Este 'tatuaje' fotosensible se inserta bajo la piel para medir los niveles de oxígeno en sangre

Tatuaje

Thomas Falcucci/Tufts University

La tecnología y la medicina hacen buenas migas a la hora de aliarse para monitorizar diferentes indicadores de salud. La última novedad en subirse a la palestra lleva la firma del laboratorio del profesor David Kaplan en la Universidad Tufts de Massachusetts: se trata de un sensor fotosensible que se inserta bajo la piel como un tatuaje y mide los niveles de oxígeno en sangre.

El dispositivo, descrito en un artículo publicado en la revista Advanced Functional Materials, proporciona un nuevo método para controlar el oxígeno en el torrente sanguíneo, y además, abre las puertas a la monitorización de otras sustancias en la sangre en un futuro cercano. 

El sensor fotosensible subdérmico, tal y como se puede apreciar en la imagen que acompaña a este artículo, destaca por su pequeño tamaño y estructura delgada: el disco es más pequeño que una moneda de 10 centavos y se inserta quirúrgicamente bajo las capas superiores de la piel.

¿Podrá un ser humano vivir 200 años? Estas son algunas innovaciones en tecnología del siglo XXI que podrían permitirlo

En cuanto a sus materiales, la película está hecha de gel permeable compuesto de fibroína, que es una proteína derivada de la seda, con propiedades que la hacen estupenda para este invento. Es biodegradable y biocompatible, y no altera las propiedades químicas de las sustancias que se le añaden. 

Para medir los niveles de oxígeno en sangre, se incorpora a la película de gel un compuesto denominado PdBMAP, que brilla cuando se expone a la luz infrarroja cercana. Cuanto más alta es la cantidad de oxígeno circundante, menor es la duración del resplandor. 

Gracias a la biocompatibilidad, el sensor se diluye dentro del cuerpo sin provocar ningún tipo de daño entre unas pocas semanas a un año más tarde. 

En un experimento realizado con animales, los científicos de la Universidad Tufts de Massachusetts insertaron el tatuaje fotosensible en la piel de las ratas e hicieron brillar una luz infrarroja cercana a través de la piel de los roedores.

El sensor respondió brillando y mostrando unos resultados realmente eficaces: la duración del brillo representó con precisión el nivel de oxígeno del líquido intersticial que lo rodea. En ese líquido, los niveles de oxígeno reflejan los de la sangre.

Un diagrama que muestra cómo funciona la tecnología del sensor.

Potencial rastreador de múltiples componentes sanguíneos

En el futuro, los responsables aguardan a que su película pueda medir otras sustancias en sangre, como la glucosa, el lactato o los electrolitos, que en la actualidad demandan análisis de sangre o equipos complejos.

Además, el sensor podría ayudar a monitorizar pacientes con condiciones crónicas fuera de los espacios clínicos tradicionales.

"Podemos imaginar muchos escenarios en los que un sensor similar a un tatuaje debajo de la piel puede ser útil", dijo Thomas Falcucci, un estudiante graduado en el laboratorio de Kaplan que participó en la creación del aparato. 

Otros artículos interesantes:

El nuevo Apple Watch podría incorporar un sensor de presión arterial y otro de temperatura corporal para detectar los días fértiles

Nuevo análisis de sangre que detecta de forma precoz más de 50 tipos de cáncer, incluso los más silenciosos, agresivos y mortales

Desarrollan tatuajes inteligentes capaces de producir electricidad a través del tacto

Te recomendamos