SpaceX y la NASA están desarrollando proyectos para interceptar objetos interestelares como el Oumuamua, la enigmática formación rocosa procedente del exterior del Sistema Solar

El misterio del Oumuamua, primer objeto interestelar conocido: ¿cometa, asteroide o nave alienígena?

European Southern Obervatory/M. Kornmesser/via Reuters

  • Diferentes estudios han planteado la posibilidad de interceptar los objetos interestelares en un futuro próximo, con el objetivo de conocer más a fondo estos objetos tan enigmáticos, como el Oumuamua, el primero de este tipo que se pudo identificar.
  • Con esto, han aparecido diferentes proyectos que buscan alcanzar estos objetos, como los desarrollados por la NASA, o iniciativas privadas, como SpaceX y Breakthrough Inititatives.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando apareció Oumuamua, el primer objeto interestelar (ISO) conocido, no tardaron en proliferar las teorías que hablaban de tecnología alienígena, debido al desconocimiento de estos objetos, incluso por parte de los astrónomos.

El 19 de octubre de 2017, este ISO fue detectado por el telescopio Pan-STARRS 1, de la Universidad de Hawái (Estados Unidos); 2 años más tarde, el 30 de agosto de 2019, Gennady Borisov, un astrónomo del Observatorio Astrofísico de Crimea (Rusia), detectaba otro objeto parecido a Oumuamua, bautizado como 2I/Borisov, en honor a su descubridor.

Desde entonces, estos objetos interestelares han despertado la curiosidad de los astrónomos. En un estudio reciente de la Iniciativa para Estudios Interestelares (i4is), un grupo de científicos ha asegurado que alrededor de 7 ISO entran en el Sistema Solar cada año, con órbitas predecibles una vez que se encuentran dentro. 

Marshall Banks, autor principal del estudio, físico del i4is, científico jefe de Space Inititatives y CEO de Asteroid Inititatives, explicó así la importancia de su investigación, en un correo electrónico, a Universe Today: "Los objetos interestelares nos brindan la oportunidad de estudiar, y en el futuro, literalmente tocar, estos objetos, décadas antes de las primeras misiones posibles a las estrellas más cercanas, como Proxima Centauri".

En colaboración con el Instituto de Tecnología de Florida (Estados Unidos), el Instituto de Teoría y Computación de Harvard (Estados Unidos), la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos), la Universidad Técnica de Múnich (Alemania) y el Observatorio de París (Francia), esta investigación ha estudiado cómo las naves espaciales podría interceptar estos objetos interestelares en un futuro próximo.

Las misiones para interceptar objetos interestelares

Desde que apareciera Oumuamua, diferentes estudios han intentado desarrollar proyectos para interceptar diferentes ISO, con el objetivo de perseguirlos y estudiarlos. 

En este sentido, los mismos investigadores de i4is elaboraron el proyecto Lyra, una iniciativa para perseguir los objetos interestelares, a través del estudio del primer y enigmático ISO.

Sin embargo, como ya aseguraron en aquel estudio en su momento, las complicaciones con la tecnología actual son evidentes. "La Voyager 1, el objeto más rápido que jamás haya construido la humanidad, tiene una velocidad excesiva hiperbólica de 16,6 kilómetros por segundo; Oumuamua ya está abandonando nuestro Sistema Solar, por lo que cualquier nave espacial lanzada en el futuro tendría que perseguirlo".

Desde iguanas hasta bolas de fuego: 7 cosas extrañas que han caído del cielo

Esta dificultad también fue mencionada por Paul Glister, creador de Centauri Dreams, quien apuntaba en 2017, en su sitio web que "el desafío es formidable". Así, aseguraba que en 2019 Oumuamua ya estaría más allá de la órbita de Saturno, es decir, "mucho más rápido que cualquier objeto que la humanidad haya lanzado al espacio". 

Por ello, el proyecto Lyra no es la única misión que camina en esta dirección. La Agencia Espacial Europea (ESA) se encuentra inmersa en el Comet Interceptor, un proyecto que plantea lanzar una nave en 2029 para interceptar un cometa.

A estas misiones punteras se unen algunas que usan tecnologías pioneras que acelerarían este proceso de intercepción de ISO, como el Sistema de Lanzamiento Espacial de la NASA; el Big Falcon Rocket, de SpaceX, que pretende lanzar una misión para 2025, y Starshot, de Breakthrough Inititatives, impulsada por velas solares.

Aun así, se tendrá que esperar algunos años más para comprender mejor de dónde proceden exactamente estos objetos interestelares, con el objetivo de conocer un universo en expansión al que los científicos buscan arrojar algo de luz.

Otros artículos interesantes:

21 libros sobre tecnología que debes tener en el radar en 2021: desvelan las escandalosas intimidades y el salvaje ascenso de gigantes como Facebook, SpaceX y Spotify

Así fue la explosión del cohete Starship de SpaceX, de Elon Musk, minutos después de un aterrizaje aparentemente exitoso

Elon Musk y Bill Gates se han peleado por todo, desde el coronavirus hasta los coches eléctricos: cómo empezó su enfrentamiento y por qué se ha intensificado con la pandemia

Te recomendamos

Y además