Pasar al contenido principal

Los taxistas rechazan sentarse a negociar con Uber y Cabify este martes

Uber vs taxi

Las patronales del taxi Fedetaxi y Antaxi han rechazado acudir a la reunión con la asociación de empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC) Unauto, propuesta por esta misma organización para mañana martes, 25 de septiembre, según informaron a Europa Press en fuentes de dichas organizaciones.

Fedetaxi asegura "no tener nada que negociar con Unauto", mientras que desde Antaxi consideran que "no es el momento" de sentarse con los VTC, según indicaron en fuentes de las respectivas asociaciones, las principales del gremio.

De esta forma, a primera hora de la tarde de este lunes quedó en suspenso la reunión inicialmente convocada para las 11.30 horas de mañana martes entre los máximos representantes de los dos colectivos.

La reunión se había convocado a instancias de Unauto. Esta patronal había solicitado un encuentro específico y monográfico sobre el sector del VTC y el taxi en el marco del Comité Nacional del Transporte.

Este es un órgano independiente en el que están representados todas las organizaciones relacionadas con el transporte por carretera, desde el autobús hasta los coches de alquiler, que tiene como fin canalizar la interlocución del sector con el Gobierno.

Leer más: Quién está detrás del fondo estadounidense que aspira a fulminar al taxi con 4.000 licencias de Uber y Cabify

No obstante, al ser una reunión específica, que tenía como principal objetivo analizar la situación de del taxi y el VTC, al encuentro sólo estaba previsto que asistieran las patronales de ambos negocios que cuentan con representación en el Comité, además del presidente de este órgano.

De hecho, no estaba previsto que asistiera representante alguno del Ministerio de Fomento, pese a que se iba a celebrar en la sede de este Departamento al igual que el resto de encuentros ordinarios y habituales del Comité.

La reunión se había convocado en vísperas de que este viernes el Gobierno apruebe un Decreto por el que habilitará a las comunidades autónomas que lo deseen para que asuman las competencias en regulación de VTC.

Esta medida es bienvenida por parte de los taxistas, pero rechazada por las VTC, por considerar que puede suponer un primer paso a su restricción mediante la exigencia de segundas licencias.

Te puede interesar