Pasar al contenido principal

Lo que debes saber de comer en exceso: cómo afectan los atracones de comida a tu cuerpo

Comer en exceso.
Getty Images

  • La ingesta excesiva de calorías en un día puede traer efectos negativos a largo plazo.
  • Un estudio recogido por Science Alert busca demostrar hasta qué punto pueden comer las personas y qué efecto tiene en su cuerpo o cómo afecta al metabolismo en las horas posteriores a la comida.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Seguramente recuerdes alguna vez en la que has comido más de lo que necesitabas.

Sin embargo, la ingesta excesiva de calorías en un día puede traer efectos negativos a largo plazo, como por ejemplo el aumento del almacenamiento de grasa, el deterioro del control endocrino (hormonal) y los cambios en el músculo esquelético y el tejido adiposo, según Science Alert.

El ser humano tiene la capacidad de comer en exceso durante un largo periodo. De hecho, existen concursos de comida que consisten en ingerir grandes cantidades de alimentos en determinado tiempo.

A pesar de que el tipo de comida varía, los más comunes son comida basura y postres.

Si bien es cierto que eres capaz de comer en exceso, la sobrealimentación puede tener consecuencias negativas para tu salud aunque solo lo hagas por 24 horas.

En este sentido, la elevación de las concentraciones de azúcar en la sangre puede ser una de ellas.

Cómo afecta la sobrealimentación a tu cuerpo

Un estudio recogido por Science Alert busca demostrar hasta qué punto pueden comer las personas y qué efecto tiene en su cuerpo o cómo afecta al metabolismo en las horas posteriores a la comida.

Para esto, tuvieron en cuenta a un grupo de 14 hombres sanos entre 22 y 37 años.

Para comenzar, les pidieron que comieran tanta pizza como pudieran hasta que se sintieran llenos. Comieron aproximadamente 1.500 calorías en promedio —poco menos de una pizza grande—.

Otro día les pidieron que comieran hasta que ya no pudieran más. Es decir, más allá de la sensación normal de saciedad. En este oportunidad, comieron casi el doble: alrededor de 3.000 calorías en promedio. 

En este sentido, el estudio sugiere que cuando crees que estás lleno, únicamente estás medio lleno y no has llegado a tu límite. 

Al mismo tiempo, se tomaron muestras de sangre a intervalos regulares durante 4 horas después del comienzo de la comida. El objetivo era ver cómo lo estaba afrontando el cuerpo.

Pero, a pesar de haber comido el doble de comida, únicamente notaron un pequeño aumento en los niveles de azúcar y grasa en la sangre.

Según Science Alert, ser capaz de mantener el azúcar y la grasa en la sangre en un rango normal indica cuán saludable es el metabolismo de una persona. Incluso puede mostrar el riesgo de desarrollar enfermedades como diabetes tipo 2 u otras cardiovasculares.

Si eres una persona físicamente activas y saludable, tu cuerpo es capaz capaz de controlar tu metabolismo.

Leer más: 10 cosas aterradoras que pasan en tu cuerpo cuando tomas demasiado azúcar

Los expertos observaron que las hormonas liberadas por el intestino y el páncreas ayudaron al cuerpo a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Además, el ritmo cardíaco se elevó después de la comida, lo que confirma que el cuerpo estaba trabajando más duro.

Cuando los voluntarios comían más allá del punto de sentirse cómodamente llenos, tampoco tenían espacio para el postre.

De la misma manera, tenían más sueño y menos energía.

Comer en exceso no supone demasiado riesgo pero tampoco es saludable

Los resultados demostraron que una comida en exceso no causa mucho daño a la salud.

Sin embargo, los expertos consideran necesario llevar a cabo una investigación más profunda que les permita entender cómo el cuerpo enfrenta la siguiente comida después de una sobrealimentación.

Leer más: 11 alimentos que deberías comer crudos para potenciar sus beneficios

Cuando ingieres repetidamente demasiadas calorías en cada comida, se produce un síndrome metabólico —una combinación de hipertensión, diabetes y obesidad— y el cuerpo se vuelve incapaz de reaccionar ante estas situaciones.

En este sentido, el estudio evidenció la capacidad del cuerpo para hacer frente al estrés de comer demasiado, regulando estrictamente las concentraciones de azúcar en la sangre y la presión arterial.

Es importante tener en cuenta que la investigación únicamente contó con participantes jóvenes y sanos pero futuros estudios pretenden observar cómo el cuerpo hace frente a la sobrealimentación en personas con sobrepeso o en riesgo de enfermedad, como la diabetes de tipo 2.

En este sentido, aunque comer en exceso no supone demasiado riesgo, tampoco es saludable porque ingerir más calorías de las que se necesitan durante un largo período de tiempo provocará un aumento de peso.

Y además