Pasar al contenido principal

Sprint, el método de Google para medir la viabilidad de un proyecto o negocio en 5 días

Sprint metodologia empresarial 5 días
Pixabay

La búsqueda constante de la mejorar de experiencia del usuario ha hecho que la mayoría de negocios hayan tenido que reinventarse y actualizar su manera de dirigirse al cliente. Una transformación constante que ha colocado al diseño en el punto de mira de todas las estrategias empresariales.

Las grandes compañías y los líderes ejecutivos están empezando a ver el verdadero impacto que puede tener el diseño en sus proyectos y llevan años apostando por él. Es el caso de Google Ventures, también conocida como GV. El fondo de capital riesgo de Alphabet que financia startups innovadoras del sector tecnológico, comenzaba en 2010 a ejecutar con estas lo que llamó Design Sprint, un proceso condensado en pocos días que ayudaba a las compañías a responder a problemas comerciales claves a través del diseño.

Basado en el estudio y eficacia de más de 300 métodos diferentes de estrategia empresarial, pensamiento de diseño e investigación de usuarios de lugares como IDEO y Stanford d.school, la propuesta llegaba a GV de la mano Jake Knapp, quien previamente había trabajado con equipos en Chrome, Google Search y Google X.

Más tarde se uniría Braden Kowitz, diseñador de experiencia de usuario en Google, quien habiendo desarrollado productos como Gmail y Google Apps, llevaría el proceso a centrarse en el viaje del cliente. 

Leer más20 startups y empresas españolas que van a revolucionar nuestras vidas

De esta manera comenzaron a ejecutarse procesos bajo el método Design Sprint con las empresas que estaban bajo el abrigo de GV. En los inicio Kowitz se desplazaba hasta las startups y enseñaba a los equipos de trabajo durante un mes cómo podían adoptar el diseño en sus negocios y el equipo que necesitarían para ello. La idea, que fue madurando con el tiempo, era desarrollar un proceso que cualquier empresa pudiera seguir. 

"Decidimos mostrar a la gente un muy buen proceso de diseño y lograr que se engancharan a él. Eso es parte de lo que es un sprint", explicaba Kowitz a la web creativebloq. 

Ahora, esta carrera de diseño de cinco días capaz de hacer resolver a las compañías cualquier problema de diseño se está convirtiendo en una sensación en el mundo de la industria web. Y nombres como Facebook, Nest, Flatiron Health o Medium, ya han seguido estas pautas para ingresar en nuevos mercados, diseñar productos o desarrollar nuevas funciones para millones de usuarios.

Cómo desarrollar design sprints

Basado en un proceso de cinco días, los distintos pasos que aglutina el método Design Sprint permiten dar respuesta a preguntas claves en cualquier proceso de lanzamiento de producto, generando prototipos rápidos y realizando pruebas de usuario en un periodo de tiempo tan corto.

Antes de comenzar con el Design sprint, aconsejan tener el desafío correcto en mente y el equipo adecuado. Este debería incluir al menos al CEO, responsables de marketing, ingenieros, encargados de ventas y por supuesto diseñadores. En definitiva desde Google Ventures consideran que cuantos más miembros del equipo puedan estar presentes mejores resultados se obtendrán. Fomentar una variedad de puntos de vista que engrosen el sprint es vital para alcanzar una solución efectiva rápidamente.

Leer más: Así es la relación entre emprender un negocio de éxito y la edad

Tras elegir al equipo comienza el procedimiento dividido en 5 días. Básicamente puede reducirse al siguiente esquema:

  • El lunes se plantean los problemas y se decide el desafío sobre el que se va a trabajar. El equipo al completo compartirá conocimientos, entenderá los distintos retos y elegirá un objetivo a desarrollar durante el resto de la semana. En esta fase resulta fundamental plantearse cuestiones como: ¿Por qué estamos haciendo este proyecto? ¿Dónde queremos estar en seis meses, un año o cinco? o ¿Cómo podríamos fallar? Hacer una lista de clientes y jugadores esenciales y cómo estos interaccionan con el producto será la pieza clave del día.
  • El martes se aportan posibles soluciones para el objetivo a cumplir. Se analizarán soluciones reales que hayan funcionado en otras compañías o la propia y se repartirán las tareas en el equipo. Además se comenzará a reclutar a los clientes objetivos para la prueba de usuario del viernes.
  • El miércoles se analizará cada solución propuesta el día anterior y se decidirá cuáles tienen más posibilidades de lograr el objetivo a largo plazo. Tras esto se realizará un guión gráfico paso a paso para la realización del prototipo.
  • El jueves se crearán los prototipos acordados. Es importante entender que al hablar de prototipos se refieren a "prototipo fachada ", es decir generar apps falsas o plantillas de web, siempre enfocados en el usuario, pero no la creación de productos reales. Se comenzará dividiendo el guión gráfico en escenas más pequeñas y sirviéndose de todas las habilidades del equipo se asignarán las funciones convenientes a cada miembro. Durante esta sesión también habrá que cerciorarse de que todo está listo para la prueba del viernes, confirmando el cronograma, revisando el prototipo y escribiendo un guión para la entrevista.
  • El viernes el prototipo se prueba con los usuarios y se recogen las respuestas de estos. Lo idóneo sería contar con dos habitaciones. Un cuarto para realizar los encuentros y otro donde el equipo verá un video de las entrevistas. Para ello conviene colocar una cámara web para ver las reacciones de los clientes. El número de entrevistas no debe ser inferior a 5, a partir de esta cifra se comenzará a encontrar patrones en las respuestas. Además el visionado de las reacciones deberá ser realizado por el equipo al mismo tiempo para participar en grupo del análisis y las conclusiones. Todos los patrones serán anotados, divididos en positivos o negativos y comparados posteriormente con el objetivo para decidir la viabilidad de este.

Pensado tanto para grandes empresas consolidadas como para equipos pequeños que comienzan su andadura empresarial, el método Design Sprint permite que en tan solo cinco días una idea de negocio consiga experiencias reales de usuario.

Desarrollo de nuevas metodologías de empresa

Pero más allá de tratarse de un proceso de aceleración de fases, el objetivo final que pretende el Design sprint es lograr cambiar la metodología de las empresas ante procesos de lanzamiento de producto o negocio.

Es decir, enseñar a las compañías a generar innovación a través de dos elementos claves: un equipo aliniado bajo una misma visión y un pensamiento siempre centrado en el usuario.

Al involucrar un equipo completo de ámbitos tan dispares en un proceso tan comprimido en el tiempo como impone el método Design Sprint, GV busca mostrar a aquellas compañías que lo llevan a cabo nuevos hábitos de trabajo que tienen en el diseño su eje central y en el usuario su único foco.

En cuanto a cómo llevar a cabo el método Design Sprint  en una compañía, es obvio que pocas pueden contar con la presencia de un miembro de Google para exponer y practicar esta metodología. Por ello dicho proceso creativo se ha recogido al detalle en el libro Sprint escrito por Jake Knapp, John Zeratsky y Braden Kowitz, socios de Google Ventures. 

Además pueden encontrarse detalles de cada una de las fase a seguir a través de vídeos en Youtube y de PDFs facilitados por Google en su blog.

Te puede interesar