Pasar al contenido principal

Un emprendedor levanta 230 millones en su primera ronda de inversión tras dejar la universidad y pasar 7 años construyendo su startup sin financiación

El emprendedor suizo y fundador de la startup Checkout.com Guillaume Pousaz
El emprendedor suizo Guillaume Pousaz Checkout.com
  • Guillaume Pousaz es un emprendedor suizo de 37 años que ha fundado la compañía de pagos Checkout.com, que recaudó en mayo la mayor ronda de inversión Serie A en Europa, de 230 millones de dólares con una valoración de 2.000 millones de dólares.
  • Checkout.com existe desde 2012, y ha ido construido de forma discreta un rentable negocio de pagos internacionales sin recibir inversiones de capital inicial.
  • Pousaz ha declarado a Business Insider que ha tenido cuidado de hacer crecer el negocio de manera sostenible. Ser autosuficiente durante 7 años ha significado que cada decisión de contratación cuente, según este emprendedor.
  • Pousaz ha recibido consejos sobre cómo recibir inversiones externas de su mentor, Reid Hoffman, el CEO y fundador de LinkedIn, y afirma que es importante elegir a los inversores adecuados en lugar de centrarse en la cantidad de dinero que te dan.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las historias de startups "autosuficientes" y exitosas, que no requieren financiación externa, son poco frecuentes en el mundo tecnológico. Es por eso que la compañía británica de pagos Checkout.com parece haber salido de la nada.

Fundada en 2012 por Guillaume Pousaz, un joven suizo rebotado de la universidad, Checkout.com ha levantado en mayo la mayor ronda de inversión Serie A en Europa, de 230 millones de dólares (unos 205 millones de euros) y con una valoración de 2.000 millones de dólares (algo menos de 1.800 millones de euros).

La ronda ha sido encabezada por las firmas de inversión en crecimiento DST Global e Insight Ventures. Además, cuenta con otros patrocinadores como el fondo soberano de Singapur y el fondo de capital inicial británico Blossom Capital.

Leer más: Las 5 startups europeas con más potencial para convertirse en los nuevos titanes

Checkout.com gestiona los pagos para grandes empresas, como la startup británica de comida para llevar Deliveroo, además de TransferWise, Adidas y Virgin. Es invisible para el consumidor, pero la propuesta a las empresas es que la tecnología de Checkout.com se encarga de la pasarela de pago, el procesado, la evaluación de riesgos y fraudes y otros servicios bajo un único techo. Entre sus competidores se cuentan Stripe, cuya última valoración fue de 23.000 millones de dólares (sobre 20.500 millones de euros), y la firma de pagos holandesa Adyen, que debutó en bolsa en 2018.

Según los folletos financieros más recientes presentados por Checkout, la compañía generó 47 millones de dólares (en torno a 42 millones de euros) en ingresos en 2017, y cuenta con un ebitda de 8,4 millones y un margen de beneficio bruto del 54%. Estos son los tipos de números con los que sueñan los inversores de capital inicial, pero todo ello se ha creado sin inversión externa.

¿Cómo ha conseguido mantenerse fuera del radar?

Un repartidor de Deliveroo
Reuters

Evitar la publicidad ha sido algo intencionado, asegura Pousaz a Business Insider. Este CEO afirma que prefiere controlar el crecimiento de su negocio para evitar extralimitarse.

"Si quieres construir una casa grande, es mejor que empieces con unos buenos cimientos", precisa el emprendedor. "Y creo que hemos estado sentando esas bases durante años".

Y añade que "es un hecho bien documentado que algunas fintech en Europa han crecido demasiado rápido y posteriormente han sufrido procesos que no coinciden con lo que debería ser".

Leer más: Los 10 polos de innovación digital más pujantes en Europa

Él no quiere citar a una compañía en concreto, pero la startup de cambio de divisas Revolut ha acabado en las noticias por posibles fallos de cumplimiento. "Eso no los convierte en malas personas, pero yo soy muy suizo. Tal vez sea la disciplina de la autosuficiencia, me gusta hacer las cosas de forma controlada".

Pousaz agrega que no quería recaudar esos 230 millones de dólares, pero que se dejó influir por la calidad de inversores como DST e Insight, que no tienen por costumbre firmar cheques pequeños. El CEO y fundador utilizará este efectivo para impulsar la expansión de la startup, hacer contrataciones y mantendrá el resto en el balance de Checkout.

Cuando se le pregunta sobre si Checkout ha discutido una posible financiación con el gigante inversor japonés SoftBank, Pousaz confirma que así fue, pero se niega a entrar en detalles.

El control y la disciplina son evidentes en otras facetas del carácter de Pousaz. Viaja regularmente a la sede de Checkout en Londres desde Dubai y regresa cada fin de semana para pasar tiempo con su esposa y sus dos hijos.

Leer más: 9 inventos de startups europeas que podrían cambiar para siempre la forma en la que nos movemos

"Solo veo a mis hijos los sábados", dice con ironía. "Estoy emocionalmente apegado a mi negocio hasta el punto en que no percibo su parte difícil. Mi esposa probablemente te dirá que es muy difícil".

Su vida está tan ocupada debido en parte a su proximidad a una tragedia familiar, afirma Pousaz. El emprendedor abandonó la universidad en Lausana, Suiza, y no pudo realizar sus exámenes finales después de que a su padre le diagnosticasen un cáncer de páncreas. Él describe ese momento como "fundamental" y afirma que ha motivado que él y su esposa se decidiesen a vivir una vida plena y en diferentes lugares.

Checkout ha dado un rodeo para convertirse en una compañía valorada en 2.000 millones

Reid Hoffman, CEO y fundador de Linkedin
Reid Hoffman, CEO y fundador de Linkedin Steve Jennings/Getty Images

Pousaz entró en el sector de los pagos y en el emprendimiento mediante la creación de NetMerchant en 2007, una empresa de pagos basada en tecnología de marca blanca. Esta compañía, según Pousaz, era rentable, pero no poseía ninguna tecnología propia. Dirigir NetMerchant le dio los fondos para perseguir lo que se convertiría en Checkout.com, para intentar crear un paquete completo de pagos.

En 2009, descubrió y compró una empresa de pagos de Mauricio que había construido una pasarela de pago. Fue un buen negocio: los salarios de los ingenieros en Mauricio eran mucho más baratos que en Reino Unido, y Pousaz comenzó a construir con muy poco dinero su propia empresa, que entonces se llamaba Opus Payments.

Un cambio en la regulación de la UE para alentar a compañías que no fuesen bancos a entrar en el sector de los pagos fue el punto de inflexión para Opus. La firma se duplicó en Reino Unido y cambió su nombre a Checkout.com en 2012.

Leer más: Apple y Microsoft invertirán en el nuevo megafondo de SoftBank para las startups que está valorado en 108.000 millones de dólares

"En 2012 empezamos a ganar un poco de dinero y comenzamos a contratar en Reino Unido de uno en uno", asegura Pousaz. Habría sido imposible, añade, construir la startup desde cero en Reino Unido debido a que la media salarial es más alta.

Fue en esta época cuando Checkout.com llamó la atención de los inversores en capital inicial.

La inversora Ophelia Brown era directora de Index Ventures en 2013, y le envió a Pousaz un correo electrónico en el que se presentaba a puerta fría. Pasarían 6 años antes de que Pousaz le aceptase un cheque.

"Las personas que trabajan en capital inicial obviamente siguen a compañías como la nuestra, y tienen una extraña habilidad para localizarnos", según Pousaz. "Pero tengo una visión a largo plazo de mi negocio, y en ese momento no tenía sentido levantar capital. Esa es la realidad".

"No reescribiré la historia, si hubiésemos tenido más dinero podríamos haber crecido mucho más rápido y las cosas podrían haber sido diferentes. Pero resulta que tengo 37 años, probablemente me dedicaré a esto toda mi vida. La misión de la compañía es construir el futuro de la banca, no son solo pagos", añade.

Leer más: Por qué a esta gran empresa de medios de pago le interesan las fintech y qué está haciendo para que crezcan (e incluso lleguen a ser unicornios)

A Brown, habiendo olvidado completamente el correo electrónico que le envió en 2013, le volvieron a presentar a Pousaz más recientemente, a través de Taavet Hinrikus, cofundador de TransferWise, y finalmente pudo hacer su inversión.

"Cualquiera que haya construido su propio negocio durante 7 años hasta alcanzar ese tamaño y todavía esté tomando vuelos de ida y vuelta, y trabajando las 24 horas del día, ese tipo está hecho de otra pasta", asegura Brown.

Encontrar un mentor en el fundador de LinkedIn, Reid Hoffman

Pousaz todavía planea gastar su dinero cuidadosamente, expandir su negocio y contratar con cautela. A finales del año pasado, encontró un mentor en el fundador de LinkedIn, Reid Hoffman, que le recomendó que no se distrajera con grandes cheques.

"Me dijo: 'Eh, Guillaume, deberías concentrarte exclusivamente en encontrar a las personas adecuadas. No te impresiones por las cosas llamativas, concéntrate en decidir con qué personas quieres trabajar'", afirma Pousaz.

"Cuando pasé por el proceso de recaudación de fondos, todo lo que buscaba era encontrar personas muy similares a los empleados de la empresa, con quienes quisiera trabajar y que obtendrían lo mejor de mí como individuo". Y añade: "Bromeo sobre esto, pero hablo más con mis inversores que con mi esposa".

Leer más: El fundador de Reddit convertido en inversor defiende la importancia de conciliar vida y trabajo: los emprendedores que no creen necesitar coaching para conseguirlo son “arrogantes”

La irrupción de Checkout en la escena tecnológica mundial es sin duda una reivindicación para Europa, que ha tenido dificultades para construir grandes startups tecnológicas, pero que ahora está dando lugar a una nueva generación de emprendedores globalmente ambiciosos. Es particularmente fuerte en áreas como los pagos, como lo demuestran la venta de acciones de TransferWise en la que la demanda superó a la oferta, la salida a bolsa de Adyen y la expansión de Monzo a EE.UU..

Para Pousaz, sin embargo, no hay tiempo para el relax. Se siente visiblemente provocado cuando le preguntan si ahora es multimillonario después de la nueva ronda de financiación, y afirma él se centra en el largo plazo.

"No puedo comentar sobre esto", dice. "La verdad es que todo es papel moneda. Esa es la realidad. Soy el accionista mayoritario, pero realmente no hay nada que pueda decir sobre esto".

"En este punto, estamos muy lejos de una salida, tanto en términos de dónde estamos como empresa, como en cuestión de todas las cosas que queremos hacer como empresa".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además