Soy chamana, y gano unos 126.000 euros al mes: así es mi trabajo

Makhosi Hefisah Nejeser trabajó en Target antes de convertirse en chamana.
Makhosi Hefisah Nejeser trabajó en Target antes de convertirse en chamana.

The Royal Shaman

  • Makhosi Hefisah Nejeser, de 32 años, trabajó en Target y como comercial antes de convertirse en chamana en 2018.
  • Después de completar su iniciación, comenzó a ofrecer lecturas y consejos profesionales con los que actualmente gana unos 126.000 euros al mes.
  • Le ha contado su historia a Chris Stokel-Walker para Business Insider.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Convertirme en chamana no era algo con lo que soñaba desde niña. Crecí en un pueblo muy pequeño al sur de Virginia. Mi madre, que fue madre soltera, era una adolescente cuando nos tuvo a mi hermano y a mí. Ni siquiera sabía lo que era un chamana. Sin embargo, he tenido experiencias espirituales toda mi vida.

Cuando tenía 2 o 3 años le conté a mi madre todo sobre mi vida anterior en el antiguo Egipto y le expliqué, paso a paso, cómo tenía que momificar mi cuerpo si moría.

Diario de trabajo: he sido una lectora profesional de cartas del tarot durante más de 20 años, así es mi día a día

También recuerdo que adivinaba cosas sobre la gente. La mayoría de veces mantenía estos conocimientos ocultos.

No obstante, cuando tenía 12 años, alguien me regaló una baraja de tarot y comencé a echar las cartas de forma intuitiva. Me preparé para estudiar medicina en la universidad, pero como alternativa por si aquello no me gustaba, tenía los negocios y el marketing.

Di a luz a mi hijo en mi último año de universidad. Mi embarazo fue realmente difícil. Decidí no ir a la facultad de medicina y primero trabajé en Target como gerente, luego terminé siendo comercial en una compañía llamada Pure Romance.

Gané casi 1 millón de euros el año pasado creando cursos de redacción publicitaria online: así es mi trabajo

Eso me permitió pasar mucho más tiempo con mi hijo e incluso tener vida social por la noche.

Tuve mucho éxito muy rápido. Viajaba gratis, tenía bolsos de diseñador y mucho éxito, y me di cuenta de que aquello no me llenaba.

Entonces fue cuando comencé a preguntarme por qué tantos de nosotros perseguimos el éxito y por qué siempre estamos buscando el próximo objetivo.

Makhosi Hefisah Nejeser pasó 3 años desde 2014 yendo y viniendo a África Occidental mientras seguía trabajando como comercial.

A partir de 2014, pasé 3 años viajando a África Occidental mientras seguía trabajando como comercial.

Me di cuenta de que mi vocación iba mucho más allá

Comencé el proceso para convertirme en chamana en septiembre de 2018. Tardé aproximadamente 6 meses. Este incluye un protocolo estricto sobre la restricción de la dieta —como por ejemplo la falta de azúcar o productos lácteos—, así como unos requisitos de estilo de vida, como despertarme a las 3 a.m. para purificarme con hierbas y agua fría.

También hay ceremonias, entrenamiento y pruebas sobre cómo realizar la adivinación, entrar en trance y encontrar objetos ocultos.

Un chamán o chamana es alguien que, de diversas formas, une lo físico con lo espiritual. En realidad, el proceso se basaba más bien en reprogramar mi forma de ver el mundo. Hay una serie de pruebas y ensayos que debes pasar para recibir el título de "Makhosi".

Mi "gobela", Makhosi Karen Singh, fue quien me inició, y mi testigo fue mi abuela espiritual, Gogo Phakathi, que fue una de las primeras sangomas blancas, una sanadora espiritual tradicional.

Cuando volví a Estados Unidos, empecé con las lecturas. Poco a poco me fui adentrando más en este sector y luego lentamente mi trabajo empezó a crecer. Ha crecido más que nunca en los últimos 9 o 10 meses.

Antes del COVID-19,me dedicaba a hacer lecturas individuales para clientes inmobiliarios y recursos humanos, entre otros. Generaba alrededor de 1.700 a 2.500 euros al mes. Pero cuando empezó la pandemia, aproximadamente la mitad de los ingresos desaparecieron.

Comencé a reducir las tarifas, pidiendo a la gente que me diera la voluntad. Cuando sucedió lo de George Floyd y el movimiento Black Lives Matter, hubo una oportunidad real para mí, una mujer de color que podía brindar gruía espiritual. Me empezaron a invitar a los podcasts. Esto me abrió la puerta a trabajar con algunos empresarios de élite de más alto nivel.

Simplemente activo lo que sea que el espíritu necesite.

¿Que qué es lo que me importa de verdad? ¿Estoy viviendo de mi vocación? Comencé a ayudar a las personas proporcionándoles la guía espiritual necesaria para que volvieran a tener objetivos y a experimentar más prosperidad en el proceso.

Ahora tiendo a trabajar principalmente con emprendedores que buscan maximizar su potencial. Soy la herramienta; Simplemente activo lo que sea que el espíritu necesite.

En 4 semanas, desde mediados de febrero hasta mediados de marzo, gané aproximadamente 126.000 dólares.

Te recomendamos