Las startups españolas protagonizan un primer trimestre récord en financiación: los expertos anticipan que la racha "va a continuar", aunque con menos grandes rondas

Oscar Pierre, fundador de Glovo.
Oscar Pierre, fundador de Glovo.
Glovo
  • Las startups españolas han superado en el primer trimestre de 2021 la financiación obtenida en todo el año 2020.
  • Glovo, Idealista, Jobandtalent y Wallapop han protagonizado grandes operaciones que han elevado el capital levantado a más de 1.540 millones de euros frente a los 1.100 de todo el año anterior.
  • Según los expertos, la dinámica de inversión "va a continuar", aunque es difícil que haya muchas más rondas de gran tamaño, porque no hay tantas compañías capaces de levantar tanto capital.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El arranque de 2021 ha supuesto para las startups españolas un espaldarazo espectacular en lo referente a la financiación. Solo en lo que llevamos de año, han superado lo recaudado en todo el año 2020: más de 1.541 millones de euros recibidos, frente a los 1.105 millones del año 2020, según datos del Observatorio de Startups de la Fundación Innovación Bankinter.

Después de un 2020 que, pese a la pandemia, se saldó con un retroceso menor del esperado —un 11% menos en la inversión en startups y un 35% menos en el conjunto de la inversión del capital privado— este arranque de año ha estado protagonizado por cuatro compañías.

La más relevante ha sido Glovo, la plataforma de entrega a domicilio barcelonesa que protagonizó el 1 de abril la mayor ronda de financiación de una startup española con los 450 millones de euros aportados por los fondos estadounidenses Lugard Road Capital y Luxor Capital (accionista de Delivery Hero, que también acudió a la ronda), Drake Enterprises y GP Bullhound. El objetivo, según la startup barcelonesa es impulsar su crecimiento en entregas de supermercados y comercios, así como los envíos rápidos (Q-commerce).

Antes, en enero y febrero, Idealista protagonizó dos operaciones de gran tamaño, la entrada de la gestora británica de fondos Oakley Capital, que invirtió en enero 175 millones de euros para entrar en la compañía, según Reuters; y la recompra de un 17% de su capital por parte de su antiguo dueño, la firma de capital riesgo Apax Partners, por 250 millones, según Cinco Días.

También con varias operaciones la plataforma de empleo temporal digital Jobandtalent obtuvo en los primeros 2 meses del año más de 270 millones de inversión, entre una ronda de 88 millones en enero liderada por el fondo francés Infravia, un préstamo de BlackRock de 80 millones de euros en marzo, y una segunda ronda de financiación liderada por la tecnológica japonesa SoftBank de 100 millones en ese mismo mes. Todo ese dinero es "pura inversión en expansión", con Estados Unidos, Italia y Países Bajos como objetivo, según explicó el cofundador de JobandTalent, Juan Urdiales, a Business Insider.

La cuarta carta de este póker de compañías regadas por millones es Wallapop, que en febrero recibió 157 millones de euros en una operación liderada por el fondo francés Korelya, cuyo principal inversor es la tecnológica surcoreana Naver, que le pone en el umbral de convertirse en el próximo unicornio español, con una valoración de 690 millones de euros.

"Hay compañías españolas en las que participamos que pueden ser tan grandes como Spotify o Klarna", según uno de los cofundadores del banco de inversión GP Bullhound, que acaba de respaldar la histórica ronda de Glovo

Solo entre estas cuatro compañías acumulan 1.220 millones de euros en 3 meses (y 1 día, porque la operación de Glovo se anunció el 1 de abril), lo cual arroja una cuestión clave sobre lo que podrá ocurrir el resto del año: ¿hay compañías españolas con capacidad para mantener este ritmo? En principio, más allá de quizás Cabify, no parece que haya muchas compañías en ese nivel de desarrollo.

"El mercado español se ha venido desarrollando y creciendo mucho, pero todavía tiene una cantidad de empresas con estas características que es limitada, entonces las macro operaciones de este tipo no pueden darse todos los días", opina en conversación con Business Insider España Alberto Gómez, vicepresidente de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (Ascri), que agrupa a más de 240 firmas de inversores, gestores y asesores, y socio director de Adara Ventures.

Bajo su punto de vista este tipo de startups capaces de congregar mucha financiación "son las que hay". "Hace unos años no había ninguna, al menos ahora hay alguna, pero no es que haya docenas o centenares de este tipo de volumen. Creo que vamos camino de tener un fantástico año en operaciones, en volumen de financiación semilla, series A y series B, pero estas rondas en series E y F, el universo de empresas levantando este tipo de operaciones en España no es tanto", añade.

"Sin duda estas rondas llevaban muchos meses siendo preparadas, no es en absoluto flor de un solo día, pero creo que seguiremos viendo un sano crecimiento de operaciones. Aunque está por ver si basado en megarrondas (operaciones de más de 50 millones de euros) o en operaciones normales, por debajo de los 50 millones, que componen el grueso del ecosistema y que son la base en España", considera Javier Megías, de la Fundación Innovación Bankinter.

Esa base de operaciones de tamaño medio-alto también se ha producido en este arranque de 2021, con varios ejemplos, como los 33 millones levantados por la empresa catalana de cargadores para coches eléctricos Wallbox, los 29,4 millones de la educativa Preply, los 16,5 de Ironhack, los 15,9 millones que la startup de salud mental Koa Health añadió a su ronda inicial de 14 millones levantados cuando salió de Telefónica, y los 15 millones de la compañía de herramientas tecnológicas para empresas Holded.

Una dinámica global

Los fundadores de Glovo, Oscar Pierre y Sacha Michaud.
Glovo

"Esto va a continuar", valora David Miranda, socio del despacho de abogados Osborne Clarke y asesor de muchas rondas de financiación de startups. "Creo que el resto del año va a ser un récord de inversión en startups. Ha habido alguna ronda que se ha salido de todas las métricas, como la de Glovo, y también la de Wallapop, pero si quitas su impacto, el incremento no es tan grande. Yo creo que continuará", añade.

La inversión también se ve estimulada globalmente por los bajos tipos de interés de los destinos tradicionales de mucha inversión como los bonos o la deuda pública. "Es una dinámica global. Lo ves con otros vehículos que se han puesto de moda, como las SPAC. Hay mucha liquidez en busca de rendimientos", añade Miranda.

Qué son las SPAC, las sociedades de moda para dar el salto a Wall Street y qué posiblidades existen de que el fenómeno se traslade a España

Esa liquidez internacional en busca de inversiones atractivas es la que ha cimentado buena parte de las grandes operaciones de este inicio de año, lideradas en su mayoría por fondos estadounidenses, asiáticos o europeos. "España se ha vuelto cada vez más un mercado en el que los inversores internacionales participan sin ningún temor", resalta Gómez.

Los fondos foráneos, además, suplen este tipo de grandes rondas a las que los nacionales no pueden llegar por tamaño. "Es evidente que para operaciones de este tamaño, en España hay pocos inversores, es algo que todavía no tenemos", reconoce el vicepresidente de Ascri, que considera que la distinción entre fondo internacional o local "ya no es tan relevante", porque cada vez más actores internacionales están dispuestos a cerrar operaciones en remoto con compañías españolas.

Al mismo tiempo, los gestores de inversiones españoles han cerrado varios fondos en 2020. "Nauta, Seaya, Kibo, Samaipata... Hay varios que han levantado capital el año pasado y eso provoca que haya más capacidad de inversión en startups españolas", recuerda el asesor de Osborne Clarke

El atractivo de los marketplaces y el impulso de tecnología y salud

Idealista

Llama la atención que las cuatro compañías que han protagonizado estas megarrondas son marketplaces, plataformas que ponen en común oferta y demanda en diferentes sectores: Idealista en el inmobiliario, Jobandtalent en el laboral (aunque haya pivotado a un modelo de empresa de trabajo temporal digital), Wallapop en la venta de segunda mano y Glovo en el envío a domicilio.

"Esto es interesante, porque efectivamente los marketplaces tienen una dinámica muy particular, donde el capital es en parte lo que determina si una empresa gana o pierde. Para este tipo de negocios es una herramienta competitiva, porque hay una tendencia mayor a que el ganador se lo lleva todo. Hay otros sectores, como logística, ciberseguridad o inteligencia artificial, en los que hay campo para que más empresas puedan ganar, por lo cual levantar capital no es un imperativo tan fuerte", explica Alberto Gómez.

"Son modelos de negocio que permiten crecimientos exponenciales, aunque son muy complicados y caros de escalar. Este potencial de crecimiento atrae a los inversores, dado que son compañías capaces de multiplicar su tamaño en plazos cortos", añade Megías.

No obstante, no solo entre plataformas está el juego: entre las operaciones de este trimestre también hay una empresa de baterías como Wallbox, varias de tecnología (Holded, Sherpa), dos de educación (Preply e Ironhack) y varias de salud (Inbrain, Koa). 

6 startups españolas de salud que los fondos tienen en su radar en 2021

"Este año está siendo el de la salud, la educación y el entretenimiento y los juegos. Aunque podemos achacar que la chispa que aceleró la adopción de estas compañías y sectores fue la pandemia, en mi opinión lo único que ha hecho ha sido acelerar 10 años un cambio sistémico que íbamos a ver antes o después", explica Javier Megías.

Gómez, de Ascri y Adara Ventures, apunta a la salud y las tecnologías aplicadas a las transacciones en remoto (videoconferencia, herramientas de trabajo, autentificación y firma digital) como las que seguirán adaptando. "También todo lo que tiene que ver con ciberseguridad es muy fértil, porque con el trabajo a distancia y los datos en la nube es fundamental. Y es un sector en el que España despunta", recuerda.

12 startups de ciberseguridad españolas que los fondos apuestan por seguir de cerca en 2021

Por su parte, Miranda señala los sectores de biotecnología y medicina, así como las tecnologías de servicios de suscripción orientados a las empresas. "En este tipo de servicios como los SAAS (software as a service) buscas recurrencia, y es mucho más fácil conseguirla en empresas. Es difícil entrar, pero cuando lo has vendido la recurrencia es mucho mayor. Ahí están los Zoom o Slack", explica el asesor, que también destaca la pujanza de la movilidad. 

Unicornios... o dragones

Getty Images

La pregunta del millón es si podremos ver en este 2021 algún otro unicornio, como se denomina a las empresas que valen más de 1.000 millones, español. Una categoría en la que apenas están Cabify y Glovo, y según los casos se incluye a Letgo, Flywire —españolas de origen pero con su actividad mayoritaria en Estados Unidos— o Idealista —que ha alcanzado esta condición en su segundo 'exit'—.

"No sé quién puede estar en línea de ser un unicornio. Creo que aún quedan 1 ó 2 años para conseguir uno, pero como hay tantísima liquidez en el mercado y las valoraciones son tan altas... Me he encontrado inversores estadounidenses que vienen a Europa porque allí están muy altas las valoraciones", apunta David Miranda.

Las lecciones que deja la venta de Idealista: cómo puede España conseguir su próximo unicornio

Alberto Gómez asegura que en su compañía, Adara Ventures, prefieren otros animales mitológicos: los dragones, en lugar de los unicornios. "Para nosotros un dragón es una empresa que nos genera un retorno igual al tamaño del fondo. Si una empresa se vende por 500 millones pero la posición que tenemos ya me devuelve el tamaño del fondo, eso es mucho más interesante que tener un 1% de un unicornio. Para nosotros es más importante el múltiplo que se genera del capital invertido", explica.

¿Y tienen alguno escupiendo fuego y a punto de echar a volar? "Queremos pensar que sí, ya tuvimos uno que fue AlienVault, y creemos que podríamos tener un par, pero esto no se materializa hasta que vendes", afirma el inversor, que reconoce que el valor de los unicornios tiene que ver más con que generan "atención e interés" en el sector. "Dan visibilidad, tracción, tamaño, y una idea de la magnitud a la que pueden llegar las empresas. Son un elemento necesario para seguir fortaleciendo el ecosistema", finaliza.

Otros artículos interesantes:

"Hay compañías españolas en las que participamos que pueden ser tan grandes como Spotify o Klarna", según uno de los cofundadores del banco de inversión GP Bullhound, que acaba de respaldar la histórica ronda de Glovo

Glovo capta 450 millones en la mayor ronda de la historia de una startup española

Jobandtalent pone el foco en Estados Unidos con los 270 millones captados en 2 meses: "Todo el capital que entra es pura inversión en expansión", según su cofundador