Los supermercados refuerzan su logística para dar respuesta a la demanda en tiempos del coronavirus: de los 1.000 millones de Mercadona hasta 2025 a la mejora de la rentabilidad de Eroski

Mercadona.
Lux Blue

Getty Images

  • Mercadona tiene previsto incrementar su inversión para reforzar su capacidad logística con 1.000 millones de euros hasta 2025.
  • Para Eroski la prioridad es superar es introducir más eficiencia y ser capaces de mejorar la rentabilidad de los procesos logísticos mientras Carrefour  apuesta por compartir con sus proveedores información de su centro de big data para mejorar la cadena de suministro.
  • El Corte Inglés confía en sistemas como el picking en tienda y las dark stores adicionales ayudarán a gestionar la demanda de los próximos meses para hacer productiva y operativa la cadena de suministro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las cadenas de distribución de alimentación perfeccionan su operativa para hacer frente a los retos de consumo que ha planteado el coronavirus. Los eslabones que componen la cadena de suministro del sector de alimentación han trabajado bajo presión durante los meses de confinamiento y si bien ahora han experimentado cierta relajación, las compañías del sector mejoran su funcionamiento para, de esa forma, mejorar su rentabilidad. 

No en vano, Mercadona tiene previsto incrementar su inversión para reforzar su capacidad logística y acelerar su estrategia en este segmento. Así lo ha confirmado su directora de Logística, Rosa Aguado, en el marco del Congreso Supply Chain de Aecoc. "Tenemos prevista una inversión de más de 1.000 millones de euros para ello hasta 2025". La cadena de alimentación valenciana destinará este año 200 millones de euros para mejorar su capacidad logística y en almacenes. 

La compañía aumentará su potencial logístico y su red de almacenes. También pretende incrementar su flota de vehículos propios a medida que aumente la demanda de los pedidos online. El mayor reto está en realizar una previsión de la demanda adecuada, según reconoce la ejecutiva de Mercadona: “Nuestros almacenes no tenían la capacidad suficiente para gestionar la mercancía que se requería”, dice Aguado refiriéndose al mes de marzo. 

El grupo valenciano pretende eliminar el sobreesfuerzo que se realiza a nivel logístico para dar respuesta a la demanda online, centrado en la manipulación de productos perecederos que presentan un gran peso y flujos muy tensos. 

El sector de la alimentación se la jugará en la optimización de costes en un contexto de pujante concentración empresarial

Por su parte, Eroski, que prevé que la Navidad sea complicada, trabaja precisamente en mejorar la rentabilidad de los pedidos por internet. El director de Operaciones de Eroski, Alberto Madariaga, pone el foco en mejorar la relación a lo largo de toda la cadena de suministro para ser capaces de responder de forma flexible a las variaciones de la demanda. 

“Hasta ahora hemos priorizado en nuestros planes ser capaces de responder a la demanda. Nos hemos centrado en aumentar la capacidad productiva y de transporte, es donde hemos puesto los recursos sin priorizar tanto la eficiencia”, señala el ejecutivo. 

La compañía de alimentación pretende ahora cambiar los procesos de preparación de pedidos para que sea más productivo y dotar de ayuda al sistema para hacerlo más ágil y rápido. “Estos serían los retos, introducir más eficiencia y ser capaces de mejorar la rentabilidad”, asegura Madariaga. 

El ejecutivo estima que las Navidades dependerán de las restricciones de cada Comunidad Autónoma, pero considera que, en términos generales, serán buenas. “Vamos a intentar adelantar el consumo para garantizar la seguridad en la afluencia de personas”, dice el directivo. “Pero creemos que se va a mantener los incrementos de demanda tradicionales de la Navidad”.

El coronavirus acelera la transformación del sector alimentario: de una cadena de suministro globalizada a una más corta, integrada y flexible

Desde El Corte Inglés, sistemas como el picking en tienda y las dark stores adicionales ayudarán a gestionar la demanda de los próximos meses. “Tenemos que hacer productiva y operativa la cadena de suministro”; apuntó Javier López de la Oliva, director de Supply Chain del grupo de grandes almacenes.

El grupo cuenta con almacenes regionales y centros de servicio locales que se utilizan ahora para dar respuesta a nivel logístico a la demanda por internet. En este sentido, el ejecutivo señala que las tiendas fueron claves en los meses de confinamiento para gestionar la preparación de pedidos por internet: “Hemos sido capaces de trabajar juntos en los momentos más duros, cuando el almacén del comercio electrónico estaba saturado. Este sistema era más rápido, pero no más barato”, resuelve de la Oliva. 

Por su parte, Dia se apoyó en las dark stores. La compañía de distribución de alimentación se encuentra inmersa en un plan de reestructuración que pretende mejorar su red de tiendas a nivel visual. Durante la pandemia la compañía abrió 12 nuevas dark stores, contrató 1.000 empleados para preparar pedidos y amplío su colaboración con partners como Amazon o Glovo.

Replanteando el modelo productivo: así se compara el valor añadido y el empleo que aporta cada sector en España y en Alemania

El nuevo almacén de Illescas “es la punta del iceberg de nuestro plan estratégico”, dice el director de Operaciones, Logística y Franquicias de Dia, Iván Martín. “Queremos ir a un modelo de plataformas más grandes, es importante para todo el negocio de proximidad contemplar todas las categorías de productos”. 

Otro que se ha apoyado en las plataformas logísticas ha sido Carrefour. Tras mudar a un modelo de proximidad con tiendas en el centro de las ciudades, la compañía francesa ha tenido que adaptarse a los requisitos del comercio electrónico.

En este sentido, la predicción de la demanda es uno de los pasos más grandes que dará el sector de la distribución para  cubrir las necesidades de cada área. Por ese motivo, la compañía gala avanza a nivel tecnológico y se prepara para compartir con sus proveedores información de su centro de big data para mejorar la cadena de suministro, señala Jaume Bonet, director Operaciones Omnicanal en Carrefour España. Esta colaboración pretende reforzar la satisfacción del cliente, evitando roturas de stock y ofreciendo una respuesta rápida en un entorno cambiante a las demandas de los clientes ante “un festín de pedidos”.

LEER TAMBIÉN: "Para el sector de la alimentación no es una situación idílica": el coronavirus pone en jaque la rentabilidad de los supermercados, que venden más pero acusan el alza en costes

LEER TAMBIÉN: Los retailers se preparan para el mundo después del coronavirus: las 'dark stores' y la última milla, claves para recuperar el pulso

LEER TAMBIÉN: Glovo apuesta por la moda y la alimentación especializada para crecer y pone el foco en la innovación: de las cocinas compartidas a las 'dark stores'

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Retail
  2. Distribución
  3. Trending
  4. Top
  5. Alimentación
  6. Coronavirus