Pasar al contenido principal

Steve Jobs estaría preocupado por la adicción a la tecnología si estuviera vivo

Steve Jobs, en una imagen de archivo durante una presentación
Justin Sullivan/Getty Images
  • Steve Jobs estaría preocupado por el aumento de personas obsesionadas con sus teléfonos móviles, asegura el exdiseñador en Apple Tony Fadell en una entrevista con Cheddar.
  • Fadell asegura que Jobs diría algo parecido a "Oye, tenemos que hacer algo al respecto".

El exdiseñador de Apple Tony Fadell, considerado por muchos como "el padre del iPod", cree que el antiguo CEO de Apple Steve Jobs estaría contento de ver su tecnología en todas partes si estuviera vivo, pero consideraría la creciente adicción tecnológica de la sociedad como un problema.

"[Jobs] Diría: 'Oye, tenemos que hacer algo al respecto. No lo vimos venir hace 11 años. Hagamos algo'", explica entrevista reciente con Cheddar el también fundador de Nest Labs y exdirector del equipo detrás de la reinvención de Google Glass.

En los últimos años, tanto los psicólogos como las personas que más conocen Silicon Valley han expresado una preocupación cada vez mayor de que la tecnología de consumo esté diseñada para mantener a los usuarios enganchados y, en muchas ocasiones, en contra de sus intereses.

El exejecutivo de Facebook Chamath Palihapitiya dijo durante su intervención en una escuela de negocios que redes sociales como Facebook están "desgarrando el tejido social". El cofundador de Napster y primer presidente de Facebook, Sean Parker, aseguró que las redes sociales "cambian literalmente tu relación con la sociedad". Y en un artículo reciente de The Atlantic, la psicóloga Jean Twenge afirma que los teléfonos inteligentes están "destruyendo" la generación actual de adolescentes y estudiantes universitarios.

Fadell fue una figura clave en el desarrollo del iPod a principios de la década de 2000. Trabajó de forma muy cercana con Jobs para desarrollar el reproductor de música de primera generación. Cuando se le preguntó si Jobs estaría contento con el panorama tecnológico actual, Fadell tuvo una respuesta ambivalente.

Aunque Jobs diseñó el primer ordenador como una forma de conectar a millones de personas alrededor del mundo y democratizar la tecnología, también deseaba defender los estándares sociales. Por ejemplo, aseguró Fadell, ni la música ni los vídeos de iTunes ni la App Store podían alojar pornografía o cualquier otro material dudoso.

Es posible que esas directrices se mantengan hoy en día, pero la cultura general en torno a la tecnología y su diseño ha cambiado, apuntó Fadell. Como ha comprobado el antiguo especialista en diseño de Google Tristan Harris, la participación e interacción de los usuarios dentro de la plataforma se ha convertido en la métrica definitiva para muchas compañías. Algo que, considera, ha llevado al problema actual de la adicción a la tecnología.

"He hablado con mis amigos allí [en Apple] y entienden lo que pasa", dijo Fadell.

El 9 de enero de 2017, un día antes de la entrevista de Fadell, Apple acordó introducir nuevas funciones en su sistema operativo en respuesta a una carta de dos de los accionistas de la compañía. La carta destacaba la publicación de numerosos estudios que defienden que los niños son muy vulnerables a la adicción a la tecnología.

Apple no ha dado por el momento más detalles sobre qué podrían implicar estas nuevas funciones y mejoras.

Te puede interesar