Pasar al contenido principal

La tarifa móvil como sustituto de la línea de internet fijo en casa

Conexión Wifi desde el  móvil
Pixabay

¿Te has parado a pensar cuánto hace que no utilizas el teléfono fijo? Quizá haya llegado el momento de plantearse usar la tarifa del móvil para sustituir a la conexión fija. Y no lo decimos solamente por las llamadas, sino también por la conexión de fibra óptica: en base al uso que haces de tu conexión WiFi, ¿no podrías prescindir de la tarifa de Internet en casa y vivir solamente con una buena tarifa de datos en el móvil?

Puede que aún emplees el teléfono fijo para recibir llamadas de tu madre, o como recurso de emergencia cuando una empresa o un conocido te pide un teléfono de contacto, pero no quieres darle tu móvil. Dejando eso a un lado, pocos motivos más quedan para seguir manteniendo el teléfono fijo en casa.

Antes la conexión fija era imprescindible para obtener el teléfono fijo que te comunicaba con todo el mundo, Pero ahora utilizamos el smartphone, que en muchos casos ya ofrece llamadas locales gratuitas o con una tarifa plana generosa. El teléfono fijo ha dejado de tener utilidad. Ahora bien, ¿qué hay de la conexión a Internet?

Según datos de la consultora Deloitte, el 15% de los hogares españoles no tienen Internet fijo en casasolo en el móvil. La media aumenta al 20% en las zonas rurales. Esto se debe a la lenta implantación de la fibra. En muchos casos son usuarios jóvenes que no pueden pagar dos cuotas, y optan por la del móvil. Pero también hay personas que utilizan redes WiFi públicas o Internet en el trabajo, y lo complementan con una conexión móvil. En muchos casos es por necesidad pero, ¿se puede vivir sin Internet fijo?

Hoy en día la conexión fija solo tiene utilidad para obtener Internet en casa. Una conexión de ADSL o fibra a 50, 100 o 300 Mb con tarifa plana para disfrutar de Internet sin restricciones.

Leer más: Sí, estás cargando mal tu teléfono móvil

¿Pero qué ocurre si tienes una tarifa móvil amplia, no usas mucho Internet en casa, y de la televisión de pago solo te interesa Netflix, Amazon Video o HBO? Existe la posibilidad de que tu tarifa móvil cubra tus necesidades de Internet en casa. Entonces caes en la cuenta de que no necesitas una conexión fija de Internet, y estás pagando dos tarifas a lo tonto.

¿Podría tu tarifa móvil sustituir a tu conexión fija e Internet en casa?

Vamos a ver lo que consumen distintos contenidos de Internet que usamos en casa, y descubriremos si entran dentro de las principales tarifas de datos móviles. ¿Hay espacio para la sorpresa?

¿Cuánto me ahorraría?

La idea que ronda nuestra cabeza es plantearnos la posibilidad de vivir sin conexión fija. Es decir, utilizar únicamente nuestra tarifa del móvil, tanto en casa como fuera de ella. Esto nos permitiría ahorrarnos la tarifa fija. ¿Cuánto supone eso?

De media, si tienes una conexión fija con Internet por fibra o ADSL, líneas móvil y televisión básica, la cuota ronda los 70€ al mes. Si añades canales de pago sube fácilmente a 90 o 100€ mensuales.

La tarifa fija más barata es la fibra de 50 Mb, sin líneas móviles ni televisión, y ronda los 55€ mensuales (sumando la cuota de línea que te obligan a incluir). Si las cifras cuadran y podemos prescindir de la conexión fija, el dinero que te ahorras al mes es una cantidad importante.

¿A qué t​endría que renunciar?

Vivir sin fijo implica renunciar a algunas cosas. La más obvia es el teléfono fijo. Imprescindible durante casi cien años, ya no lo necesitamos. Además hablamos menos por teléfono en favor de apps de mensajería como WhatsApp.

Es un buen comodin para usarlo cuando alguien te pide un teléfono de contacto y no quieres darle el móvil, ya que un fijo siempre lo puedes desconectar, o no te molesta cuando no estás en casa. Y puede que tu madre o tu abuelo aún se empeñen en llamarte al fijo. Basta con informarles de que tu nuevo número de casa es el móvil. Hoy en día, un teléfono fijo en casa en casa ya no es necesario.

Otra cosa a la que vas a tener que renunciar es a la televisión de pago por cable. 

La mayoría de los canales de las operadoras funcionan con ADLS o fibra, a través de un decodificador. Si cancelas la conexión fija, lo pierdes. Pero vas a poder seguir usando la TDT, y casi todos los canales de Movistar, Vodafone, etc. también se pueden ver en el móvil. Sin olvidar que puedes contratar Netflix, HBO, Amazon Prime Video, etc., de forma individual a través del móvil.

Si no ves mucho la televisión y lo que te interesa está en la TDT o en plataformas tipo Netflix, podemos seguir adelante...

Para tener Internet también en la Smart TV o la tablet: ¿router o tethering?

El primer problema que debes solventar para quitar el fijo y usar el móvil para Internet en casa, es cómo convertir la conexión móvil a través de 3G o 4G en una red WiFi o por cable a la que se puedan conectar todo los dispositivos que usas en casa: móviles, ordenadores, Smart TV, tablets, consolas, Internet de las cosas... 

La solucíón más sencilla es usar Tethering, una tecnología que ya incluyen tanto iOS como Android. Permite convertir el móvil en un punto de acceso con una red WiFi a la que se puede conectar cualquier dispositivo. Pero necesitas un móvil potente para gestionar varias conexiones, y consumirá la mayoria de los recursos. Si tienes un smartphone de repuesto, es buena idea dejarlo solo para el tethering.

Otra opción que usan muchas personas, especialmente jóvenes y gente que vive en zonas rurales o aisladas, es un módem USB.

Leer más: Los smartphones desaparecerán antes de lo que piensas y el mundo ya no será el mismo

Acepta tarjetas SIM 2G y 3G y se conecta por USB al PC, la consola o el Smart TV, para ofrecer Internet móvil de forma rápida y sencilla. No garantizan mucha velocidad (apenas 7 u 8 Mbps) y añaden bastante latencia, así que no son muy adecuados para tareas como jugar online o videoconferencias, pero cumplen con su cometido y son baratos. La mayoría de las operadoras los venden con la tarjeta incorporada, pero puedes comprarlos en comercios y usar la SIM que tu quieras:

También existe la posibilidad de utilizar un router que acepta conexión a Internet móvil a través de una tarjeta SIM 4G. Introduces la tarjeta en el router como lo harías en un smartphone, y el router se encarga de recibir Internet a través de la operadora móvil, y dar conexión a todos los dispositivos.

Muchos routers están especializados en este tipo de conexión. Son los routers 4G. Por ejemplo el AVM FRITZ!Box 6820 LTE, que trabaja con conexiones 2G, 3G y 4G y crea una red WiFi N de hasta 450 Mbps con ella. También permite conectar por cable de red a través de un conector Ethernet Gigabit. Tiene un precio de 208€ en Amazon:

Es la solución más eficaz porque no pierdes rendimiento como ocurre con el tethering, pero eso elimina una de las ventajas de usar la tarifa móvil, que es prescindir del router.

La tarifa móvil que necesitaría

Si vamos a quitar el teléfono fijo, hay que contratar una tarifa de móvil que tenga un cupo de datos elevado. Si echamos un vistazo a las tarifas actuales de las principales operadoras, éstas son las que ofrecen más datos de Internet:

  • MásMóvil: 50 GB (por 90€ al mes)
  • SinFin de Yoigo y Amena 25Movistar #25 : 25 GB 
  • Inimitable de Pepephone: 19 GB

Orange y Vodafone también tienen tarifas con 20 GB mensuales, por un precio que ronda los 47€ al mes. A modo de referencia en este articulo, vamos a tomar la tarifa de datos de 20 GB, que tiene un precio equivalente a la fibra óptica de 50 Mbps.

Hay que tener en cuenta que una vez superado el cupo mensual es posible seguir usando Internet, pero a una velocidad mucho menor. También podemos comprar paquetes de datos adicionales.

Un dato importante es que algunas compañías ya ofrecen servicios ilimitados. Por ejemplo Vodafone tiene la tarifa Video Pass, que ofrece acceso ilimitado a apps de vídeo como Netflix, HBO, Youtube, etc. Puedes ver todo el contenido que quieras sin consumir datos, por 7€ al mes en resolución estándar, o 17€ al mes en HD.

Hay rumores que afirman que las tarifas planas  de datos móviles llegarán a España a lo largo de este año.

4G en casa

Las operadoras ya ofrecen la opción de contratar una tarifa 4G en casa, que se usa con un router 4G como los que hemos mostrado (y que ofrece la propia operadora).

Por ejemplo Internet Radio de Movistar ofrece banda ancha 3G o 4G con hasta 20 Mbps por unos 52€ al mes. Pero solo está disponible si no llega ADSL o fibra a tu casa.

Vodafone One Básico ofrece navegación 4G+ con hasta 30 Mbps y un cupo de datos de 55 GB. Cuesta 47€ al mes e incluye llamadas a móviles.

4G en casa de Orange asegura una velocidad de hasta 50 Mb, con 50 GB de datos y unos 39€ al mes. Amena también tiene un servicio similar. 

Cuando superas el cupo de datos puedes seguir usando Internet, pero a menos velocidad (normalmente, 128 Kbps). 

Amena, 4G
Amena

Estas tarifas son una solución si no llega el ADSL o la fibra a tu casa, pero en algunos casos no se pueden utilizar en el móvil, así que tendrías que contratar una tarifa adicional para el smartphone.

¿Qué velocidad de navegación tendría?

Un aspecto importante a considerar, si quieres que tu tarifa móvil sustituya a tu conexión de Internet fija en casa, es la velocidad de conexión.

Según datos de OpenSignal actualizados a enero de 2018, la velocidad actual de la conexión 4G en España varía entre los 30 y los 35 Mbps, según la operadora:

Velocidad de descarga
OpenSignal

La velocidad de la conexión 3G está en torno a los 6 Mbps de media.

Si desde tu casa puedes conectarte a través de 4G, puedes alcanzar un rendimiento superior al ADSL a 30 Mb, y algo menor que la fibra más lenta, a 50 Mbps. Eso sí, muy lejos de los 100 o 300 Mbps de la fibra más rápida, pero también más cara.

Si desde tu casa o tu móvil solo tienes acceso a 3G, entonces el rendimiento de Internet cae fuertemente. Te recomendamos cambiar a un smartphone con 4G, aunque dependes de la cobertura de la operadora.

Móviles con 4G por apenas 100€ en Amazon

La clave para saber si tu tarifa móvil podría sustituir a tu conexión fija e Internet en casa, está en los contenidos que consumes. No es lo mismo usar el móvil para consultar el correo y ver unos mensajes, que pasarse toda la tarde viendo Black Mirror en Netflix.

Navegación, correo y redes sociales

Las apps basadas en texto son las que menos datos van a consumir. Correo, mensajería instantánea, páginas webs sin muchas fotos y vídeo, apps y juegos que no necesitan Internet .. El problema es que cada vez más apps incorporan vídeo, muchas de ellas sin necesitarlo, simplemente para atraer usuarios. Hoy en día prácticamente todas las redes sociales tienen vídeo, y además casi siempre se descarga y se reproduce automáticamente, sin dejarte elegir. Las redes sociales basadas en fotos, como Instagram o Snapchat, también consumen bastantes datos.

Estos son algunos de los consumos medios de apps cotidianas y redes sociales:

CONTENIDOS Consumo de datos en 1 hora Cuánto da de sí 1 GB
Páginas web 150 MB 7 horas de navegación
Subir 10 fotos 15 MB Subir 700 fotos
Subir vídeo 1080p 5 GB subir 15 minutos de vídeo 1080p
Facebook (sin vídeo) 140 MB 7 horas
Facebook (con vídeo) 300 MB 3 horas
Snapchat 350 MB 3 horas
Instagram (ver 10 fotos) 5 MB Ver 2000 fotos
Instagram Stories (3 vídeos) 11 MB Ver 280 videos
WhatsApp (llamadas de voz) 30 MB Hablar más de 30 horas
WhatsApp (videollamadas) 160 MB 6 horas de videollamadas
Facetime (videollamadas) 114 MB 9 horas  de videollamadas

Si con una tarifa de 20 GB decides reservar para redes sociales el 50% (10 GB), podrías ver páginas webs durante 70 horas al mes o usar Facebook con vídeo también durante 70 horas. Pero si comienzas a dividir entre Facebook, Instagram, WhatsApp, etc, las cifras caen peligrosamente...

Por supuesto, son datos que dependen mucho de cada persona, en función de que sigas o no a muchos usuarios que manden fotos y vídeos, o que tu mismo los envíes.

Apps en segundo plano

Un aspecto a tener en cuenta, cuando se trata de gestionar al máximo el consumo móvil, es el consumo en segundo plano. Muchas apps consumen más cuando no las usas, que cuando lo haces. Esto es porque están continuamente conectándose a Internet para actualizar lo que hacen tus contactos, o las novedades de la app, o directamente espían tu actividad para personalizar tu perfil. Las apps en segundo plano que más consumen son las redes sociales (Facebook, Instagram), apps de noticias, el tiempo, etc. Sumando todas las que tengas instaladas pueden consumir el 10 o el 20% de tu cupo de datos, aunque no uses dichas apps.

Según AVAST, las 10 apps que más datos en segundo plano consumían en 2017 son Facebook, Instagram, Yahoo! Japan, Firefox, The Weather Channel, WhatsApp y Google Chrome. Irónicamente, en el Top 10 está DU Battery Saver, una app para ahorrar batería...

Para ver lo que consume una app en segundo plano tienes que ir a Ajustes en Android o iOS, y entrar en Uso de datos. Aquí puedes ver lo que cada app consume en segundo plano. Incluso aunque no la hayas usado durante meses, puede que te lleves una sorpresa...

Gasto tarifa datos móvil
AxelSpringer

Por suerte, en la misma pantalla hay una opción para bloquear el consumo en segundo plano, restringuiendo las conexiones automáticas en redes móviles.

¿Podría seguir viendo Netflix con mi tarifa de datos?

Cada día usamos más el streaming, que en general no suele ocupar tanto como las descargas porque se adapta a nuestra velocidad de conexión, pero es muy importante tenerlo en cuenta si queremos saber si la tarifa móvil puede sustituir a tu conexión de Internet fija en casa.

Estos son algunos datos oficiales ofrecidos por las propias plataformas:

Contenidos Consumo de datos en 1 hora Cuánto da de si 1 GB
Spotify (Entre 96 y 320 Kbps) 50-150 MB Entre 7 y 20 horas
YouTube (360p - 1080p) 336 MB - 2 GB Entre 30 minutos y 3 horas de vídeo
Netflix Calidad baja (300 MB). Calidad estándar SD (700 MB). Calidad HD (3 GB). Calidad 4K UHD (7 GB) Entre 3 horas (calidad baja) y 4 minutos (4K)

Con 1 GB se pueden escuchar hasta 20 horas de música o 3 horas de vídeo de baja calidad. Pero si quieres ver vídeo a 1080p apenas da para 30 minutos en Youtube y 20 minutos en Netflix.

Por ejemplo, un capítulo de Stranger Things a 1080p que dura alrededor de 50 minutos, consumirá cerca de 3 GB de datos. Si ves una película de dos horas a resolución 4K, se comerá 14 GB de tu cupo mensual. Una locura. Según la versión de Netflix que uses puedes ajustar la calidad, aunque en la mayoría de las apps se ajusta automáticamente en función de tu velocidad de conexión, y no puedes decidir el consumo.

Servicios como YouTube reproducen los vídeos automáticamente. Para reducir consumo, habría que desactivar la reproducción automática de vídeos bien a través de la app, si lo permite, o del sistema operativo. 

Cada vez más plataformas, como la propia Netflix, Spotify, Amazon Prime Video, etc. permiten descargar contenido para verlo offline. Podemos aprovechar cuando estemos en casa de un familiar o amigo con WiFi fija para descargar (con su permiso, claro), la música o las series que vayamos a disfrutar en los próximos días, y verlas sin conexión cuando estemos en casa.

El problema de las descargas

También tenemos que considerar las descargas directas. Un problema importante son las descargas P2P, o las descargas directas de gran tamaño. Si acostumbras a descargar mucho contenido de gran tamaño (películas, juegos) entonces migrar al móvil es todo un problema.

Estos son los tamaños medios de algunos de los contenidos de descarga más populares:

TIPO DE CONTENIDO Tamaño medio de descarga
Pelicula 1080p 1 - 2 GB
Película 4K 12 - 15 GB
Capítulo de serie 1080p 1 GB
Juego indie en consola 1 - 2 GB
Juego AAA en consola 8 - 30 GB
Juego de móvil 0,5 - 2 GB
Tema musical  1- 5 MB
Ebook 0,1 - 1 MB

Con un cupo de datos de 20 GB al mes, descargar juegos AAA de consola o películas 4K, queda descartado. Si eres un fanático de las series y te gusta verlas en HD, cada capítulo consumirá el 5% del cupo mensual. No te llega ni para una temporada...

Gamers

Los gamers son el colectivo que más complicado tiene usar la tarifa móvil para sustituir la conexión fija e Internet en casa.

El primer obstáculo acabamos de verlo: las descargas. Aunque compres juegos en físico (algo casi imposible en PC), la mayoría de los juegos disponen de un parche de lanzamiento que a veces ocupa varios GB. Y eso por no hablar de las actualizaciones, corrección de bugs, DLCs y Season Pass... Además existen muchos juegos que solo existen en digital, o las versiones digitales tienen ofertas mucho más apetecibles que las ediciones en físico.

Con juegos que ocupan 25 o 30 GB, títulos solo digitales de varios GB, y parches y actualizaciones constantes, es muy complicado para un gamer de PC o consolas depender únicamente de la tarifa móvil. Deberás renunciar a descargar juegos grandes, y posiblemente tendrás que jugar en el móvil, en donde los juegos ocupan mucho menos.

Si juegas mucho online también tienes que tener en cuenta la latencia, es decir, el retardo que añade tu conexión a la hora de conectarte con los servidores de juego o los ordenadores de otras personas. La latencia siempre es más alta en la conexión móvil, porque el aire es un obstáculo natural que no existe cuando los datos viajan por fibra óptica. Según OpenSignal, con datos actualizados a enero de 2018, la latencia media de la conexión 4G en España ronda los 48 o 49 ms. Entre los 36 ms de Vodafone y los 52 ms de Yoigo:

Latencia del 4G
OpenSignal

No es mal dato, teniendo en cuenta que en fibra la latencia suele rondar los 30-35 ms. Pero en una conexión móvil no es estable, y cambia con cosas como el clima o la gente que se conecte en cada momento.

Mucho peor es el dato de la conexión 3G, que según OpenSignal supera los 70 ms de media. Varía entre los 64 ms de Movistar y los 88 ms de Yoigo.

La conclusión es que, asumiendo que el router 4G o el Tethering no añadan mucho más lag (un poco sí añaden), si se puede jugar en multijugador a través de la línea móvil, con la condición de que sea 4G. En 3G dependerá de la propia latencia que añada los servidores de cada juego.

Conclusión: ¿Me quedo con la conexión fija, o me paso a la móvil?

El resumen que podemos sacar de todos los datos que hemos ido acumulando a lo largo del artículo, es que hoy en día sí es posible cambiar la conexión fija por la conexión móvil, pero depende de los contenidos que utilices.

A nivel técnico, ya no hay ninguna barrera. Es posible comprar un router 4G o hace tetheringpara aprovechar la conexión de tu móvil. O contratar las tarifas de 4G en casa que ofrecen todas las operadoras. Puedes conseguir entre 15 y 20 Mbps de velocidad con 4G, suficiente para cualquier actividad, incluso la más exigente. Eso sí, debido a la mayor latencia, que además depende de aspectos como el clima o la saturación de la red, es complicado jugar online o realizar videoconferencias.

El mayor problema es, lógicamente, el cupo de datos. Las tarifas más grandes actuales varían entre los 20 y los 50 GB de datos mensuales. Con eso cubres actividades como el correo, las redes sociales, descargas de apps, etc. Pero tienes que renunciar a las descargas P2P de gran tamaño, a las descarga de juegos de PC y consolas, así como a ver series y películas en HD o 4K. Por suerte ya hay iniciativas como el Video Pass, que permiten utilizar apps de vídeo de forma ilimitada, por una cuota extra mensual de 15€.

A día de hoy, es difícil abandonar la conexión fija en casa, porque su tarifa plana de datos es casi irrenunciable. Pero todo puede cambiar este 2018, si se confirman las rumoreadas tarifas planas de datos móviles.

Más a largo plazo, a partir de 2019, la conexión 5G puede traernos el acceso a contenido móvil más rápido a 1 Gbps, que obligará a las compañías a aumentar su cupo de datos. Mientras llega, parece que la fibra y otras conexiones fíjas aún tienen cuerda para rato...

Te puede interesar