Esto es lo que le pasará a tu piel si no tomas la suficiente vitamina C diaria

Naranjas

Getty Images

Tu madre te decía que apurases el vaso de zumo del desayuno en temporada de resfriados, pero lo cierto es que la vitamina C sirve para mucho más que para fortalecer a tus defensas: permite cicatrizar heridas, producir tejidos y reparar las diferentes partes del cuerpo. 

¿Por qué tu piel necesita vitamina C? Esta actúa como antioxidante para estabilizarla ante los radicales libres que dañan los tejidos capilares, procedentes del humo del tabaco, la contaminación ambiental o los rayos ultravioleta. El nutriente también contribuye a reparar las heridas, cicatrizar tejidos y absorber mejor el colágeno. 

Cuánta vitamina C necesito al día y dónde encontrarla

Según la Clínica Mayo, la dosis diaria recomendada de vitamina C para los adultos es de 65 a 90 miligramos, mientras que el límite máximo que se considera seguro es de 2.000 miligramos al día. Aunque el exceso es poco probable, puede causar diarrea, náuseas, vómitos, cólicos, acidez o insomnio.

Especialmente en el reino vegetal, hay muchos alimentos donde encontrar vitamina C: frutas como las fresas, las moras, las batatas, el kiwi o los cítricos. También verduras crucíferas como la col rizada y las coles de Bruselas, espinacas, pimiento rojo o tomate. 

Por poner un ejemplo, una porción de espinaca, por ejemplo, tiene 28 miligramos, una naranja tiene 82 miligramos y un pimiento tiene 96 miligramos completos. 

10 signos que te indican que tu cuerpo necesita vitaminas

Para cuidar la piel es ideal combinar vitamina C con alimentos ricos en colágeno, una proteína cuya función es mantener unidas las diferentes estructuras del organismo. 

El colágeno está presente en los huevos, el pescado, la carne o el caldo de huesos, así como en multitud de verduras de hoja verde y hortalizas y frutas de color rojo. 

La vitamina C, junto con otros nutrientes como el zinc y el cobre, ayudan a que el organismo absorba mejor el colágeno. También es importante para absorber hierro, cuya deficiencia puede causar anemia y por ende, una piel de aspecto opaco. 

Piel opaca, capilares rotos y encías sangrantes: qué le pasa a tu piel sin la vitamina C

Pimiento rojo

Los componentes antioxidantes como la vitamina C protegen a la piel del envejecimiento prematuro. Al ayudar con la absorción de colágeno, también le aportan un lustroso brillo. 

Sin la vitamina C, tu piel pierde el resplandor característico, la renovación celular es más lenta y su aspecto, más opaco.

Además, otros signos notables de la deficiencia del nutriente son las encías que sangran con facilidad y los capilares rotos debajo de la piel, ya que la vitamina C ayuda con la integridad de los vasos sanguíneos. 

Si la ingesta de vitamina C de alguien cae por debajo de una quinta parte del valor diario recomendado, pueden aparecer los síntomas del escorbuto, incluyendo cansancio y debilidad, irritabilidad, tristeza, piel magullada y dolor articular. 

Tus heridas sanarán peor y más lento si te falta la vitamina, y también se te podría caer el pelo si la anemia hace acto de presencia. 

Otros artículos interesantes:

El sencillo truco con el que aumentar la cantidad de vitamina D que aportan las setas

A tu plato de lentejas le falta una naranja, según la ciencia

Cuál es la forma más saludable de cocinar pimientos

Te recomendamos