Así funciona Taffix, el spray nasal que te protege frente al coronavirus durante horas de forma invisible

Spray Nasal
Gettyimages

Nadie quiere contagiarse del coronavirus. Todo el mundo lo intenta evitar dada la peligrosidad de este virus que ha ocasionados millones de muertes en todo el mundo. Ahora, Nasus Pharma ha creado un spray nasal muy efectivo que dificulta el contagio.

Más allá de las mascarillas, geles hidroalcohólicos, restricciones o distancias de seguridad, el coronavirus sigue al acecho, pero ahora existe un spray que se aplica en la nariz con el que disminuye la probabilidad de contagio hasta en un 78% de protección contra el coronavirus.

Con aroma mentolado, Taffix se aplica de una forma muy sencilla en las fosas nasales. Según explica Dalia Meggido, cofundadora y directora de la compañía Nasus Pharma, a El Mundo, "no es un sustituto de las mascarillas, sino que es una capa adicional de protección".

"Se trata de un gel fino único con partículas lo suficientemente pequeñas como para cubrir la membrana nasal, pero no lo suficientemente pequeñas como para entrar en los pulmones", según detalla Meggido.

Características, precio y dónde comprar las mascarillas FFP3, las ‘seguras’ según Fernando Simón

La compañía asegura que tiene una duración aproximada de entre 4 y 5 horas. Además, no tiene efectos secundarios ni hace tener la nariz congestionada.

Ya se encuentra a la venta tanto en farmacias como en Amazon, aunque este último a precios algo elevado y siempre mediante vendedores externos.

Resulta muy interesante, ya que de este modo tendrás una protección adicional invisible y muy fácil de renovar durante 4 o 5 horas, que es un tiempo bastante elevado para estar expuesto.

LEER TAMBIÉN: Un estudio advierte del riesgo de transmisión de coronavirus en bares y detecta incidentes de “gran preocupación”

LEER TAMBIÉN: 9 mitos sobre las vacunas que amenazan el freno de la pandemia

LEER TAMBIÉN: Por qué las tres principales farmacéuticas no han logrado una vacuna contra el coronavirus

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna