Pasar al contenido principal

El Supremo decide que es el cliente quien debe pagar el impuesto de las hipotecas

Tribunal Supremo en Madrid.
Wikipedia
  • La Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo ha decidido que es el cliente quien debe pagar el impuesto de las hipotecas.
  • La decisión se ha tomado con 15 votos a favor y 13 en contra después de más de 15 horas de reuniones.
  • De hecho, el Alto Tribunal debía haber dictado su resolución el lunes de confirmar o revocar la sentencia del pasado 18 de octubre que determinaba que el pago del impuesto de actos jurídicos documentados en las hipotecas correspondía a la banca, pero la sesión se ha alargado hasta la tarde del martes.
  • Ese fallo fue suspendido de forma inédita por el propio tribunal, ya que contradecía sus sentencias anteriores al respecto, en las que se atribuía el pago al cliente.
  • El Alto Tribunal zanja el debate jurídico y revoca el "giro jurisprudencial" conocido hace unos días: es el cliente el que debe pagar el impuesto de las hipotecas.

Los 31 magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo han fijado finalmente este martes su criterio sobre a quién corresponde el pago del impuesto de actos jurídicos documentados (IAJD) en las hipotecas acordando que sean los clientes los que paguen este tributo.

Finalmente, la decisión la han tomado 28 jueces del pleno —dado que los otros 3 magistrados se han ausentado de forma justificada— con 15 votos a favor y 13 en contra después de más de 15 horas de deliberación, según ha adelantado El Independiente y han confirmado fuentes judiciales.

El IAJD es una tasa de ámbito autonómico que oscila entre el 0,5% y el 1,5% de la cantidad prestada, según la comunidad en la que se aplique. De este modo, el impuesto asciende en torno a unos 3.000 euros de media por cada hipoteca y el sindicato de técnicos de Hacienda Gestha calcula que 1,5 millones de contribuyentes podrían haber reclamado la devolución del IAJD de los últimos cuatro años a las autonomías.

El Supremo ha llegado a esta decisión tras congelar los efectos de la sentencia de la sección segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo que había dictado apenas 24 horas antes, el 18 de octubre. El presidente de la Sala, Luis María Díez-Picazo, justificó la medida por "enorme repercusión económica y social" que suponía cambiar la jurisprudencia aplicada hasta ahora, que definía que es el cliente el que debe pagar el IAJD.

La banca había mostrado a lo largo de las dos últimas semanas su rechazo a la sentencia del 16 de octubre, que les supuso pérdidas en Bolsa antes de que el Tribunal Supremo la suspendiese, denunciando que, si se hubiese confirmado, podría haber supuesto un impacto de entre 2.300 y 9.000 millones de euros en reclamaciones y devoluciones, según las estimaciones de Moody's y Kepler Cheuvreux.

Además, la Asociación Española de Banca (AEB) ha querido marcar distancias en las últimas semanas entre este caso y el de otros vinculados a las hipotecas, como el de las cláusulas suelo. Por ello, ha señalado que el Tribunal Supremo había establecido en su jurisprudencia anterior que el pago del IAJD correspondía al cliente, por lo que descartaba que se le pudiese obligar a pagar esta tasa de forma retroactiva.

Leer más: Este es el porcentaje del sueldo que se come la hipoteca en cada comunidad autónoma

Antes de que se conociese la decisión del Supremo, el consejero delegado del BBVA, Carlos Torres Vila, había destacado este lunes que su entidad respetará el dictamen definitivo sobre el IAJD, aunque puntualizó que la banca ha respetado la ley vigente, por lo que ha considerado que cualquier cambio no debería afectar a su sector, sino a las comunidades autónomas para las que ha recaudado este tributo hasta ahora.

Mientras, el ministro de Interior,  Fernando Grande-Marlaska, había asegurado que el Tribunal Supremo se iba a "jugar el prestigio en términos de necesidad de aplicar el ordenamiento jurídico debidamente", en declaraciones a la Cadena COPE. Mientras, el titular de Fomento, José Luis Ábalos anunció que, en función de la sentencia, el Gobierno estudiaría poner en marcha "algún tipo de ayuda" a las autonomías para reducir el impacto en su situación financiera.

Por su parte, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) anunció antes de la decisión del Supremo que había dado comienzo a una nueva ronda de protestas en todo el país para reclamar que la banca se haga responsable de "todas las cláusulas abusivas frente a los intentos de blanquearlas".

Te puede interesar