Las startups europeas recaudan un récord de casi 9.000 millones de euros en deuda para plantear adquisiciones y ampliar gastos

La deuda pública se situó en el 98,1% del PIB en el primer semestre de 2018
Europa Press
  • Las startups europeas recurren cada vez más a la deuda junto con el capital riesgo tradicional.
  • La financiación mediante deuda en Europa ha alcanzado la cifra récord de 11.000 millones de dólares en 2021 hasta ahora.
  • La deuda es una buena opción para realizar compras recurrentes y fusiones y adquisiciones, dicen los inversores y fundadores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El endeudamiento, antes poco apreciado en el ecosistema tecnológico de startups europeas, está floreciendo.

La mayoría de las empresas tecnológicas obtienen financiación de capital riesgo tomando dinero en efectivo a cambio de parte de su negocio. Las empresas de capital riesgo, a su vez, esperan beneficiarse de las posibles ventajas de su inversión especulativa.

La deuda de riesgo no requiere fondos propios, pero las empresas más pequeñas han tenido tradicionalmente dificultades para acceder al crédito porque no tienen ingresos ni productos y porque no tienen cuentas suficientemente detalladas. 

Las barreras de entrada para acceder a la deuda en Europa, sin embargo, se están reduciendo, dicen los conocedores del sector.

"Mucha gente está intentando entrar en este mercado", explica a Business Insider Sonya Iovieno, responsable de Riesgo y crecimiento de Silicon Valley Bank. "Estamos viendo que grandes empresas, fondos de pensiones y fondos soberanos invierten en fondos de deuda para exponerse a este mercado".

Facebook va a construir su metaverso de la mano de una empresa de inteligencia artificial que trabaja con el Ejército de Estados Unidos

Las startups han recaudado un récord de 8.900 millones de euros en deuda en Europa en lo que va de 2021, superando el máximo anterior de 2017, según datos de Dealroom de septiembre. La cifra deja muy atrás los 1.600 millones de euros de 2015, por ejemplo.

Esto se puede comparar con EEUU, donde la deuda representa el 16% de toda la financiación de startups anualmente, o lo que es lo mismo, unos 4.000 millones de dólares, más de 3.500 millones de euros.

Siguiendo una tendencia más amplia en la financiación de startups, Europa está empezando a madurar a medida que más emprendedores construyen negocios de rápido crecimiento y se dispone de formas más sofisticadas de capital.

La financiación basada en los ingresos de proveedores como Clearbanc se ha disparado en Europa y Norteamérica mientras que plataformas fintech como la neoyorquina Finitive, que ofrece un mercado de inversiones alternativas para los proveedores de crédito, han permitido que crezca la financiación a través de la deuda para las startups. 

"La deuda no era un activo emocionante hace unos años", cuenta Jon Barlow, CEO de Finitive, a Business Insider. "Ahora es más corriente debido al gran aumento de prestatarios que buscan financiación de deuda de riesgo".

El tipo más común de deuda de riesgo es el préstamo a plazo de capital de crecimiento: una ventana fija de capital disponible que suele devolverse en su totalidad en 3 o 4 años y que viene con un tipo de interés variable en función de la solvencia de la empresa en cuestión.

Empresas de tecnología inmobiliaria como Flyhomes o Tiko utilizan la financiación de la deuda para adquirir propiedades antes de venderlas; empresas de e-scooters como Tier la utilizan para comprar hardware; y las startups de comercio electrónico utilizan modelos de financiación basados en los ingresos para los presupuestos de marketing, que están mal atendidos por la financiación de capital. 

El aumento de la actividad de fusiones y adquisiciones por parte de las startups también ha impulsado el endeudamiento de las empresas, según Iovieno, del Silicon Valley Bank. 

Olsam, una startup que compra y escala negocios del mercado de Amazon, recaudó recientemente una serie A (ronda para una empresa que ya tiene una idea de producto y de negocio y que acude con ella por primera vez a inversores) de 165 millones de dólares compuesta por deuda y capital que utiliza para completar las adquisiciones que tiene en mente.

Seaya Ventures, impulsora de Glovo, Cabify y Wallbox, cierra su tercer fondo con 167 millones de euros en busca del siguiente unicornio español

La clave de la expansión de la deuda para las startups es la falta de dilución, cuenta Rickard Bröms, consejero delegado y fundador de la startup sueca de ciclomotores eléctricos Vassla, que utiliza instrumentos de deuda para comprar equipos. 

La deuda ofrece a los fundadores un capital fácilmente disponible para realizar compras recurrentes sin renunciar a las acciones de su empresa.

La desventaja, según Bröms, es que si no se crece con rapidez, los reembolsos de los intereses pueden reducir los márgenes de la empresa. 

Los posibles inversores de capital también pueden sentirse desanimados por los reembolsos pendientes por temor a que su dinero se utilice para pagar el dinero que adeuda la empresa.

Pero, en general, una combinación de deuda y financiación de capital es buena para las empresas emergentes y los inversores, afirma Barlow.

"La expansión o profundización del espacio de la deuda de riesgo hace más atractiva la aportación de capital al sector", afirma. "Al eliminar los temores de dilución para los inversores de capital, el mercado de deuda de riesgo beneficia en última instancia a los accionistas".

Otros artículos interesantes:

3 consejos para emprendedores a la caza de una ronda de financiación en plena pandemia

La valoración de la fintech Revolut se dispara un 500% tras una nueva ronda de financiación de 800 millones de dólares

Heroes sigue afianzando su proyecto como agregador de marcas de Amazon y cierra una ronda de financiación de 169 millones de euros

Te recomendamos

Y además