SpaceX pone en órbita a la primera tripulación formada íntegramente por civiles

La tripulación de Inspiration4 despegó a bordo de un cohete Falcon 9 el 15 de septiembre de 2021.
La tripulación de Inspiration4 despegó a bordo de un cohete Falcon 9 el 15 de septiembre de 2021.

Inspiration4/John Kraus; NASA/Aubrey Gemignani

  • La primera tripulación compuesta exclusivamente por población civil de SpaceX se lanzó desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida.
  • La misión Inspiration4 enviará a cuatro personas a la órbita durante tres días a bordo de una nave espacial Crew Dragon.
  • En el espacio, los miembros de la tripulación realizarán investigaciones científicas, crearán arte y disfrutarán de las vistas espaciales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Un cohete de SpaceX ha despegado en los cielos sobre Cabo Cañaveral (Florida), poniendo en órbita por primera vez una tripulación únicamente compuesta por población civil

La gente común y los turistas adinerados se han lanzado a la órbita terrestre en ocasiones, pero hasta la fecha siempre habían estado acompañados de astronautas profesionales. 

Las 4 personas que despegaron a bordo de un cohete Falcon 9 a las 8:02 p.m. del miércoles son civiles con trabajos diurnos que no guardan relación con el ámbito de los astronautas. Son un multimillonario que abandonó la escuela secundaria, una geocientífica, una asistente médico y un ingeniero.

El grupo lleva entrenándose para ello desde hace unos 5 meses. En estos momentos ya se encuentran en la órbita de la Tierra, donde estarán a la deriva durante 3 días, aventurándose más lejos de nuestro planeta que cualquier ser humano desde 2009. La misión ha sido bautizada como Inspiration4.

El grupo se lanzó desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA, aunque por el resto la agencia gubernamental no tiene nada que ver con la iniciativa. 

El multimillonario Jared Isaacman contrató el vuelo desde SpaceX y es el responsable de financiar la expedición y de estar a los mandos de la nave espacial Crew Dragon de la compañía. 

Los asientos restantes en el viaje cósmico son para Sian Proctor, una geocientífica que trabaja como astronauta en simulaciones de misiones a Marte a largo plazo; Hayley Arceneaux, quien sobrevivió al cáncer de huesos cuando era niña y ahora es asistente en el St. Jude Children's Research Hospital; y Chris Sembroski, un veterano de la Fuerza Aérea que trabaja para Lockheed Martin.

"No tengo palabras para expresar lo agradecidos que estamos por esta increíble oportunidad. Sabemos que los cuatro estamos a punto de tener una experiencia que solo alrededor de 600 personas vivieron antes", dijo Isaacman en una rueda de prensa el pasado martes. 

"Estamos muy concentrados en asegurarnos de devolver todo el tiempo que nos ponemos en órbita para las personas y las causas que más nos importan".

La tripulación de Inspiration4 posa frente al cohete Falcon 9 y la nave espacial Crew Dragon. De izquierda a derecha Chris Sembroski, Jared Isaacman, Hayley Arceneaux y Sian Proctor.
La tripulación de Inspiration4 posa frente al cohete Falcon 9 y la nave espacial Crew Dragon. De izquierda a derecha Chris Sembroski, Jared Isaacman, Hayley Arceneaux y Sian Proctor.

 Inspiration4/John Kraus

A través del vuelo, Isaacman tiene como objetivo recaudar un total de 200 millones de dólares (170 millones de euros) para St. Jude, destinados a la investigación del cáncer pediátrico. 

Para lograrlo solicitarán donaciones online y subastarán artículos que la tripulación ha llevado al espacio. El propio Isaacman ya ha donado 100 millones de dólares. 

"Hay problemas reales y obligaciones reales a las que tenemos que prestar atención aquí en la Tierra para ganarnos el derecho de progresar mañana", dijo el multimillonario. 

Tras despegar, el cohete Falcon 9 llevó a la nave espacial cerca de la órbita, luego el propulsor del cohete se desprendió y volvió a caer a la Tierra, aterrizando en un barco no tripulado en el mar para volar de nuevo otro día. 

A continuación, la nave Crew Dragon experimentó el empujón final, estando a la deriva sobre nuestro planeta 13 minutos después de despegar. La cabina de la nave espacial, donde los miembros de la tripulación civil pasarán los próximos 3 días, tiene tanto espacio como un vestidor.

Ahora que están en órbita, el grupo ya puede quitarse los trajes espaciales. Su siguiente plan consiste en saborear pizza fría para la cena.

Ciencia, arte y vistas desde 571 kilómetros por encima de la Tierra

Una ilustración de la nave espacial Crew Dragon de SpaceX con una "cúpula" de cristal en la nariz.
Una ilustración de la nave espacial Crew Dragon de SpaceX con una "cúpula" de cristal en la nariz.

SpaceX

Dado que Inspiration4 no va a la estación espacial, SpaceX reemplazó el puerto que la nave espacial suele usar para el acoplamiento con una ventana redondeada, una cúpula diseñada para maximizar las vistas de la Tierra de los pasajeros de la nave espacial.

Mientras están en órbita, a una altura de hasta 571 kilómetros, la tripulación disfrutará de 15 amaneceres y atardeceres cada día.

Para pasar el tiempo, una de sus principales tareas consistirá en recopilar datos para la investigación sobre cómo los vuelos espaciales afectan el cuerpo humano. 

Al esar tan altos, la tripulación estará expuesta a más radiación que los astronautas en la estación espacial, que orbita a una altitud de aproximadamente 400 kilómetros. 

Es fundamental recabar datos sobre cómo este fenómeno afecta los cuerpos de los pasajeros, información clave para afrontar los vuelos espaciales humanos a largo plazo a lugares como la Luna y Marte.

Isaacman, Proctor, Arceneaux y Sembroski se tomarán respectivamente los signos vitales, extraerán muestras de sangre, escanearán sus órganos con un dispositivo de ultrasonido y tomarán pruebas cognitivas en una tableta.

Pero también habrá espacio para la diversión: Sembroski trajo un ukelele para tocar, mientras que Proctor lleva a bordo pinturas y marcadores.

El sábado o la madrugada del domingo, el Crew Dragon encenderá sus propulsores para impulsarse hacia la atmósfera, iniciando una caída en picado de alta velocidad. 

Las baldosas en la parte inferior de la nave espacial deben proteger a sus pasajeros, ya que la fricción sobrecalienta el aire a su alrededor a un plasma de 3500 grados Fahrenheit. Por último, la nave espacial desplegará los paracaídas para iniciar el amerizaje oceánico.

Crew Dragon ha llevado a los astronautas de la NASA en este viaje de regreso dos veces sin incidentes.

SpaceX desarrolló la nave espacial para el Programa de Tripulación Comercial de la NASA, una competencia que otorgó fondos para facilitar el desarrollo de naves espaciales comerciales. 

El objetivo era facilitar de nuevo los vuelos espaciales tripulados desde Estados Unidos. Desde 2011, cuando finalizó el Programa de Transbordadores Espaciales, SpaceX rompió ese período de sequía cuando llevó a sus primeros astronautas al espacio en mayo de 2020.

Otros artículos interesantes:

Hormigas, plantas y un brazo robótico: la 'tripulación' del último vuelo de SpaceX al espacio

Resolver un desafío espacial con tecnología medieval: el hormigón marciano será un 300% más resistente con sangre, sudor y lágrimas de astronautas

Tabaco, arroz, col rizada o ajo: estas son las plantas que podrían crecer en huertos siderales de otros planetas

Te recomendamos

Y además