Pasar al contenido principal

Qué cambia exactamente en las tarjetas revolving con la nueva normativa aprobada y en qué te afecta como usuario

tarjeta de crédito
reuters

  • Las tarjetas revolving son un crédito bancario rápido que ha generado grandes deudas entre los consumidores debido a su alto interés y una amortización demasiado larga. 
  • El ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha elaborado una orden ministerial que obliga a los bancos, empresas de financiación rápida o de dinero electrónico a ofrecer más información al usuario y endurece los criterios de solvencia. 
  • Desde los nuevos criterios de solvencia a las autorizaciones que debe hacer el usuario. A continuación, puedes leer las novedades que te afectan como usuario.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Tras conocer el aumento de las reclamaciones interpuestas ante el Banco de España y las denuncias de varios juzgados, el Gobierno ha decidido modificar la Orden 2899/2011 para incrementar la transparencia de las tarjetas revolving. 

"Las entidades deben facilitar a los clientes las características del producto, el coste y el estado en todo momento de su crédito", apunta el ministerio de Economía. 

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha destacado que, con la nueva regulación, "la contratación de este tipo de créditos será más transparente y con más información y una mayor protección del usuario". El objetivo es "evitar un posible sobreendeudamiento y reforzar así la seguridad del mercado financiero y la protección de todos los consumidores", añade.

Sin embargo, la nueva orden ministerial no toca la parte más polémica de las tarjetas revolving, el interés desmedido que aplican algunas entidades y que el Tribunal Supremo llegó a declarar usura.

Leer más: Qué son las tarjetas revolving y por qué han acabado llegando hasta el Tribunal Supremo

Cambio en la solvencia de los clientes

Tener una tarjeta revolving es como tener un crédito en el bolsillo, como apuntaba la experta financiera de HelpMyCash a Business Insider España. El problema es, según advierte el Banco de España, que puede generarse un efecto "bola de nieve" si la cuota que paga el usuario es muy baja y acabe generando una deuda perpetua. 

Con la nueva normativa se pone coto a esta problemática, ya que la entidad esta obligada a asegurar que el cliente tiene la suficiente capacidad para amortizar una cuantía mínima anual del 25% del límite del crédito concedido. 

En el caso diseñado por el Ministerio de Economía, se trata de una financiación de 1.500 euros con un tipo de interés del 19%, que implicaría el pago de una cuota de 45 euros al mes durante cuatro años. Al vencimiento del crédito, los intereses pagados ascenderían a 609 euros y sumarían el 25% del capital inicial más los propios intereses. Si la cuota fuera de 30 euros al mes -retrasando la devolución del crédito-, el pago de intereses ascendería a 1.400 euros.

Desde HelpMyCash apuntan que la orden ministerial es un gran primer paso para mejorar el uso de las tarjetas revolving y para que los españoles reduzcan el riesgo de sobreendeudarse, pero advierten que al no restringir el pago mínimo pueden seguir siendo un riesgo para aquellos que no entiendan el producto. 

Leer más: Así puedes reclamar por las tarjetas de crédito revolving tras la última sentencia del Tribunal Supremo

Varios ejemplos de cuota

Otra de las novedades es que las entidades financieras -entre las que se incluyen bancos, empresas de financiación rápida o de dinero electrónico- están obligadas a ofrecer una mayor información al cliente antes de contratar una tarjeta revolving en la que debe reflejarse, entre otras cosas, un ejemplo representativo de crédito revolving con dos opciones de cuota. 

Desde el comparador financiero califican esta parte como una gran iniciativa, ya que permitirá saber al usuario cuánto podría llegar a pagar con una cuota demasiado baja y le ayudará a elegir una cuota que se adapte a su situación financiera sin tener que alargar el plazo eternamente. 

"Mejora la transparencia para que el cliente esté más informado y le delega la responsabilidad de usar con cabeza estos créditos. Así que, al final, el cliente sigue teniendo la responsabilidad de informarse y de escoger un modo de pago adecuado", advierten. 

Información detalla y actualizada del préstamo 

La entidad también deberá remitir al cliente información trimestral en la que se especifique la evolución y situación de aspectos concretos del crédito, como el importe, fecha estimada de finalización del pago del préstamo si no se produjeran modificaciones en el contrato y diversos escenarios en función de la variación de la cuota mensual.

Además, el usuario podrá solicitar información en cualquier momento sobre su préstamo, así como del cuadro de amortización o las cantidades que ya ha pagado y las que están pendientes. 

Leer más: Operaciones fraudulentas e intereses abusivos: el Banco de España detecta que las reclamaciones por las tarjetas bancarias se disparan

No habrá ampliaciones del límite de crédito sin tu consentimiento 

Otra de las problemáticas de las tarjetas revolving es que automáticamente, es decir, sin que el cliente lo solicitase se renovaban la ampliación del límite de crédito, incluyendo una nueva cuota y deuda acumulada. Esto ya no será así, y las entidades deberán comunicarlo al cliente y esperar a su autorización para amplia el límite. 

"En definitiva, se trata de un gran paso adelante en términos informativos, de transparencia y de control de endeudamiento, aunque al no restringir el pago mínimo, pueden seguir siendo un riesgo para aquellos que no entiendan el producto o no lo usen adecuadamente", concluyen desde HelpMyCash. 

Y además