Pasar al contenido principal

Steve Wozniak estaba tan entusiasmado con el anuncio de Apple '1984' que se ofreció a poner 400.000 dólares de su bolsillo para que se emitiera durante la Super Bowl

Steve Wozniak
Steve Wozniak, cofundador de Apple David Paul Morris

Getty Images

  • Steve Wozniak, cofundador de Apple, ha hablado con Business Insider sobre el famoso anuncio de la compañía "1984".
  • Wozniak asegura que le gustó tanto el spot que se ofreció a pagar la mitad de lo que costaba su emisión en la Super Bowl — 400.000 dólares.
  • Al final no tuvo que poner dinero de su bolsillo, pero asegura que el anuncio es "mejor que cualquier trailer de ciencia ficción".
  • El spot, que presentaba el primer ordenador personal de Apple al mundo, tuvo una gran acogida por el público. 

Steve Wozniak, cofundador de Apple, estaba tan emocionado por el mítico anuncio de Apple '1984' que se ofreció a pagar la mitad de lo que costaba su emisión en la Super Bowl, unos 400.000 dólares.

De hecho, asegura haberse sentido "aturdido" cuando le dijeron que los ejecutivos de Apple votaron en contra del lanzamiento del mismo, según ha explicado en una entrevista reciente a Business Insider.

En uno de los últimos episodios del podcast "Household Name", Wozniak y otros ejecutivos de la compañía —entre los que se encuentra el exCEO John Sculley— hablan sobre cómo se gestó el famoso anuncio de Apple de 1984.

El spot de 60 segundos hace referencia a la novela de George Orwell que lleva por título el mismo nombre, y muestra a una mujer lanzando un mazo al Gran Hermano que aparece en una enorme pantalla. Esto hace que el panel se rompa, por lo que salva a la humanidad del conformismo. Al final, hay un mensaje que dice: "Verás por qué 1984 no será como '1984'".

El anuncio se emitió durante la Super Bowl de ese año, en la que el equipo de Los Ángeles se alzó con la victoria sobre Washington. En ese momento, lanzar un anuncio de esa duración durante el evento costaba unos 800.000 dólares— que es el equivalente a unos 2 millones de hoy en día. Para que te hagas una idea, actualmente, emitir un spot de 30 segundos durante este acontecimiento deportivo vale la escandalosa cifra de 5,25 millones de dólares, según la CNBC.

Wozniak dice que cuando Steve Jobs le enseñó por primera vez el vídeo se quedó "estupefacto". Y es que el mensaje que emitía era exactamente lo que el directivo quería reflejar: Apple estaba liderando la industria de los ordenadores personales hacia un nuevo camino, y el Macintosh era el símbolo de una nueva era. 

"Todos creíamos que Macintosh era el futuro de la compañía, y este anuncio reflejaba exactamente lo que sentíamos", explica el directivo.

De hecho, el spot consiguió muy buenas críticas y, a día de hoy, se considera una "obra maestra" que cautivó a todo tipo de públicos, así como un "punto de inflexión" que consiguió un gran impacto.

Obsesión por el VCR

A Wozniak le encantó el anuncio, pero ese momento en el que Steve Jobs le 'dio al play' supuso algo más para él. Y es que el ejecutivo introdujo la grabación en un equipo que era lo último en VCR (vídeos caseros), y a Wozniak le dejó alucinado. Era una U-Matic profesional, una máquina que después utilizó para aprender a editar vídeos.

"Terminé haciendo que gente especializada en estos temas comprara grabadoras U-Matic, que eran las que se usaban en la industria de la TV para hacer anuncios. Eran mucho más pequeñas que los aparatosos sistemas de entonces... así que yo me sentaba ahí con una serie de mandos, marcaba un par de vídeos en las pantallas y presionaba un botón. Los VCR lo recortaban y lo editaban", explica. 

Leer más: La ejecutiva que lideró la revolución de las tiendas de Apple, Angela Ahrendts, deja la compañía

Era la época justo anterior a la que los ordenadores revolucionaran la industria de la edición, y antes de que Apple desarrollara iMovie. 

"Llegó a ser un gran hobby, y todo comenzó cuando Steve Jobs me enseñó esa cinta en esa especie de VCR", explica.

Si quieres escuchar la entrevista entera con Steve Wozniak, puedes encontrar el podcast completo en Apple Podcasts, Stitcher o Spotify.

El anuncio sobrevivió

(RE) Steve Jobs en 1984.
Steve Jobs en 1984. AP

Pero a pesar de que a Wozniak, a Jobs y a Sculley les encantó el anuncio, a la junta ejecutiva de Apple no le terminó de convencer. De hecho, votaron en contra de que su emisión de la Super Bowl — no por el dinero, sino porque creían que "podía ofender a los hombres de negocios". 

Al final, Wozniak no tuvo que poner de su bolsillo los 400.000 dólares. La agencia detrás de esta obra de arte, Chiat/Day, dijo que les pidieron que vendieran dos espacios publicitarios que ya habían comprado en la final de la Super Bowl: uno de 60 segundos y otro de 30.

Eso sí, el anuncio se acabó emitiendo... y el resto es historia.

"Es el anuncio más elegante que he visto nunca", destaca Wozniak.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además