Pasar al contenido principal

La tasa Google tendrá un impacto de hasta 665 millones en los consumidores según las compañías, pero su cálculo esconde una pequeña trampa

Una mujer trabaja en una oficina de una empresa tecnológica
Getty Images
  • Las patronales de las compañías tecnológicas (AMETIC) y de la economía digital (Adigital) reconocen que trasladarán al consumidor parte del coste que les suponga la Tasa Google.
  • Además, prevén que este nuevo impuesto que grava los servicios digitales merme los beneficios de las compañías afectadas entre 450 y 562 millones de euros y tenga un efecto negativo en el PIB de hasta 662 millones de euros.
  • Aseguran los consumidores sufrirán un impacto negativo en su "bienestar" de entre 515 y 665 millones de euros, un cálculo que esconde una trampa: incluye la previsión de productos que queden sin vender por la subida de precios. 

Las compañías tecnológicas y las que forman parte de la economía digital están en pie de guerra contra el Gobierno por la aprobación del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD). Este nuevo impuesto es más conocido como Tasa Google, en referencia a una de las empresas afectadas por la medida, aunque también afectará a otras como Uber, Amazon, Facebook, Airbnb o Deliveroo, entre otras.

Sin embargo, la patronal de las compañías tecnológicas, AMETIC, y la de la economía digital, Adigital, han asegurado este martes que, a pesar de que la norma solo se aplica a empresas que cuenten con unos ingresos anuales de 750 millones de euros y que su facturación en España sea superior a los 3 millones de euros, serán las pymes y los consumidores "los grandes perjudicados por la tasa digital".

La Tasa Google acabará trasladándose a los consumidores

De hecho, AMETIC y Adigital han encargado a PwC un estudio para medir el impacto de este impuesto en la economía española, en la que la consultora concluye que "lastrar el proceso de digitalización con un impuesto digital impedirá estos potenciales beneficios que las tecnologías digitales pueden proporcionar a España en términos de productividad".

Por ello, consideran que la Tasa Google supondrá un impacto negativo en el bienestar de los consumidores de entre 515 y 665 millones de euros. En estos cálculos tienen en cuenta por un lado, el coste adicional que los consumidores pagarán por los productos y servicios y por otro, suman el valor de los bienes que se dejarán de consumir por la subida del precio final, un dato que, en principio, parece complicado de corroborar.

Leer más: Los entramados de las multinacionales tecnológicas para pagar menos impuestos

El informe también cifra entre 450 y 562 millones de euros la reducción de beneficios que, en su opinión, sufrirán las empresas españolas que usan servicios digitales debido al "incremento del coste de uso de plataformas y marketing online y la disminución de las ventas por el traslado de parte del precio al cliente final".

De este modo, las empresas tecnológicas y digitales reconocen que terminarán por trasladar, aunque sea en parte, el coste de la Tasa Google al consumidor. Todo ello, a pesar de que este impuesto va dirigido a grabar con un 3% de sus ingresos a los servicios de publicidad online, de intermediación online como los marketplaces del comercio electrónico o incluso a la venta de metadatos de los usuarios.

 

PwC estima que la tasa Google reste más de 600 millones de euros a la economía española
PwC

Además, el informe de PwC augura que la economía española también sufrirá el impacto de este impuesto. Por una parte, porque estima que la caída de los beneficios de las empresas tecnológicas y digitales tendrá una repercusión económica negativa de hasta 662 millones de euros sobre el PIB. Por otra, porque prevé que la Tasa Google frene la facturación de esas compañías y, por extensión, en la recaudación del IVA.

Un impuesto a las grandes empresas que perjudicará a las pymes

Por otra parte, el estudio encargado por AMETIC y Adigital afirma que la Tasa Google también afectará a las pymes digitales, a pesar de que en principio están exentas de pagar el impuesto. Según el texto "perjudicará a las compañías más digitalizadas que utilicen plataformas de terceros para vender o anunciar sus productos, principalmente pymes, por el menor coste".

Leer más: Qué significa el nuevo canon digital: cambios y subidas de precio en móviles y tablets

PwC asegura que el impacto en las pymes también se producirá en su internacionalización "ya que pagarán al menos la mitad del impuesto, funcionando como un arancel a la exportación", pero también en su actividad en España, donde asegura que estarán "en desventaja competitiva respecto a los importadores extranjeros".

El informe señala que las "ventas a través de marketplaces de empresas de más de 10 empleados fue en 2017 de alrededor de 12.800 millones de euros", especialmente por el rendimiento de los servicios de alojamiento, que aporta  4.400 millones, y por el comercio, que suma en conjunto 2.200 millones. De este volumen, según PwC, la mitad de la facturación corresponde a pymes.

En 2017, alojamiento y comercio lideraron la venta en marketplaces
PwC

Por ello, el director general de Adigital, José Luis Zimmernann, ha criticado en la presentación del informe que "España no puede adoptar medidas unilaterales que nos dejen en situación de excepcionalidad" y lleguen a dañar el Mercado Único Digital. María Teresa Gómez, directora general de AMETIC, ha afirmado que la tasa es "una penalización a la industria digital, el primer sector generador de crecimiento y empleo".

Precisamente, el Parlamento Europeo está preparando un impuesto similar a la Tasa Google que también gravará con un 3% la facturación de las multinacionales digitales que cuenten con ingresos globales que superen los 750 millones de euros en todo el mundo y los 50 millones en el bloque comunitario, con el fin de evitar el fraude fiscal en este sector hasta que se reforme a nivel europeo el Impuesto de Sociedades.

Te puede interesar