Cómo el streaming ha cambiado en Hollywood todas las reglas del juego

Lost in Translation
  • La llegada del streaming a Hollywood ha hecho que  industria del cine busca a la desesperada un nuevo modelo de negocio.
  • Actores como Will Smith y Tom Hanks tratan de proteger sus intereses con nuevos contratos que no se basan en estrenos en cines. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con la llegada del 'streaming' a Hollywood, la industria del cine busca a la desesperada un nuevo modelo de negocio, mientras reorganiza su cúpulas directivas , restablece nuevos contratos y llega a acuerdos con sus estrellas, tal y como recoge en un reportaje The Wall Street Journal.

Este nuevo panorama ha hecho que los estudios de cine estén haciendo cambios en su directiva, decantándose por ejecutivos con experiencia en desarrollo empresarial, tecnología y estrategia, al tiempo que productores, cineastas y actores como Will Smith y Tom Hanks tratan de proteger sus intereses con nuevos contratos que no se basan en estrenos en cines

La llegada del COVID-19 ha provocado el cierre de la mayoría de los cines en Estados Unidos y que los estudios tengan millones de dólares invertidos en películas aún inéditas. Los ingresos en taquilla el pasado año solo alcanzaron los 2.280 millones de dólares (1.187 millones en euros),  por debajo de los 11.400 millones que obtuvieron en 2019, de acuerdo a los datos de Comscore. 

Las grandes corporaciones cambian de estrategia 

Tal es la situación que la productora Warner Bros por primera vez, en sus casi 100 años de historia, no supervisará la producción y distribución de películas destinadas únicamente a la gran pantalla.

En diciembre, la compañía anunció que estrenaría la lista completa de películas de 2021, incluidas Dune y Matrix 4, tanto en HBO Max como en cines. Esto provocó que Toby Emmerich, jefe de la división de películas del gigante empresarial, tuviera que deshacer importantes acuerdos que había hecho con agencias de actores para realizar estrenos exclusivamente en cines.

No obstante, WarnerMedia ha indicado que este enfoque empresarial solo se mantendrá hasta 2021 y que sigue comprometido con la distribución en cines. 

Warner Bros en su intento de distribución híbrida, lanzó en diciembre la película Wonder Woman 1984. Cuatro semanas después, la película recaudó unos escasos 35,8 millones de dólares a nivel nacional, con casi dos tercios de los cines estadounidenses cerrados. La compañía se negó a decir cuántos suscriptores vieron la película o cuántos suscriptores nuevos atrajo el estreno.

En los años previos a la pandemia, los ingresos generados a nivel mundial por los estrenos en salas de cine rondaron los 40.000 millones de dólares (casi unos 33.000 millones de euros), según datos de Motion Picture Association.

Estas cifras se quedan cortas en comparación con las que genera el streaming. Para finales de 2020 se esperaba que  los ingresos por los servicios de suscripción hubieran superado los 50.000 millones de dólares, alcanzando los 880 millones de usuarios, de acuerdo a la firma de investigación de medios Statista. 

Asimismo, para 2025, se prevé que plataformas como como Disney +, Netflix y HBO Max cuenten con 1.340 millones de usuarios y que generen 85.000 millones en ingresos globales, unos 70.000 millones de euros.  

El cine está en peligro de extinción, según la directora de 'Wonder Woman'

Por su parte, Disney ha realizado una reorganización en su directiva, de forma que el veterano Alan Horn, tras casi 4 décadas en el sector,  ya no decide cómo se distribuirán las películas, así como tampoco responde de los ingresos que estas generen.Tarea que recae ahora en Kareem Daniel, graduada en  dirección de empresas por la Universidad de Stanford. 

Tanto la plataforma Netflix como Apple preguntaron a la productora Paramount Pictures  si estaría dispuesta a vender la esperada secuela Top Gun: Maverick, que debía haberse estrenado en los cines el verano pasado, pero según fuentes familiarizadas con la compañía, esta se negó a considerar las ofertas y en principio la película debutará en los cines este julio.

Las estrellas reclaman una remuneración 

Ante la nueva deriva que se abre en el mundo del cine, estrellas y directores reclaman a los estudios de cine tarifas adicionales u otra remuneración para compensar lo que podrían haber ganado en las taquillas.

Tal es así, que algunos agentes de actores ya se encuentran en conversaciones con grandes plataformas de streaming con el objetivo de formular un nuevo modelo de compensación que incluiría una bonificación cuando una película estrenada por esta vía se convierta en un éxito

De hecho, Will Smith se encontraba en medio del rodaje de King Richard, cuando recibió una llamada de su agente y tras ella, el acuerdo de distribución que tenía con Warner Bros se rompió. Este incluía unos 60 millones de dólares, con la condición de que la película estuviera disponible online, pero sólo después de su estreno en cines, algo que con el nuevo plan de HBO Max no era posible.

Por su parte, Christopher Nolan, quien escribió y dirigió Tenet el año pasado y uno de los principales directores de Warner Bros, es probable que abandone el grupo, tras mostrar su descontento con la estrategia de distribución híbrida

Varios cineastas explican cómo Apple, HBO Max y otras plataformas de cine han permitido que películas de presupuesto medio sobrevivan a la pandemia e incluso impulsen cambios profundos en Hollywood

En esta misma línea, Disney aún tiene que renegociar los nuevos términos con el actor Tom Hanks tras el cambio de planes para distribuir Pinocho, película aún no ha comenzado a filmarse, aunque el pasado 10 de diciembre, Disney anunció que debutaría en 'streaming'.

Lo mismo ocurre con el actor Jude Law, quien aceptó interpretar al Capitán Garfio en 'Peter Pan y Wendy', que ahora también se estrenará en Disney + en lugar de cines.

En cambio, otras estrellas tras no llegar acuerdos con las productoras tradicionales se han decantado por las grandes plataformas. Es el caso de los cineastas Anthony y Joe Russo que han acabado vendiendo su última película 'Cherry' a Apple por alrededor de 40 millones de dólares —unos 33 millones en euros—, la directora Sofia Coppola hará lo propio con su primera serie. 

"Al final del día, Hollywood es un negocio", concluye el director ejecutivo de Vine Alternative, Jim Moore, quien dirige un importante fondo que invierte desde 2007 millones de dólares en cine y televisión. 

LEER TAMBIÉN: Los 10 estrenos más esperados del Universo Cinematográfico Marvel para 2021

LEER TAMBIÉN: El estreno simultáneo de Wonder Woman 1984 en cines y HBOMax subraya la apuesta de las 'majors' de Hollywood por la explotación digital en tiempos de pandemia

LEER TAMBIÉN: "Si una plataforma emite en España, lo normal es que pague impuestos en España", según Enrique Cerezo, uno de los mayores empresarios cinematográficos del país

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música