Pasar al contenido principal

Este estudio desvela que la creación de los "taxis voladores" puede dar rentabilidades a los inversores a partir de 2020

Volocopter

Volocopter

  • Los taxis aéreos eléctricos, conocidos coloquialmente, aunque de forma algo engañosa, como "coches voladores", podrían generar millones de euros a los inversores de las empresas de nueva creación de transporte terrestres en 2020, según el análisis que ha realizado un nuevo estudio.
  • El negocio taxis aéreos eléctricos y no contaminantes “tiene el potencial de perturbar significativamente el panorama de la movilidad urbana”, pero aún se enfrenta a obstáculos importantes para la comercialización y la monetización, según el 2020 Emerging Technology Outlook realizado en PitchBook.
  • La encuesta de PitchBook señala que la industria naciente, si bien representa una amenaza a largo plazo para los proveedores de transporte terrestres, aún se enfrenta a obstáculos regulatorios y tecnológicos que requerirán “más tiempo e importante capital para solventarlos”.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Puede parecer de ciencia ficción, pero la revolución ya se ha puesto en marcha

Los taxis aéreos eléctricos, conocidos coloquialmente, aunque de forma algo engañosa, como "coches voladores", podrían generar millones de euros a los inversores de las empresas de nueva creación de transporte terrestres en 2020, según el análisis que ha realizado un nuevo estudio.

El negocio taxis aéreos eléctricos y no contaminantes “tiene el potencial de perturbar significativamente el panorama de la movilidad urbana”, pero aún se enfrenta a obstáculos importantes para la comercialización y la monetización, según el 2020 Emerging Technology Outlook realizado en PitchBook.

La firma de investigación prevé que las nuevas compañías que se dedicarán al desarrollo de esta actividad como Joby Aviation, con sede en Silicon Valley, y Lilium Aviation de Alemania, podrían obtener un nivel récord de inversión del capital riesgo en 2020, a pesar de la paralización de su financiación en 2019.

PitchBook valora a Joby en 450 millones de dólares y Lilium en 576 millones de dólares. Hasta la fecha, la primera de todas ha recaudado más de 128 millones de inversiones, incluida la entrada de grandes institucionales como Intel, JetBlue Airways y Toyota Motor. 

Por su parte, ha logrado recaudar algo más de 100 millones, con Tencent Holdings de China como su inversor más relevante.

De igual modo, el fabricante de vehículos alemán Daimler y Geely Automobile del gigante asiático son inversores de una tercera empresa de taxis voladores, Volocopter, con sede en Stuttgart, que ha conseguido captar ya unos 100 millones y está valorada en 250 millones de dólares.

Cabe destacar que los taxis aéreos eléctricos están fabricados en varias formas y tamaños. Muchos lucen muy diferentes de los aviones convencionales. Los motores eléctricos reemplazan a los motores a reacción, mientras que están diseñados para despegar en vertical y evitar la necesidad de la utilización de pistas largas, tienen hélices y, en algunos casos, rotores.

Solo unas pocas compañías, como Terrafugia, que pertenece a Geely, fabrican vehículos que en realidad parecen coches con alas.

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

Problemas en el corto y medio plazo

De este modo, es probable que los taxis voladores eléctricos realicen rutas de corto alcance, especialmente dentro de las ciudades, aliviando así la congestión del tráfico en las carreteras. Sin embargo, potencialmente aumentarán “el atasco del tráfico a medida que se vuelvan más populares”, destaca el informe.

La encuesta de PitchBook señala que la industria naciente, si bien representa una amenaza a largo plazo para los proveedores de transporte terrestres, aún se enfrenta a obstáculos regulatorios y tecnológicos que requerirán “más tiempo e importante capital para solventarlos”.

Se estima que el potencial de los taxis aéreos eléctricos para reducir drásticamente los costes de operación y mantenimiento atraiga más millones en fondos para ayudar a compensar los enormes gastos de liquidez y falta de ingresos.

Sin ir más lejos, Lilium está buscando 500 millones de nuevos inversores, más que el total invertido en todo el sector desde 2009, según PitchBook. “Necesitamos estar en la primera fila de estas oportunidades” para invertir en nuevas empresas de taxis voladores, aseguraba Jim Adler, jefe de Toyota AI Ventures, que proporcionó fondos para Joby. Si emerge este tipo de coches, “Toyota estará ahí”, añadía. 

Y además