Estos 3 amigos se conocieron en la universidad y crearon una plataforma de compraventa de coches de segunda mano que ya se ha convertido en unicornio

El equipo de Carro.
El equipo de Carro.
Carro
  • Carro es una plataforma tecnológica de Singapur que ofrece desde la venta de coches de segunda mano, hasta un sistema de suscripción mensual para alquilar vehículos. 
  • Este verano lograba en su última ronda de financiación 400 millones de dólares y lograba convertirse en un unicornio. 
  • En Carro la IA y su complejo sistema de algoritmos son fundamentales pues de ellos depende el éxito de su plataforma que personaliza hasta el precio de los seguros de sus clientes.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Carro es la reina de la venta online de coches de segunda mano del sudeste asiático. 

Aaron Tan, Aditya Lesmana y Kelvin Chng son sus fundadores, y aunque todos han pasado por la Singapore Management University, se conocieron en Estados Unidos, en la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh. 

Allí fue donde descubrieron la revolución que el sector de la automoción estaba viviendo con empresas como Beepi, Uber o DriveShift. Una vez de vuelta en su país de origen, donde el mercado de los coches de segunda mano no era del todo transparente, decidieron montar su propia plataforma. 

Era el año 2015.

Ahora, esta startup es un unicornio —empresa valorada en más de 1.000 millones de dólares— desde el pasado mes de marzo y es una de las compañías emergentes que más rápido crece en la zona de Asia-Pácifico. Además, ya prepara su salida a bolsa.

Su modelo de negocio va mucho más allá de la simple venta de un coche a través de internet. Carro ofrece desde la compra online de coches de segunda mano, hasta la financiación de esos vehículos a través de su plataforma de préstamos, pasando incluso por la reparación en cualquier taller del mundo de los vehículos que vende.

En este sentido, la compañía asiática ofrece financiación personalizada, seguros de automóvil, servicios de posventa de vehículos, todo ello en donde la Inteligencia Artificial y los algoritmos son fundamentales. 

La compañía tecnológica ofrece la posibilidad de comprar un vehículo usado sin ni siquiera salir de casa y desplazarse a un concesionario, algo que durante la pandemia catapultó las ventas de la startup asiática. 

Europa se ha convertido en el principal mercado mundial para los coches eléctricos en 2020, pero algunos fabricantes reconocen su dependencia de los subsidios

Sin embargo, como la compra de un coche es algo muy personal y la mayoría de usuarios prefiere ver en persona el vehículo, la compañía ha desarrollado su "Showroom". 

Esta opción está disponible solamente en Singapur, pero los usuarios mediante un código QR pueden desbloquear coches aparcados en la ciudad, para poder así visitarlo e inspeccionarlo a fondo a cualquier hora del día sin la necesidad de tener un concesionario abierto.

Los precios de los coches los determina la propia plataforma gracias a un complejo sistema de aprendizaje automático que estudia los detalles del vehículo como la marca, el modelo, el kilometraje, y cruza estos datos con una inmensa base que recoge las transacciones de la compañía. 

Además, este sistema tiene información del propio mercado por lo que la automatización del proceso de venta es casi del 100%. 

Tal es la implementación de la tecnología en el proceso de compra y posventa de la plataforma, que el precio de los seguros que ofrece Carro a sus clientes se establece gracias al comportamiento de los propios asegurados. 

Es decir, mediante unos sensores colocados en los coches, se registra la conducción de los clientes y se elabora un perfil del conductor; si conduce rápido, agresivo, cauto o si respeta los límites de velocidad, la probabilidad de tener un accidente, etc. Todo queda registrado, y esas variables determinan el precio que pagará por su seguro. 

“Suena un poco futurista, pero es algo que se lleva haciendo en Estados Unidos desde hace muchos años, como GEICO y un montón de otras aseguradoras”, explicaba Aaron Tan, CEO y cofundador de la compañía a TechCrunch.

Desde su fundación, Carro se ha posicionado como una compañía disruptora e innovadora, incorporando el pago online de coches o un servicio de suscripción de vehículos mediante el cual, con una tarifa plana mensual que cubre los gastos de mantenimiento, los clientes pueden alquilar un coche.

Realidad virtual, ciudades inteligentes y coches autónomos: SenseTime, el fascinante e inquietante gigante chino de inteligencia artificial está a punto de salir a bolsa 

De hecho, Carro tiene una propia plataforma de fintech que se ocupa de toda la parte de financiación y aseguradora de los automóviles de sus clientes. 

La propia compañía asegura en su página web que el volumen de su negocio anual es de 1.000 millones de dólares, y este verano lograba recaudar más de 400 millones en una ronda de inversión en la que participaron fondos como SoftBank o Mitsubishi Corporation. 

Tras esa última ronda de financiación la startup del sector automovilístico adquiría la insignia de unicornio, y su CEO y cofundador, Tan decía lo siguiente; “La cuestión es que, ahora que hemos alcanzado los 1.000 millones de dólares, ¿cómo llegamos a los 10.000 millones? ¿Cómo alcanzamos los 100.000 millones de dólares?”. 

En España este modelo de venta de vehículos todavía no está a la altura de compañías como Carro o Carsome, otra plataforma del sector. Sin embargo, la pandemia obligó al sector a modernizarse y ofrecer alternativas a los clientes frente al estancamiento de la venta de coches. 

Un ejemplo es la plataforma Clicars con un modelo de negocio muy similar al de Carro, basado en la compra y venta de coches de segunda mano de manera online. 

Carro mientras tanto sigue imparable. Además de la implementación de la tecnología y la pandemia, factores que han posicionado muy bien a la startup asiática, una de las claves de su crecimiento es la transición hacia el modelo eléctrico que actualmente vive la industria automovilística. 

En este sentido, miles de clientes están adquiriendo vehículos eléctricos en todo el mundo, y por lo tanto, poniendo a la venta sus antiguos coches de combustión, algo de lo que se ha beneficiado Carro.

Con la sostenibilidad como objetivo en el medio plazo, Tan asegura que prevé su salida a bolsa en los próximos 12 meses. 

"De aquí a ese momento, tenemos que preparar la empresa, establecer los controles, contratar a las personas y cumplir las normas. Solamente entonces podremos decir que, de acuerdo, estamos preparados para salir a bolsa dentro de 12 o 18 meses”. 

Otros artículos interesantes:

La inteligencia artificial de Google ya es capaz de predecir con precisión si lloverá en los próximos minutos

Una inteligencia artificial llega más lejos que los médicos y descubre la combinación de fármacos para tratar un raro cáncer cerebral infantil

Robots como profesores y médicos validando los diagnósticos de un software: así será la inteligencia artificial en 2041, según el expresidente de Google China

Te recomendamos

Y además