiento muy versátil para lo que necesites

Lo único que no me ha gustado del todo es su modo retrato de la cámara selfie, ya que además de abrir una aplicación diferente, los resultados no son tan buenos como el resto del conjunto. 

Lo que sí que tengo claro es que a día de hoy es la app de cámara más completa del mercado y que vas a disfrutar como un enano si estás acostumbrado a las cámaras profesionales. 

Mira lo bien que cambia del gran angular al zoom máximo. 

Sony Xperia 5 III

También arroja muy buenos resultados desde la cámara principal hasta el zoom 4,4x.

Sony Xperia 5 III

El modo retrato es lo que menos me ha gustado y me quedo con la definida y lograda foto sin el bokeh tanto en interiores...

Sony Xperia 5 III

...como en exteriores. 

Sony Xperia 5 III

El modo macro es alucinante y lleno de detalles, y lo mejor es que la IA de la cámara detecta la escena y cambia de lente según lo que necesites. 

Sony Xperia 5 III

El modo noche requiere del uso de la cámara manual y, aunque toques un montón de parámetros, la definición no es tan buena (como puedes comprobar en esta imagen). 

Sony Xperia 5 III

Aquí tienes algunos ejemplos de lo que es capaz la cámara del Sony Xperia 5 III.

Sony Xperia 5 III


Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III
Sony Xperia 5 III

El Sony Xperia 5 III es tu móvil si te encanta la fotografía, buscas diseño con personalidad y una batería todoterreno muy bien aprovechada.

Sony Xperia 5 III

El Sony Xperia 5 III es un móvil con una personalidad arrolladora que tiene un público objetivo muy claro: el de los amantes de la fotografía

Eso sí, no se queda solo en eso, sino que entrega un diseño muy cuidado y diferente, una batería a la altura y un rendimiento que, a pesar de que se siente muy caliente en determinadas ocasiones, es sobresaliente. 

En comparación con su hermano mayor, recorta en pantalla tanto en tecnología como en dimensiones, pero en todo lo demás es prácticamente idéntico, y además le gana por goleada en batería, por lo que lo veo una opción más interesante si no quieres lo máximo. 

Si me fijo en otros dispositivos de gama alta, lo cierto es que no tiene competencia. No me refiero a que no haya móviles que le miren de tú a tú, sino que su fuerte personalidad lo hace tan diferente que va a por usuarios que quieran algo único

Si eres de este tipo de personas, te aseguro que el Xperia 5 III no te va a defraudar, esos 999 euros están más que justificados. 

Otros artículos interesantes:

Los Sony WF-C500 son perfectos para el que busque buen sonido y autonomía en unos auriculares True Wireless por 100 euros

El Sony Xperia 1 III es un regalo para los amantes de la fotografía con un diseño único y una pantalla asombrosa, aunque no es para todo el mundo

Sony Xperia 5 II es el complemento ideal para el que busque un móvil diferente y sea un enamorado de la fotografía

Te recomendamos