La razón por la que Steve Jobs no dejaba que sus hijos usaran el iPad (y no era el único directivo tecnológico con esta norma)

Una persona sostiene un iPad con una foto de Steve Jobs, cofundador de Apple.
Una persona sostiene un iPad con una foto de Steve Jobs, cofundador de Apple.

Romeo Ranoco/Reuters

  • "¿A tus hijos les debe de encantar el iPad, no?", preguntó un periodista a Steve Jobs en 2010. "No lo han usado", respondió el entonces directivo de Apple, que explicó el motivo.
  • El caso de Steve Jobs no es el único: otros directivos y empresarios del mundo de la tecnología también aplican esta norma en sus casas de limitar el uso de los dispositivos a sus hijos.
  • Estudios y expertos advierten del impacto que puede tener en los menores el uso excesivo de los dispositivos tecnológicos. Sin embargo, otras voces también avisan de que unas prohibiciones excesivas pueden ser contraproducentes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

2010. Steve Jobs, al frente de Apple, contacta con el periodista Nick Bilton, de The New York Times, en un caso más de su costumbre de "llamar a los periodistas para darles una palmadita en la espalda por un artículo reciente o, la mayoría de las veces, para explicarles cómo se habían equivocado", recuerda el reportero. 

En este caso, fue por lo segundo: para echarle "la bronca por algo que había escrito sobre un defecto del iPad".

—"Entonces... ¿a tus hijos les debe de encantar el iPad, no?", preguntó Bilton para intentar cambiar de tema, en el contexto de la reciente aparición en el mercado de la primera tablet de la compañía.

"No lo han usado", respondió Steve Jobs, causando la sorpresa del periodista. ¿El motivo? "Limitamos la cantidad de tecnología que usan nuestros hijos en casa", explicó.

"Estoy seguro de que respondí con un grito ahogado y un silencio estupefacto. Había imaginado que la casa de la familia Jobs era como el paraíso de los nerds: que las paredes eran pantallas táctiles gigantes, la mesa del comedor estaba hecha de baldosas de iPads y que los iPods se repartían a los invitados como chocolates en una almohada", narra Bilton en un artículo de 2014.

"'No', me dijo el Sr. Jobs, 'ni de lejos'".

En lugar de eso, cada día Steve Jobs reunía a la familia y "se empeñaba en cenar en la gran mesa larga de su cocina, discutiendo sobre libros e historia y una variedad de cosas. Nadie sacaba nunca un iPad o un ordenador. Los niños no parecían en absoluto adictos a los dispositivos", explica Walter Isaacson, autor del libro Steve Jobs y quien pasaba mucho tiempo con el directivo.

Los 'hijos de Silicon Valley', con uso limitado de la tecnología

El de Steve Jobs no es el único caso. Aunque pueda parecer contradictorio, otros directivos y empresarios del mundo de la tecnología también aplican esta norma en sus casas de limitar el uso de los dispositivos a sus hijos.

Los hijos de Bill Gates no tuvieron móvil hasta los 14 años; a Tim Cook no le gusta que su sobrino use las redes sociales; Evan Williams, fundador de Blogger, Twitter y Medium, sustituye los iPads por cientos de libros físicos para sus hijos; Chris Anderson, director ejecutivo de 3D Robotics y ex editor de Wired, ha configurado límites de tiempo y controles parentales en todos los dispositivos del hogar.

"Mis hijos [de 6 a 17 años] nos acusan a mí y a mi mujer de ser fascistas y de estar demasiado preocupados por la tecnología, y dicen que ninguno de sus amigos tiene las mismas reglas. Eso es porque hemos visto los peligros de la tecnología de primera mano. Lo he visto en mí mismo, no quiero que les pase a mis hijos", defiende.

Una encuesta de 2017 a casi 1.000 padres de Silicon Valley ya revelaba que muchos de ellos estaban preocupados por el impacto de la tecnología en el desarrollo psicológico y social de los niños, mientras que varios estudios y expertos advierten del impacto de un uso excesivo de los dispositivos en los menores, hasta el punto de que podrían tener un coeficiente más bajo que sus padres por ello.

El documental El dilema de las redes sociales, lanzado en Netflix, advierte también de la posible adicción que puede generar la tecnología, con declaraciones de algunas de las mentes que han estado detrás de su creación estos años: "Hay dos industrias que llaman a sus clientes usuarios: la de las drogas ilegales y la del software", resaltan.

"Las compañías de tecnología son conscientes de que cuanto antes se acostumbra a los niños o adolescentes a su plataforma, más fácil es convertirlo en un hábito de por vida", declara Vijay Koduri, ex trabajador de Google, a Business Insider.

Limitar las limitaciones: qué hacer con los hijos y su uso de los dispositivos 

Sin embargo, la limitación del uso de los dispositivos por parte de los más pequeños no debería llevarse al extremo, ya que se correría el riesgo de provocar lo que se está intentando evitar.

En un mundo cada vez más digitalizado, los niños y niñas no pueden vivir permanentemente al margen de la tecnología. 

Ali Partovi, fundador de iLike y asesor de Facebook, Dropbox y Zappos, remarca la importancia de distinguir entre el tiempo que dedican a "consumir" (ver vídeos en Youtube, jugar a videojuegos) y el que emplean para "crear" en las pantallas.

"Al igual que no se me ocurriría limitar el tiempo que una niña puede pasar con sus pinceles, o tocando el piano, o escribiendo, creo que es absurdo limitar el tiempo que pasa creando con el ordenador, editando vídeos o programando", señala a The New York Times.

Alba Alonso Feijoo, maestra y fundadora de RealKiddys, recomienda en una entrevista a Business Insider España ir introduciendo a los más pequeños en el mundo de la tecnología a partir de los 7 años: "Comenzando en primaria, los menores pueden ir adentrándose ya en este mundo de manera responsable. Y eso depende mucho de nosotros padres y madres", explica. 

Otros directivos y emprendedores del mundo tecnológico piden responsabilidad y prudencia también en los padres y madres, ya que creen que las prohibiciones absolutas podrían ser contraproducentes y crear un 'monstruo digital'. Como puede suceder también en otros casos, explica Dick Costolo, ex director general de Twitter, al medio estadounidense.

"Cuando estaba en la Universidad de Michigan, había un tipo que vivía en el dormitorio de al lado y tenía cajas y cajas de Coca-Cola y otros refrescos en su habitación. Más tarde me enteré de que era porque sus padres nunca le habían dejado tomar refrescos cuando crecía. Si no dejas que tus hijos estén expuestos a estas cosas, ¿qué problemas les causa después?", plantea.

Otros artículos interesantes:

Desconexión digital para los hijos de los empleados de Silicon Valley: entre el radicalismo y la responsabilidad

Estamos criando niños cada vez menos inteligentes, según el último libro de un importante investigador

La frase de Steve Jobs en un correo electrónico de hace 14 años que cambió la historia de Apple

Te recomendamos

Y además