Sushita, la startup de comida japonesa fundada por dos españolas que ha triunfado en un sector dominado por hombres y ahora planea expandirse al mercado internacional

Sandra Segimón y Natacha Apolinario, cofundadoras y presidentas del Grupo Sushita de restauración.
Sandra Segimón y Natacha Apolinario, cofundadoras y presidentas del Grupo Sushita de restauración.

Grupo Sushita

  • La startup de comida japonesa Grupo Sushita fundada por Sandra Segimón y Natacha Apolinario ha conseguido consolidarse a nivel nacional y ahora planea crecer internacionalmente.
  • Su cofundadora, la madrileña Natacha Apolinario, explica cómo es ser mujer en el mundo del emprendimiento y la restauración, y cuáles son las claves para triunfar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque el sector de la hostelería y restauración sea dominado por mujeres, con el 53,5% del total, según datos de la Encuesta de Población Activa del INE, los puestos de liderazgo se reservan para los hombres.

En 2019, solo el 22,4% de las empresas de hostelería de la Comunidad de Madrid estaban administradas por mujeres, un porcentaje que disminuye aún más cuando se trata de emprendimiento. A pesar de una tendencia lenta, pero ascendente, las mujeres con negocios propios en este sector constituyen apenas el 21%, lo que evidencia la existente brecha de género en España.

Sin embargo, esas cifras están presentando una tendencia lenta, pero ascendente, gracias a miles de mujeres españolas que luchan cada día por hacer ver al mundo que ellas también pueden tener éxito.

Detectar el cáncer de mama en una fase temprana, de forma económica y desde casa será una realidad gracias a The Blue Box: la startup española que revolucionará la medicina mediante inteligencia artificial

Un ejemplo a seguir es el caso de Natacha Apolinario, una madrileña que consiguió crear de la nada un negocio de éxito en el sector de la restauración y que ya tiene los ojos puestos en su futura internacionalización: el Grupo Sushita.

Sushita Café, una línea de restaurantes de comida japonesa poco convencionales

Sushita Café.

El Grupo Sushita nació en 1999, de la mano de Natacha Apolinario y su socia Sandra Segimón, como un negocio de cajas de sushi envasado que se vendía en supermercados como Carrefour, El Corte Inglés, o Alcampo. Para ello, desarrollaron su propia línea de producción con una fábrica propia en España.

Con el paso de los años, los productos se fueron mejorando y consolidando, como por ejemplo con nuevas técnicas como un envasado que permitía que el sushi se mantuviese en buen estado durante una semana entera. Después consiguieron vender su comida japonesa en hoteles tan reconocidos en España como los hoteles Meliá o Iberostar, pero también en el extranjero, en lugares como Cabo Verde, Francia o Italia.

Tras ver que el negocio estaba siendo todo un éxito, decidieron saltar al mundo de la restauración creando un restaurante en Madrid, Sushita Café, de modo que pudieran interactuar con su cliente final sin necesidad de tratar con intermediarios.

Un profesor le dijo que no podría resolver un problema porque era mujer: a los 23 años fundó una startup que actualmente factura 3 millones de euros y que quiere rebajar la emisión de CO2 en 540.000 toneladas

Para atraer a la clientela, centraron su estrategia en diseñar un espacio llamativo y divertido, pero a la vez lujoso, muy alejado de la estética de los restaurantes japoneses convencionales. Hoy en día cuentan con 6 restaurantes y algunos de ellos están inspirados en París o Marrakech.

"Desarrollamos un concepto con una calidad a un precio muy económico, porque ya teníamos ganado todas las economías de escala", explica Natacha Apolinario, cofundadora del Grupo Sushita. "Lo hicimos un poco al revés porque ya teníamos esa estructura, teníamos la logística de antes y unos platos muy estándar, por lo que todo fue sobre ruedas".

Otro de los puntos que han trabajado mucho en los restaurantes es que toda la materia prima pase por su fábrica, de modo que todos sus productos sean iguales en las diferentes localizaciones.

Comida del restaurante Sushita.

Concretamente, cada local cuenta con el 50% de la carta igual, mientras que la otra mitad varía en función del ambiente o inspiración del restaurante, creando productos exóticos muy originales.

"Nuestros clientes se mueven de uno a otro, porque no es una franquicia, sino que cada restaurante tiene su propio toque personal", comenta la cofundadora.

Además, el delivery se ha convertido en un sector muy potente dentro de Sushita, ya que tras la pandemia del coronavirus y con los restaurantes cerrados supuso un añadido a los ingresos provenientes de los supermercados.

"Contar con la baza de la venta en supermercados nos salvó sin duda durante los primeros meses de confinamiento", confiesa Natacha. "La diversificación del negocio ha sido la clave".

Una mujer emprendedora en un mundo dominado por hombres

Tras graduarse en Estados Unidos en Business Management, la madrileña Natacha Apolinario comenzó su carrera profesional en el mundo financiero como bróker en un banco de inversión. 

Estuvo inmersa durante 15 años en un mundo agotador, pero a la vez muy enriquecedor que le permitió aprender muchísimo a nivel profesional, además de viajar por todo el mundo. Sin embargo, se trataba de un sector totalmente dominado por hombres.

Natacha Apolinario, cofundadora del Grupo Sushita.

"Era un mundo duro, liderado por hombres tradicionales y muy masculinos, por lo que no me quedó otra que acostumbrarme a moverme entre ellos", confiesa la cofundadora de Sushita. "Prácticamente el 80% o 90% de mis clientes eran hombres".

6 científicas menos conocidas para celebrar el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

En uno de sus viajes conoció a Sandra Segimón, que ya tenía cierta experiencia en el mundo de la restauración, y decidieron emprender juntas, creando así el Grupo Sushita.

Al principio no fue nada fácil sacar el negocio a flote, ya que la comida japonesa era una comida muy poco popular en España en 1999. Sin embargo, tras hacer un estudio de mercado, ambas se dieron cuenta de que era un nicho que podían explotar con éxito.

Desde entonces, Natacha no ha tenido que enfrentarse a situaciones de discriminación graves por ser mujer en su trabajo, sino todo lo contrario, siempre se ha sentido muy respetada. 

"He tenido y tengo compañeros maravillosos, incluso mis jefes siempre me han enseñado un montón y me han respetado muchísimo", explica Natacha. "He tenido suerte".

Teletrabajo: el posible factor clave para conciliar la vida laboral y la maternidad

Mujer teletrabajando con su hijo al lado.

Sin embargo, la empresaria reconoce que hay situaciones muy complicadas para las mujeres dentro del mundo laboral, como es la maternidad

Concretamente, el 80% de las mujeres madres sufre dificultades para conciliar el trabajo y la vida personal, según un informe del movimiento feminista del Club de las Malas Madres.

"Yo creo que hay una etapa muy importante y es cuando te planteas ser madre, ya que es más complicado compaginar tu vida con el entorno laboral", explica Natacha. "Cuando te llega la etapa de la maternidad, yo creo que hay muchas mujeres que saben que por la situación no van a poder alcanzar sus objetivos y se desmotivan, ese uno de los mayores problemas a la hora de emprender".

Las emprendedoras sólo protagonizaron el 5% de las rondas de financiación en España entre 2016 y 2020

Pero la cofundadora de Sushita anima a las mujeres a emprender, ya que existen casos de éxito como ella, que nunca dejó de trabajar y tiene 3 hijos, aunque ha supuesto una lucha constante.

"Yo tuve mucha suerte cuando fui madre porque tenía un rango salarial que me permitía tener ayuda y además mi familia también podía echarme una mano", confiesa la cofundadora de Sushita. "Pero soy consciente de que hay muchas mujeres que están solas y no tienen ese poder económico para pagar a alguien que cuide de tus hijos cuando trabajas".

Pero eso no quiere decir que haya sido una situación fácil para la emprendedora, ya que esta reconoce que también ha tenido que sacrificar muchas horas con sus hijos e incluso se ha perdido alguna función del colegio por trabajo.

Cobrar menos por ser madre: la maternidad supone una brecha salarial entre hombres y mujeres del 28%, según un informe del Banco de España

Por ello incide en la importancia de que las empresas tomen conciencia y permitan una flexibilidad asequible a las mujeres, ya sea para llevarles al médico o para acudir a una tutoría con sus profesores. Además, el feminismo está permitiendo que cada vez se reduzca más esa brecha entre hombres y mujeres a la hora del cuidado de niños.

Otro de los grandes aliados de las mujeres en esta lucha podría ser el teletrabajo, ya que permite una mejor conciliación, sobre todo cuando los hijos ya no son tan pequeños, pero no se pueden quedar solos.

"Al final hay veces que no hace falta que estés muy pendiente de ellos, solo que estés en casa", explica Natacha. "El teletrabajo va a permitir más emprendimiento y más atrevimiento porque es verdad que gestionar el tiempo de una mujer no es nada fácil".

Triunfar con tu propia empresa y siendo mujer es posible

Natacha Apolinario cree que la clave para triunfar en el mundo laboral siendo mujer es ser valiente, creer en tu idea a toda costa aunque te confundas y metas la pata muchas veces por el camino.

"Cuando empezamos con el negocio estuvimos 5 años en los que no ganábamos nada porque nos habíamos endeudado totalmente", confiesa la cofundadora de Sushita. "Pero nunca nos dimos por vencidas porque confiábamos en que esto era un proyecto a largo plazo".

Pero para estar segura de que tu idea puede funcionar tienes que creer en ella y, para ello, es de vital importancia que recopiles toda la información que puedas de tu sector.

14 de las 35 empresas del Ibex todavía suspenden en la presencia de mujeres en sus consejos

"Tienes que ser consciente de que emprender implica dinero, tiempo y mucha energía, por lo que conocer toda la información posible es esencial", aconseja Natacha.

Puede que incluso al principio te toque aprender sobre áreas en las que no eres una experta si no tienes dinero para contratar a personal, pero esto te podría ayudar en un futuro a comprender mejor el trabajo que realizan a diario tus empleados y a ser más empática con ellos.

Finalmente, la emprendedora hace hincapié en la importancia de formarte lo mejor que puedas para poder dar ejemplo, ya que esto generará que tus propios trabajadores confíen en ti y sientan que existe un compromiso.

"En definitiva, muévete, viaja, haz preguntas, lee, infórmate y pon todos tus esfuerzos en no fallar, porque también hay mucha gente que depende de ti", añade.

Recuperar lo perdido y posicionarse en el mercado internacional

Restaurante Sushita.

Tras sufrir una caída en las ventas del 20% el año pasado con el cierre de restaurantes por las restricciones del coronavirus, ahora Sushita tiene los ojos puestos en recuperar lo perdido.

"Hemos aprendido mucho de esta crisis, nos hemos dado cuenta de que teníamos muchos costes innecesarios, algo que nos va a ayudar a ahorrar en un futuro y a crecer considerablemente", reflexiona Natacha.

Su expectativa para el 2021 es alcanzar un incremento de mínimo el 20%, alcanzando así la facturación de 2019 de 16 millones de euros.

A las madres trabajadoras les afecta desproporcionadamente la pandemia: 3 fórmulas para apoyar a los padres con empleo, según una vicepresidenta de LinkedIn

"Somos agresivos a la hora de poner objetivos económicos porque creemos que podemos alcanzarlos y seguir creciendo", añade la cofundadora de la empresa.

Entre sus estrategias también está ampliar su base de locales con nuevas aperturas. La idea es abrir un nuevo restaurante en Madrid, pero tampoco descartan apostar por otras grandes ciudades españolas, como en Málaga, Valencia o Sevilla.

Por otro lado, el Grupo Sushita tiene deseos de expandirse internacionalmente. Aunque ya lo hacía gracias a la distribución de sus productos congelados en países como Francia, Italia o Cabo Verde, ahora el objetivo es poder abrir restaurantes en esas localizaciones para que también puedan disfrutar de la exótica y saludable comida de Sushita.

Otros artículos interesantes:

Detectar el cáncer de mama en una fase temprana, de forma económica y desde casa será una realidad gracias a The Blue Box: la startup española que revolucionará la medicina mediante inteligencia artificial

Un profesor le dijo que no podría resolver un problema porque era mujer: a los 23 años fundó una startup que actualmente factura 3 millones de euros y que quiere rebajar la emisión de CO2 en 540.000 toneladas

6 científicas menos conocidas para celebrar el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Te recomendamos