Descubren que inyectar suero de osos negros en hibernación en células humanas previene la atrofia y aumenta la masa muscular

Oso negro

Getty Images

Los osos tienen una capacidad sorprendente para hibernar durante mucho tiempo sin perder masa muscular. En el caso de los osos negros, pueden pasarse unos 6 o 7 meses en ese estado, sin comer ni beber ni expulsar desecho. Lo hacen entre octubre y mayo ante la falta de alimento. En su letargo podría estar la clave de unos músculos más desarrollados para los humanos.

Tal y como explican desde la Universidad de Hiroshima, científicos japoneses acaban de descubrir un interesantísimo hallazgo: infundir el suero de osos negros en hibernación en células musculares humanas podría prevenir la atrofia y promover un aumento de masa muscular. 

Mientras que los humanos pueden comenzar a perder masa muscular a las pocas semanas de inactividad, los osos en hibernación pueden quedarse quietos más de la mitad del año sin impactos severos en su salud, conservando sus músculos intactos. Se atiborran de comida en los meses más cálidos para acumular reservas de grasa y hacer frente al invierno.

Crean un músculo artificial completamente hecho de proteínas naturales que podría revolucionar la medicina regenerativa y la robótica

Los científicos han puesto la lupa sobre este fenómeno desde diferentes líneas de investigación. Entre ellas, con la esperanza de conocer nuevos tratamientos para la obesidad, o incluso la atrofia muscular que sufren los astronautas en el espacio

En el nuevo estudio, publicado en PLOS One, los investigadores de la Universidad de Hiroshima y la Universidad de Hokkaido pusieron el foco en el músculo esquelético, que es susceptible al desgaste causado por la inmovilidad. 

Tras extraer células de músculo esquelético humano cultivadas e infundirlas con suero extraído de la sangre de osos negros en hibernación, comprobaron un crecimiento significativo de proteínas después de 24 horas. El suero recolectado durante la temporada activa de verano de los osos no produjo efectos similares.

Un factor desconocido en el suero del oso evita la degradación muscular

La teoría es que existe un factor en el suero de los osos capaz de eliminar el "mecanismo de destrucción" detrás de la degradación muscular, que se produce al no utilizar los músculos. Los científicos atribuyen el fenómeno a la supresión de una proteína llamada MuRF1 que activa el deterioro de los músculos no utilizados.

Por ello, sus pasos siguientes serán conocer las hormonas y las vías que suprimen esta proteína clave. "La identificación de este factor aún no se ha logrado", dice el primer autor del estudio, Mitsunori Miyazaki. El factor regularía el metabolismo de las proteínas en las células de músculo esquelético humano cultivadas, contribuyendo a que la masa muscular se mantenga.

Personas inmóviles por el envejecimiento o determinadas enfermedades podrían evitar el desgaste muscular, y astronautas que viajan al espacio profundo podrían beneficiarse de este hallazgo con la exploración de nuevos tratamientos. Todo gracias al potencial que esconde la fascinante hibernación de los osos.

"Es posible desarrollar estrategias de rehabilitación efectivas en humanos y evitar que se queden postrados en cama en el futuro", celebra Miyazaki.

Otros artículos interesantes:

El lado oscuro de los batidos de proteínas: estos son los efectos secundarios negativos de los que avisan nutricionistas y científicos

La vitamina que debes tomar a partir de los 40 para tus músculos, según la ciencia

Beber café de manera frecuente podría ayudarte a reducir la pérdida de masa muscular que se da con la edad

Te recomendamos