Pasar al contenido principal

El sueño de un grupo de científicos para crear una máquina capaz de generar falsos recuerdos

Olvidate de mí
Un fotograma de la película 'Olvídate de mí' en la que una empresa se dedicaba a borrar selectivamente recuerdos de la memoria de sus clientes. Focus Features
  • Un grupo de científicos de la Universidad de Berkley trabaja en la fabricación de una máquina que es capaz de borrar o imbuir un falso recuerdo.
  • El llamado "modulador cerebral holográfico" tiene la capacidad de alterar la actividad neuronal mediante destellos de luz, estimulando grupos de neuronas imitando la actividad cerebral auténtica.
  • Por el momento, el sistema ha sido testado en ratones de laboratorio y, con el tiempo, podría acabar aplicándose en pacientes que han sufrido lesiones cerebrales o necesitan controlar una prótesis biónica.

El siglo XXI está transportando a la realidad numerosos avances científicos surgidos de la imaginación por medio del desarrollo de la tecnología. En este nuevo capítulo de la historia, un grupo de científicos de Estados Unidos lleva meses trabajando para fabricar una máquina capaz de borrar o imbuir un falso recuerdo en el cerebro, a semejanza de la que aparece en la película ¡Olvídate de mí!. El llamado "modulador cerebral holográfico" ha sido desarrollado por una serie de investigadores de la Universidad de Berkley. 

Una herramienta con un potencial increíble cuyo funcionamiento se detalla en una publicación de la revista Nature Communications. La máquina monitoriza y tiene la capacidad de alterar la actividad neuronal mediante destellos de luz, estimulando grupos de neuronas imitando la actividad cerebral auténtica, de forma que hace posible construir un recuerdo o sensación de forma artificial. Por el momento, el sistema ha sido testado en ratones de laboratorio.

Leer más: Una startup de Harvard busca revertir el envejecimiento en perros

En el experimento se inmovilizó la cabeza de los roedores y se les hizo caminar sobre cintas de correr. Los científicos emplearon técnicas holográficas con el fin de generar la ilusión en sus cerebros de que había una serie de obstáculos en su camino. El resultado fue positivo: fueron capaces de engañar a la corteza somatosensorial, estimulando la parte del cerebro encargada de controlar la visión y el tacto.

El modulador se sirve de la holografía, un sistema fotográfico que se sirve de un rayo láser para crear una imagen con un efecto óptico tridimensional, para dirigirse a un área del cerebro mediante el modulador. En concreto, se basa en la técnica de la optogenética holográfica tridimensional sin escaneado con enfoque temporal (3D-SHOT), a través de la cual se configura una pantalla de cristal líquido que actúa como un negativo fotográfico. Por medio de dicho negativo, se elige un patrón 3D con el que se le da forma a la luz proveniente de los láseres, que se disparan cada microsegundo en ráfagas que duran una milbillonésima parte de un segundo, lo que permite mantener el holograma. 

Leer más: 10 terroríficas predicciones de Black Mirror que podrían convertirse en realidad

Los investigadores han conseguido, de este modo, orquestar las neuronas con precisión, sin afectar a sus vecinas. De funcionar en humanos, el descubrimiento se podría aplicar en pacientes que han sufrido lesiones de los nervios periféricos o necesitan controlar una prótesis biónica.

"Si somos capaces de leer y escribir utilizando el lenguaje cerebral, podremos hablar directamente con él y este será capaz de interpretar el mensaje mucho mejor. Este es uno de los primeros pasos a seguir en el camino hacia la fabricación de lo que podría ser un implante cerebral virtual provisto de sentidos adicionales o mejorados.", asegura Alan Mardinly, estudiante de doctorado en UC Berkeley y uno de los tres coautores del proyecto, en un artículo de Big Think.

La máquina tiene unas posibilidades enormes, como la de hacer sentir a una persona ciega que su ojo robótico es un ojo natural. Los próximos retos a largo plazo consisten en desarrollar formas para detectar con precisión el comportamiento de los sujetos que han sido estimulados con el dispositivo, tratar de estimular otras áreas del cerebro, probar los efectos del modulador cerebral holográfico en humanos y reducir el enorme tamaño de la máquina. Si consiguen controlar la actividad neuronal en la corteza, podrán recrear cualquier percepción o sensación, una función que abriría un mundo de posibilidades. 

Te puede interesar