Pasar al contenido principal

BBVA acaba de invertir en Grabango, una startup que quiere acabar para siempre con las colas en los supermercados

Una tienda de Amazon Go en Seattle.
Reuters
  • El fondo de inversión de BBVA, Propel Ventures, ha liderado una ronda de inversión serie A de 12 millones de dólares en la startup Grabango. 
  • La empresa se dedica a desarrollar soluciones tecnológicas para evitar las colas en la línea de cajas de los comercios. 
  • Uno de los retos del comercio en los últimos años y de cara al futuro es hacer que la experiencia de compra sea más cómoda. El año pasado Amazon lanzó Amazon Go, una tienda donde se paga sin pasar por casa. 

Acabar con las colas en los comercios a la hora de pagar. Ese el objetivo de Grabango, una startup que acaba de levantar 12 millones de dólares en una ronda de financiación serie A liderada por Propel Ventures, el fondo de inversión de BBVA

Esta empresa que nació en 2016 y ha conseguido ya una financiación acumulada de 18 millones de dólares. El objetivo de la firma es utilizar técnicas de machine learning y visión artificial para evitar las colas de los comercios.

Para ello, cuando el cliente entre en el establecimientos se crea una cesta virtual que se van llenando conforme el cliente elige artículos de la tienda. Una vez finalizada la compra, el cliente puede ir a la caja y pagar de forma habitual o bien hacerlo a través del móvil.  

Por el momento, la empresa ya tiene firmados acuerdos con cuatro grandes cadenas estadounidenses, que según las cifras que ellos mismos proporcionan atienden a más de 600 millones de clientes y cubren alrededor de 2,7 millones de metros cuadrados de superficie total. 

A esto se suma, que han presentado ya 17 solicitudes de patentes en tecnologías relacionadas con el pago automático y cuentan con un equipo de 37 empleados. 

"Nuestro objetivo es cambiar para siempre cómo la gente interactúa con las cosas. Como Arthur C. Clarke nos enseñó, la tecnología avanzada puede ser implementa tan bien que parezca magia", apunta en un comunicado de prensa Will Glaser, fundador de Grabango y consejero delegado de la compañía, que anteriormente fundó Pandora Radio.  

Comprar pagando sin pasar por caja: una tendencia del futuro del retail

Uno de los retos del sector del retail es la eliminación de lo que llaman "fricción" en el proceso de compra, es decir, eliminar aquello que pueda resultar molesto al consumidor y que puede conllevar que este finalmente no compre. Por ejemplo, las colas largas en la línea de cajas puede hacer que se frene el impulso de compra. 

Este es el caso de las nuevas tiendas de Amazon Go que buscan que el cliente elija lo que quiere llevarse, lo meta en la cesta y directamente salga por la puerta del establecimiento porque se le cargará en su monedero virtual. Por el momento, el gigante del comercio electrónico ha abierto tres tiendas físicas en Estados Unidos y planea llegar a las 3.000 en el país. Además, la multinacional de Jeff Bezos estaría estudiando abrir su primera tienda en Europa, concretamente en Londres

Leer más: Esta es la última innovación de Inditex para hacer frente a los gigantes del comercio electrónico

Una tendencia que también trató de emular Alibaba. El gigante chino de gigante electrónico probó con su Tao Café, una cafetería efímera donde también se podía pagar directamente sin pasar por caja con su aplicación de pagos móviles Taobabo -que gestiona a través de Ant Finantial-.

De esta forma, escaneando la app móvil en una especia de tornos como los del metro al entrar en la cafetería se podían cargar los pedidos directamente a la cuenta de Taobao del cliente. 

Las diferentes soluciones que están probando los gigantes del comercio electrónico buscan lograr lo que en el sector denominan omnicanalidad, es decir, estar presentes tanto en tiendas físicas como a través de internet. Poder combinar los dos canales será la clave del éxito para el comercio, según apuntan los expertos. 

"Tenemos que entender el acercamiento de muchas enseñas de distribución a ubicaciones de proximidad con el cliente dentro del reto de la gestión integrada de los canales de venta y comunicación (lo que se conoce como omnicanalidad). Muchos de estos movimientos hablan de la necesidad de que la tienda física asuma funciones complementarias a la tienda online y viceversa", explicaban en un reportaje de Business Insider hace unos meses las expertas Gemma Martín Gómez y Rosalía Larrey Martirena, profesoras asociadas del departamento de marketing de ESADE. 

Sin llegar al extremo de Amazon, las grandes cadenas de supermercados llevan unos años implantando el sistema de cajas automáticas donde el propio cliente puede pagar la compra. A esto se suman incluso las grandes cadenas de moda. Inditex ya ha comenzado a implantar un sistema similar donde el usuario puede desalarmar sus prenda, pagar y llevarse la ropa comprada. 

Y además