Ucrania dice que los satélites de Starlink ofrecidos por Elon Musk son "muy efectivos" contra Rusia, y China observa con atención

Un miembro de la Brigada Separada de la Defensa Territorial de Kharkiv (Ucrania) usa una radio durante simulacros, el 25 de mayo de 2021.
Un miembro de la Brigada Separada de la Defensa Territorial de Kharkiv (Ucrania) usa una radio durante simulacros, el 25 de mayo de 2021.

Vyacheslav Madiyevskyy/ Ukrinform/Future Publishing via Getty Images

Desde el comienzo de la invasión rusa, Estados Unidos y los aliados europeos y de la OTAN han enviado a Ucrania ayuda humanitaria, económica y de seguridad por valor de decenas de miles de millones de dólares.

La asistencia a los ucranianos en conflicto ha venido tanto desde el sector público como desde el privado. Una de las contribuciones más notables ha sido la de Starlink, un sistema de comunicación por satélite dirigido por SpaceX.

SpaceX ha asegurado que ha entregado 15.000 paquetes de Starlink a Ucrania desde finales de febrero. Los dispositivos brindan al ejército ucraniano un medio de comunicación resistente y confiable. 

Las tropas ucranianas los han utilizado para coordinar contraataques o pedir apoyo de artillería, mientras que los civiles ucranianos han utilizado el sistema para mantenerse en contacto con sus seres queridos dentro y fuera del país.

Las tropas ucranianas sitiadas en la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariúpol, solo pudieron comunicarse con Kiev y el resto del mundo porque tenían un dispositivo Starlink. 

Un terminal de Starlink en Odessa, el 15 de marzo de 2022.

Hay otras compañías de satélites comerciales que brindan servicios similares, pero SpaceX ha desarrollado una de las redes más sólidas. Starlink utiliza una nueva generación de satélites de órbita baja que son resistentes y potentes porque funcionan como una constelación.

Starlink ha sido "muy efectivo", ha comentado a Wired. "Nos ayudó mucho, en muchos momentos relacionados con el bloqueo de nuestras ciudades, pueblos y relacionados con el territorio ocupado. A veces perdíamos completamente la comunicación con esos lugares".

En ciudades ocupadas sin acceso a Starlink, los rusos han dicho a los civiles que Ucrania ya no existe como país, pero esas tácticas no han tenido éxito a gran escala debido a Starlink.

Así utiliza el Ejército de Ucrania Starlink, el servicio de internet por satélite de Elon Musk, para hacer frente a Rusia

El acceso de los ucranianos a Starlink ha "destruido totalmente" la campaña de información del presidente ruso Vladímir Putin, según ha explicado Steve Butow, director de la cartera espacial de la Unidad de Innovación de Defensa, a Politico

Putin "nunca, hasta el día de hoy, ha podido silenciar a Zelenski", ha agregado. 

"Necesitamos Starlink" 

Antenas satelitales en un edificio residencial destruido en Hostomel (Ucrania), el 22 de abril de 2022.

El gobierno de Ucrania solicitó Starlink para contrarrestar los ciberataques rusos contra sus propias comunicaciones por satélite.

En las horas previas al inicio de la invasión el 24 de febrero, Moscú lanzó AcidRain contra Viasat, una empresa estadounidense de comunicaciones por satélite que proporcionaba servicios de comunicación al ejército ucraniano. 

AcidRain era un "limpiador" diseñado para apuntar a los módems y enrutadores de Viasat y borrar sus datos, antes de desactivarlos permanentemente.

En las primeras horas del conflicto, cuando la niebla de la guerra es más densa, la incapacidad de los comandantes ucranianos para comunicarse entre sí y con sus tropas podría haber sido catastrófica. 

En los meses transcurridos desde entonces, Rusia también ha aumentado sus "intentos de interferencia y piratería" contra Starlink, según Musk. 

"¿Qué les dicen a los jóvenes oficiales en entrenamiento? Su arma más importante es su radio. Están para coordinar y liderar la lucha, no necesariamente para derribar puertas y ser el primer hombre en entrar", ha declarado un soldado de las Fuerzas Especiales y especialista en comunicaciones en la Guardia Nacional del Ejército de Estados Unidos. 

"Ese concepto se aplica de la misma manera al joven subteniente de infantería hasta llegar al comandante en jefe. ¡Las buenas comunicaciones lo son todo!", ha añadido a Business Insider el operador (quien no contaba con autorización para hablar con los medios). 

El ataque cibernético a Viasat demostró el valor de tener una red de comunicaciones por satélite distribuida, pero los ataques cibernéticos no son la única forma de atacar dichas redes. 

¿Acceder o atacar? 

Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, durante una reunión con los legisladores estadounidenses a través de Starlink, el 16 de marzo de 2022.

En la guerra moderna contra adversarios altamente capaces, tener una red satelital distribuida y resistente es clave para el éxito. El ejército de Estados Unidos tiene sus propios satélites para ese propósito, y en el pasado se han utilizado dispositivos comerciales de comunicaciones por satélite en el campo de batalla. 

A medida que esos sistemas se vuelven más vitales para las operaciones militares, los militares también buscan cómo interrumpirlos. 

En un artículo publicado en mayo, los investigadores militares chinos pidieron el desarrollo de "métodos de eliminación suave y dura" para desactivar o destruir toda la constelación de satélites Starlink en caso de conflicto.

Los investigadores no describieron medios específicos para contrarrestar a Starlink, pero dijeron que "todo el sistema" debería ser un objetivo, lo que "requiere algunas medidas de bajo coste y alta eficiencia".

En Estados Unidos, las agencias militares y de inteligencia desempeñan un papel tanto en la protección de las redes de satélite estadounidenses como en la selección de las de los adversarios. La división del trabajo depende en gran medida del objetivo: acceder a la red o atacar para apagarla. 

Un grupo de soldados estadounidenses instalan una torre de microondas táctica en un campo de Saint Hubert (Bélgica), el 28 de junio de 2016.

"[Los operadores del Comando Cibernético] realmente quieren entender las redes en sí. No les importa qué información se transmite en esa red, sino qué red se está utilizando y su naturaleza (militar, financiera, diplomática, etc.)", ha comentado a Business Insider un exoficial de inteligencia de Estados Unidos.

La Agencia de Seguridad Nacional, los principales recolectores de inteligencia de señales de Estados Unidos, están menos preocupados por los nodos específicos y más centrados en lo que se transmite. Los oficiales de inteligencia prefieren saber qué dicen los generales chinos para informar mejor a los políticos estadounidenses.

La inteligencia de señales de alto nivel es generalmente la más controlada, y hay "muy pocas personas que tienen acceso a eso porque es información altamente técnica y compleja que requiere mucho análisis", ha agregado el exoficial de inteligencia. 

Stavros Atlamazoglou es periodista de defensa especializado en operaciones especiales, veterano del Ejército Helénico (servicio nacional con el 575º Batallón de Infantería de Marina y el Cuartel General del Ejército) y graduado por la Universidad Johns Hopkins. 

Otros artículos interesantes:

China crea un 'portadrones' autónomo y capitaneado con una IA que podría convertirse "en el futuro de la guerra"

Este gráfico explica por qué Moscú podría recurrir a China para aumentar las importaciones de petróleo tras un potencial embargo de la UE

Estas son las bicicletas eléctricas que el ejército ucraniano utiliza para abatir los tanques rusos

Te recomendamos