Soy modelo fetiche de pies y el año pasado gané más de 95.000 euros

"Todo lo que sé es que soy la única de mi pueblo que no vive con sus padres. Tengo mi propia casa y no tengo deudas", contó Goddess Valora, que lleva desde 2013 como modelo fetiche de pies.
"Todo lo que sé es que soy la única de mi pueblo que no vive con sus padres. Tengo mi propia casa y no tengo deudas", contó Goddess Valora, que lleva desde 2013 como modelo fetiche de pies.

Jason Clarke/Hyena Head Photography

  • Goddess Valora (no es su nombre real) es una modelo fetiche de pies de 34 años que vive en St. Petersburg, Florida.
  • En 2013, después de apuntarse accidentalmente a un trabajo de modelaje que resultó ser la grabación de un vídeo fetiche, Valora se dio cuenta de que podía ganar un buen sueldo trabajando en la industria.
  • A lo largo de los años ha diversificado sus ingresos organizando fiestas fetichistas, sesiones en persona con clientes privados y también empezó a usar cámaras web. En 2019 ganó más de 95.000 euros.
  • Valora dice que el modelaje fetiche no es para todos, y no se empieza a ganar dinero rápido como piensan algunos: se necesita tiempo para construir una audiencia dedicada y una base de clientes regular.
  • Ha hablado con Jenny Powers para explicar cómo es su trabajo.
  • Visita Business Insider España para más historias.

Cuando era niña y vivía en Shenandoah Valley, Virginia, quería ser veterinaria porque me encantaban a los gatos. Más tarde, cuando supe que parte del trabajo iba a consistir en operar a los animales, cambié de idea.

Alrededor de los 17 o 18 años, decidí que quería ser modelo. En ese momento, no tenía idea de que existiera el modelaje fetiche. Todo eso cambió en 2013 cuando cumplí 26 años.

4 mitos sobre el BDSM que debes dejar de creer, según expertos

Durante casi 3 años, estuve trabajando como administrativa y procesamiento de nóminas para una pequeña empresa local que contrataba a ex convictos y gente con adicciones para ir de puerta en puerta vendiendo carne con un camión. El empleo no tenía lo que se dice glamour; sin embargo, pude compaginarlo con algunos trabajos como modelo. Un día, tuve la oportunidad de presentarme a un trabajo de modelo de impresión en Orlando, en el que tenía que viajar, y para ser honesta, estaba tan emocionada que escaneé el contrato sin leerlo realmente.

Cuando llegué a Florida para el rodaje, resultó ser para un video de modelaje fetiche

La sesión requería que otra modelo y yo nos pusiéramos medias de nailon y nos ataran las piernas mientras nos hacían cosquillas en los pies con medias. Si hubiera leído el contrato, ¡lo habría sabido! Era un trabajo bastante fácil y pagaban unos 124 euros por hora, que era la tarifa estándar para no desnudos. Al final gané unos 250 euros. La otra modelo me dijo que trabajaba como modelo fetiche y que yo podía hacer carrera.

Eso era todo lo que necesitaba escuchar.

Volví a Virginia, presenté la renuncia en mi trabajo, hice las maletas, dejé a mi novio, me despedí de mi familia, me mudé a Orlando y comencé a abrirme camino en la industria de películas fetichistas.

Pronto, estaba realizando sesiones de fotos relacionadas con las cosquillas y comenzando a grabar desde una mazmorra de la zona llamada The Woodshed Orlando, donde podía alquilar un espacio entre semana cuando no se organizaban fiestas fetichistas. Allí ganaría hasta 580 euros por noche en cámara.

En 2017, me mudé a St. Petersburg, Florida, y al año siguiente comencé a organizar fiestas mensuales de fetichismo de pies

Cobraba a los clientes una tarifa de 50 euros. Una vez dentro, podían elegir entre comprar sesiones de adoración de pies públicas o privadas con una de las modelos. Por lo general, teníamos de 6 a 8 modelos y recibíamos entre 10 y 15 chicos en cada fiesta. El año pasado, dejé de organizar las fiestas porque me di cuenta de que la gestión no era lo mío.

Muchos chicos fetichistas de pies piensan que tienen el fetiche más raro del mundo, pero en realidad, es uno de los más comunes

Créeme, conozco los gustos raros, y este no lo es. Para mí, es un trabajo fácil y no tengo que sacrificar mucho de mí misma para hacerlo. Aunque algún día, espero poder dedicarme a la actuación convencional.

Antes de la pandemia, también ofrecía adoración de pies en persona y sesiones de BDSM en The Woodshed Orlando. Hacía muchas sesiones de juego con pies-mascota por unos 200 euros la hora con un mínimo de 2 horas. Durante las sesiones, ponía un collar y una correa a un cliente y lo paseaba, permitiéndole adorar mis pies.

Con casi todo lo que hago procuro divertirme. Cuento chistes y hago que la experiencia sea alegre.

Mis clientes suelen tener entre 18 y 35 años y siempre son hombres

Su perfil no es el de hombres ricos.

En general, los fetiches de los pies más comunes están vinculados a la visión de los dedos moviéndose y extendiéndose, ser asfixiados con los pies y con el olor.

Mi secreto es que el día anterior a una sesión o rodaje, me cubro los pies con Aquaphor y paso la noche con un par de calcetines puestos. Aquaphor no tiene olor y le da suavidad a mis pies. Ahora mismo no están presentables, aunque el lado positivo de toda esta pandemia es que he aprendido a hacerme la pedicura.

Por lo general, me hago pedicuras profesionales y los hombres pagan por cuidarme los pies, lo que no siempre es barato. Algunos chicos piensan que una pedicura consiste solo en pintarse las uñas, pero en realidad es mucho más. Antes solía ​​escatimar y hacerme pedicuras muy baratas y sencillas porque procuraba que mis beneficios fueran mayores, pero luego empecé a buscarlas con un poco más de calidad. 

En estos días, divido mi tiempo entre grabar vídeos, hacerme fotos y hacer cámara durante aproximadamente 2 horas cada 2 días y editar mi contenido.

Cuando llegó el COVID-19, ya estaba ganando dinero de varias formas, lo que me ayudó a pasar mejor el confinamiento. Actualmente me dedico más a grabar y con ello gano más dinero.

El año pasado llegué por primera vez a las 6 cifras y este año lo he conseguido más rápido, ya que he grabado más contenido desde casa

Me da la sensación de que empecé a dedicarme a esto antes de que el mercado creciera, pero para aquellos interesados en comenzar ahora, le plantearía si lo hacen por ganar dinero rápido o porque verdaderamente quieren hacer carrera en esto.

Si se trata de dinero rápido, se llevarán una decepción, porque se necesita tiempo para llegar a tener una cartera fija de clientes. Si realmente quieres hacer carrera, vale la pena buscar a alguien que pueda guiarte y ayudarte a trazarla. Amberly Rothfield es un gran ejemplo de alguien a quien se puede consultar y que conoce el negocio por dentro y por fuera.

Para ser modelo fetiche, debes tener habilidades sólidas de atención al cliente y darte cuenta de que para la mayoría de tus clientes, eres su secreto

Muchos de ellos serán exigentes y egoístas, lo cual es irónico considerando que todo el fetiche de los pies se basa en la sumisión. Durante las sesiones en persona, muchos de estos chicos son tímidos, pero a través del ordenador, algunos simplemente te ven como un personaje unidimensional y no toman en consideración que eres un ser humano real, lo que puede ser bastante deshumanizante.

Todos mis seres queridos saben lo que hago para ganarme la vida; sin embargo, no le cuento a mis padres los detalles.

Todo lo que sé es que soy la única de mi pueblo que no vive en casa con sus padres. Tengo mi propia casa y no tengo ninguna deuda. ¿Qué puedo decir? Mis pies me han llevado por un camino que nunca imaginé.

Otros artículos interesantes:

De cóagulos de sangre a erupciones en los pies: los misterios médicos del coronavirus que siguen sin descifrarse

El consumo excesivo de pornografía puede dañar el cerebro y causar efectos negativos a nivel neurológico y sexual

Una influencer de Instagram revela cómo hace sus impresionantes sesiones de fotos en casa

Te recomendamos