Deuda conjunta, sostenibilidad, Estado de derecho e impacto económico: por qué es tan importante que la UE haya desbloqueado su plan de recuperación del coronavirus

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, y la de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
La presidenta del BCE, Christine Lagarde, y la de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

Reuters

  • Los líderes de la Unión Europea (UE) han logrado este jueves desbloquear su plan de recuperación del coronavirus tras llegar a un acuerdo con Hungría y Polonia para que levanten su veto a vincular el reparto de ayudas al respeto del estado de Derecho.
  • El plan de la UE, valorado en 1,8 billones de euros, incluye la emisión de deuda conjunta, podría convertir a los 27 en los mayores emisores de bonos sostenibles, elevar un 2% el PIB comunitario en 2024 y crear 2 millones de empleos más en 2022.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El plan de la Unión Europea para la recuperación de la crisis provocada por el coronavirus comienza la recta final para su puesta en marcha. Una vez que los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 consiguieron este jueves superar el veto de Polonia y Hungría, este viernes llegará el turno para que sea ratificado por los embajadores de los estados miembros antes de que sea votado en la Eurocámara y los parlamentos nacionales.

Para lograr este avance en el paquete de ayudas contra el impacto de la pandemia, los líderes comunitarios tuvieron que negociar hasta el último momento con los Gobiernos húngaro y polaco para evitar que su rechazo a vincular el reparto de ayudas con el respeto al Estado de derecho bloquease el reparto de ayudas.

Finalmente, la presidencia alemana de turno consiguió negociar un compromiso con Varsovia y Budapest en el que se mantiene la condición del respeto al Estado de derecho, como reclaman los llamados países frugales, Suecia, Países Bajos, Dinamarca y Austria, aunque ofreciendo la posibilidad de que los países miembros reclamen al Tribunal de Justicia de la UE si se les suspenden las ayudas por este motivo.

No obstante, además de conseguir un consenso sobre el plan de estímulo contra el coronavirus que parecía imposible hace solo unos días y que obligó a Bruselas a diseñar un plan alternativo para excluir a Polonia y Hungría si mantenían su veto, las principales consecuencias de la puesta en marcha del programa de ayudas de la UE repercuten en la economía, la sostenibilidad y en una mayor integración del bloque comunitario.

Así, tras hacerse público el acuerdo a última hora de la tarde del jueves, la cotización del euro frente al dólar alcanzó su mayor nivel desde mediados de 2018 y los costes de los intereses de la deuda española e italiana se han reducido drásticamente, según Bloomberg, que destaca que el acuerdo sobre el plan de recuperación aleja los temores de ruptura en el seno de la UE tras el Brexit.

ERTE, pensiones, energía, ley concursal o el impulso a la FP: 8 reformas que prepara el Gobierno para asegurarse los fondos europeos

De hecho, el acuerdo entre los líderes de la UE se produjo solo unas horas después de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciase que aumentará la dotación de su programa de compras de emergencia pandémica en 500.000 millones de euros, hasta un total de 1,85 billones, y ampliará su duración hasta marzo de 2022, 8 meses más de lo inicialmente anunciado en junio.

Este refuerzo al plan de estímulo del BCE se complementará con el programa de la UE contra la pandemia, que incluye la emisión de deuda conjunta para financiar las ayudas y en la que la institución monetaria de la eurozona podrá incluir esa deuda en su programa de compras de activos con un presupuesto más amplio de lo previsto, complementando la política monetaria con la política fiscal.

La emisión conjunta permitirá que los 27 soliciten ayudas a fondo perdido y préstamos sin necesidad de recurrir a sus arcas y mejorará el perfil de la deuda de la UE como un activo seguro. Esto se combina con el impacto directo que la Comisión Europea estima que generará este plan, que prevé que elevará un 2% el PIB comunitario en 2024 y creará 2 millones de empleos más en 2022.

Así, los expertos consideran que esas metas de crecimiento económico y de empleo serían inalcanzables sin la puesta en marcha de esas emisiones conjuntas, según Bloomberg, que precisa que dependerá ahora de los países comunitarios presentar sus planes para esas ayudas, que comenzarán a recibir previsiblemente a partir de mediados de 2021.

Las propuestas de los estados miembros para el reparto de ayudas facilitarán que los países más afectados por la pandemia, como España, Italia y otros socios que dependen del turismo, reciban el apoyo necesario para reflotar sus economías e intentar reducir la brecha entre el sur y el norte de la UE.

Por otra parte, la puesta en marcha del plan de estímulo de la UE podría convertir al club comunitario en el mayor emisor global de bonos verdes, con un tercio del total de su deuda en la categoría de inversión ambientalmente sostenible, según el medio económico, que destaca que la UE publicará el año que viene la hoja de ruta de sus emisiones sostenibles tras haber recibido una alta demanda en sus bonos sociales.

LEER TAMBIÉN: El BCE refuerza su plan de estímulo contra el coronavirus con 500.000 millones de euros más para comprar activos y lo amplía hasta marzo de 2022

LEER TAMBIÉN: Bruselas asegura que Hungría y Polonia no podrán bloquear la distribución de ayudas europeas para la recuperación de la crisis del coronavirus

LEER TAMBIÉN: El coronavirus aumentará la brecha económica entre el sur y el norte de Europa debido a la dependencia del turismo, al elevado número de pymes y al paro estructural

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”