Pasar al contenido principal

La startup que quiere salvar a millones de bebés con tecnología

Las cofundadoras de Neopenda, Shah y Cauvel.

Neopenda

  • Las cofundadoras de Neopenda, Sona Shah y Teresa Cauvel, están aplicando sus habilidades de ingeniería y diseño para ayudar a las enfermeras a manejar a los recién nacidos en hospitales superpoblados y con poco personal en Uganda.
  • Su producto está inspirado en tecnología moderna, como los relojes inteligentes y medirá los signos vitales como la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria, la saturación de oxígeno en la sangre y la temperatura.
  • Las constantes vitales se envían de forma inalámbrica a una tableta para que las enfermeras puedan controlar a varios bebés y recibir alertas instantáneas cuando los signos vitales están fuera de su alcance.
  • Neopenda, con sede en Chicago, ha recaudado hasta ahora 750.000 dólares (aproximadamente unos 642.000 euros) para su producto.

Sona Shah y Teresa Cauvel tienen el objetivo de utilizar la tecnología para salvar a millones de bebés en todo el mundo.

Las dos se conocieron al completar un programa de master de ingeniería en la Universidad de Columbia. Durante un viaje a Uganda, visitaron muchos hospitales locales y observaron que el equipo comercial era derrochador y costoso de mantener. También pasaron tiempo en salas de recién nacidos, donde la escasez de enfermeras causó la muerte de algunos bebés por causas que se podrían haber prevenido.

El dúo utilizó sus habilidades de ingeniería y conceptos de diseño para abordar estos problemas y en 2015 fundó la startup Neopenda, con sede en Chicago. Shah y Cauvel figuran en la lista de Business Insider's de los 30 mejores líderes jóvenes en tecnología para la salud menores de 40 años.

El primer producto de Neopenda, que aún está en desarrollo, es un pequeño dispositivo portátil similar a un reloj inteligente destinado a monitorizar y medir cuatro signos vitales a la vez, incluyendo la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria, la saturación de oxígeno en la sangre y la temperatura.

Leer más: Este mapa muestra la enorme brecha digital entre África y el resto del mundo

Estos signos vitales son transmitidos a una tableta a través de las cuales las enfermeras pueden controlar en tiempo real las condiciones de múltiples bebés y pueden ser alertadas cuando sus signos vitales están fuera de rango. Las tasas de respuesta más rápidas podrían suponer una gran diferencia cuando se trata de recién nacidos.

Neopenda espera que su producto sea útil en hospitales con exceso de personal y hacinamiento en áreas de bajos recursos, donde el equipo actual existente para monitorizar a los bebés simplemente no satisface las necesidades.

Más de 7.000 recién nacidos mueren todos los días en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la mayoría de estas muertes son causadas por factores que se pueden prevenir o tratar fácilmente.

Leer más: La nueva inteligencia artificial de Google es capaz de predecir cuándo va a morir un paciente hospitalario

Los dispositivos se alimentan con baterías recargables y han sido diseñados atendiendo a las opiniones de las enfermeras y los médicos de Uganda para garantizar que satisfagan las necesidades y limitaciones de los hospitales de ese país. Neoprenda estará llevando a cabo la validación clínica durante los próximos meses, y anticipa que el producto se podría comercializar durante el tercer trimestre de 2019.

La compañía ha recaudado 750.000 dólares (aproximadamente unos 642.000 euros) hasta el momento para su producto.

"Me sorprende mucho que la tecnología que puede mejorar los resultados de salud no se exporte fácilmente a estos entornos. Somos parte del movimiento inicial, pero esperamos que cada vez se unan más empresas también", dijo Shah.

Te puede interesar