Pasar al contenido principal

La 'startup' de 'coaching' BetterUp apunta las 3 habilidades más importantes que un jefe debe tener

Trabajadores en equipo
Shutterstock
  • BetterUp es una startup que asesora a trabajadores de las empresas tecnológicas de Silicon Valley en cuestiones de liderazgo.
  • Le pedimos que echara un vistazo a sus datos para encontrar aquellas habilidades a las que más esfuerzo dedican los clientes junto con sus entrenadores.
  • Los jefes que tienen éxito son aquellos que establecen objetivos para su equipo y los comunican con claridad, desarrollan una cultura de confianza mutua y adoptan una “mentalidad de crecimiento”.

Cuando a un trabajador lo ascienden a jefe, es posible que se encuentre con que las habilidades técnicas que había desarrollado como currante no le sirvan de mucho en un puesto de liderazgo.

Así lo afirma la empresa emergente BetterUp, que proporciona servicios de coaching a trabajadores de las compañías tecnológicas de Silicon Valley, como Facebook, Salesforce y LinkedIn. Los clientes mantienen sesiones virtuales con terapeutas, psicólogos y asesores.

Fundada en 2013, BetterUp trabaja sobre todo con jefes de nivel intermedio que demuestran tener potencial, según sus empleadores, pero a los que les podría venir bien un poco de entrenamiento.

“A diferencia de los ejecutivos de alto nivel que llevan mucho en el negocio”, los nuevos jefes tienen la oportunidad de desarrollar sus competencias sin tener que ‘desaprender’ ciertos comportamientos que no les resultan de gran utilidad, indica la doctora Jacinta Jiménez, una psicóloga que lidera el departamento de coaching de BetterUp.

Le pedimos a BetterUp que repasara sus datos y nos dijera las tres habilidades a las que más esfuerzo dedican los clientes con sus entrenadores. Los resultados fueron los siguientes: la concreción de objetivos y su buena comunicación, la construcción de una cultura de confianza mutua y el desarrollo de una “mentalidad de crecimiento”. A continuación, te explicamos lo que significan.

Establece objetivos para tu equipo y comunícalos con claridad

Discusión en equipo
Shutterstock

Muchos nuevos jefes son trabajadores ejemplares que han sido ascendidos por sus habilidades profesionales. Y probablemente asuman por instinto toda la carga de trabajo.

“Es una forma rápida de que acaben saturados y eso no beneficia a nadie”, dice Jiménez, que ha trabajado con muchos empleados del sector tecnológico a lo largo de su carrera, a Business Insider.

Un jefe que establece objetivos concretos a sus subalternos probablemente se encuentre con que su equipo se siente más valorado y motivado, ya que su superior ha mostrado confianza en sus habilidades. Y, si los objetivos demuestran que el jefe entiende las fortalezas de sus empleados y lo que les inspira, puede que animen aún más al equipo. “Es difícil que tu equipo esté motivado si no ofreces indicaciones claras”, asegura la experta.

Crea una cultura donde todos sientan que pueden aportar

Grupo de trabajo
Shutterstock

Los jefes más exitosos son aquellos capaces de crear un ambiente donde todo el mundo sienta que puede participar y dar lo mejor de sí. “[Esto va de] estar sentado en una reunión con todo el equipo y no sentir que tu jefe te va a cortar si dices ‘ey, tengo una buena idea’”, apunta Jiménez.

Amy Edmondson, cuyo estudio del liderazgo y la gestión en la Escuela de Negocios de Harvard ha influenciado en parte la metodología de BetterUp, opina que un líder consigue crear una cultura de confianza mutua cuando descubre “lo que los otros saben, qué aportan y qué pueden añadir”.

Su consejo para los jefes es que hagan preguntas genuinas a sus empleados y que les escuchen con atención, muestren entusiasmo cuando el equipo alcance sus objetivos y se interesen por los puntos de vista de cada uno independientemente de su posición en la jerarquía empresarial. Cuando un líder predica con el ejemplo, la creatividad y la innovación florecen.

Acepta el fracaso

Trabajador desbordado
Shutterstock

Los nuevos jefes tienden a pensar en el desarrollo personal en términos de blanco o negro. “‘O estoy hecho para ser jefe o no lo estoy’ es una mentalidad fija y va a conducir a todo el mundo al fracaso de diversas maneras”, afirma Jiménez. “Empiezas a intentar demostrártelo a ti mismo”.

La psicóloga asegura que la clave del éxito es abandonar esa forma de pensar y desarrollar una “mentalidad de crecimiento”: adoptar la idea de que podemos desarrollar la capacidad de nuestro cerebro para aprender y solucionar problemas.

Puede que suene como algo vago o sin fundamento, pero esta habilidad se basa en los estudios de la psicóloga Carol Dweck, cuyas investigaciones en el terreno de la motivación también han influido en la metodología de BetterUp.

Cuando los jefes con los que trabaja sacan conclusiones precipitadas del tipo “debería haber podido hacer eso” o “sé lo que esa persona está pensando”, Jiménez les dice que deben tomar nota de dichos pensamientos bien de forma mental o sobre el papel y pasar a otra cosa. “A veces les decimos, ¡acepta la palabra fracaso!”, afirma.

Te puede interesar

Lo más popular