Stratosfera, el coche, lancha y avión todo en uno que ni Elon Musk se atrevió a soñar

Captura Stratosfera, el coche que vuela, rueda y navega.
Captura Stratosfera, el coche que vuela, rueda y navega.
  • Stratosfera es una esfera de fibra de carbono, con un diámetro de 1,65 metros y  una capacidad para dos personas.
  • La idea original la firma Pierpaolo Lazzarini, el diseñador italiano detrás de otros conceptos futuristas como megayates, taxis aéreos y coches de alta gama.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Hay aviones que pueden acuatizar, vehículos anfibios que van por carreteras con la misma facilidad con la que navegan por mares y ríos; y en las películas de acción sobran ejemplos de coches que se sumergen (como el de James Bond), otros que son voladores y aeronaves o yates que se transforman en submarinos.

Un diseñador italiano quiere seguir este camino con un vehículo que pueda servir tanto para el agua como para el aire y la tierra: esta es la Stratosfera.

La idea es de Pierpaolo Lazzarini, quien ha diseñado conceptos futuristas para megayates, taxis aéreos y autos de alta gama. O sea, si queremos saber cómo serán las tendencias del lujo en las próximas décadas, cabría mirar sus proyectos.

Algunos de ellos ya son realidad, como la Jet Capsule, una lancha con una cobertura con forma de huevo que puede navegar a altas velocidades.

La esfera multifunción

La Stratosfera es una esfera construida en fibra de carbono, con un diámetro de 1,65 metros y con una capacidad para dos personas.

La entrada es por el panel de la parte delantera, aunque otra opción es que el techo tenga una escotilla de salida.

En el panel frontal se desplegarán las indicaciones para controlar el vehículo, que puede ser conducido por cualquiera de los dos pasajeros.

Volando sobre el agua

Este vehículo puede navegar gracias a una quilla extensible que surge desde su parte inferior, donde las baterías funcionan como un centro de gravedad, lo que le permite que la esfera mantenga el equilibrio.

Los dos motores de 150 caballos de fuerza la impulsan a 30 nudos (55,5 km/h), velocidad que alcanza gracias a que la estructura ‘vuela’ sobre la superficie del agua.

Como taxi aéreo

Lazzarini propone que la Stratosfera también pueda volar. No especifica en qué momento se le quita la quilla y se le añaden ocho motores y dos patines para poder despegar y aterrizar, pero como eTVOL podría llegar a los 300 km/h.

Incluso también sugiere que si a la cápsula se le incorpora un globo revestido de paneles solares podría viajar largas distancias sin generar emisiones.

Y además, coche

Esta esfera voladora y acuática también podría circular por los caminos. Tampoco queda clara cómo sería la transformación, pero los diseños enseñan a la Stratosfera con cuatro ruedas, como si tuviera un patinete adosado, un vehículo ideal para viajar por ciudades y encontrar lugar para aparcar rápidamente.

Pero la imaginación de Lazzarini no se detiene, y también ha desarrollado modelos que pueden sumergirse o deslizarse por la nieve.

Quizás esta idea algún día se convierta en realidad. Por lo pronto, los diseños de Lazzarini recuerdan que el futuro, en ocasiones, está más cerca de lo que uno cree.

Artículo en Tendencias Hoy.

LEER TAMBIÉN: El plan de Japón para crear vehículos supersónicos que conecten las grandes capitales del mundo en menos de 2 horas

LEER TAMBIÉN: Alemania quiere ser el primer país que lleve el coche autónomo "de los laboratorios a las calles": aprueba una ley que podría poner vehículos sin conductor en las carreteras en 2022

LEER TAMBIÉN: 12 startups españolas de movilidad a las que estar atentos en 2021, según los fondos

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música