Si quieres cambiar de operadora, te lo tendrás que pensar más porque las opciones se reducen: así te afectará la fusión de Orange y MásMóvil

Un expositor de smartphones en la feria IFA de Berlín.

Reuters

Ofertas irresistibles, promociones con datos gratis o bajadas de tarifas si te cambias de operadora. El mercado de las telecomunicaciones vive desde hace unos años instalado en el low cost. 

El anuncio de Orange y MásMóvil de que mantienen en conversaciones en exclusiva para fusionar su negocio busca cambiar los mimbres del negocio. En un momento en el que las grandes operadoras deben seguir acometiendo inversiones para los despliegues de redes 5G, los actores del sector llevaban tiempo advirtiendo de la caída de sus márgenes y abogaban por la concentración. 

Un informe de la consultora Oliver Wyman cifraba en torno a 1.000 millones de euros anuales la erosión en los ingresos derivada de la hipercompetitividad en la industria. 

“El sector de telecomunicaciones y medios está actualmente bajo una fase de hipercompetencia que está disminuyendo los ingresos agregados del sector y comprometiendo la rentabilidad de las inversiones futuras en redes de fibra y móviles 5G", apuntaba Augusto Baena, socio responsable de Tecnología, Comunicación y Medios, en la presentación del estudio. 

Baena explicaba que, aunque España tiene actualmente "un lugar privilegiado en el desarrollo de infraestructura de comunicaciones", las futuras inversiones siguen siendo necesarias para seguir contribuyendo a la sociedad, la innovación, el cierre de la brecha digital y los nuevos modelos de negocio de alto valor añadido". 

Ahora, el primer paso está dado. Aunque todavía falta por ver cómo se ejecutará toda la operación y qué condiciones impondrán los organismos reguladores para que avalarla. 

Más del 90% del mercado de las tarifas

Con este movimiento corporativo, el sector pasará de 4 a 3 grandes telco. Las 3 operadoras controlarán más del 90% del mercado tanto en líneas fijas como en móvil. 

Para muestra, los datos que se esconden detrás de la nueva joint-venture. El nuevo gigante que saldrá de la operación de Orange y MásMóvil está valorado en 19.600 millones de euros y contará con 7,1 millones de clientes en líneas fijas —4 millones de Orange y 3,1 millones de MásMóvil—. De estos, 5,6 millones serán convergentes —tendrán en una misma tarifa contratada fijo, móvil e internet—. 

Quién es quién en la fusión de Orange España y MásMóvil: directivos, fondos y reguladores que marcarán el camino

En el terreno de la telefonía móvil, donde hay incluso más competencia, el nuevo operador tendrá 20,2 millones de clientes: 11,5 millones de Orange y 8,7 millones de MásMóvil. 

Aunque estos datos dan una idea del tamaño del nuevo operador y lo que supondrá para el sector —y del poder de las 3 grandes compañías—, no hay que olvidar que marcas más pequeñas están incrementando su volumen de clientes de forma exponencial. 

Si se analizan los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)) en el caso de la banda ancha, las últimas cifras publicadas de enero de 2022 revelan que la mayor parte del pastel quedaba repartido entre Movistar (5,8 millones de clientes), Orange (3,8 millones), Vodafone (3,05 millones) y MásMóvil (2,9 millones). 500.550 clientes se repartían el resto de marcas. 

En porcentaje, la cuota de mercado en banda ancha para empresas como Digi, Finetwork o Avatel quedaría reducida a un 3%. A pesar de que puede parecer una cifra pequeña, lo cierto es que están marcando el paso en el sector. 

En el caso de las líneas de móvil, los datos de la CNMC muestran que la posición de los operadores móviles virtuales es algo mayor, al representar 3,2 millones de clientes de los casi 56 millones de líneas que hay en España. En total, un 5,4% de cuota sería para estos pequeños operadores. .

3 grandes operadores, pero decenas de marcas

"Los operadores están recurriendo, sobre todo, a 2 fórmulas para defenderse de la competencia", explica Pedro Irujo, managing partner del área de Telecomunicaciones y TI de la consultora Quint a Business Insider España

"Por un lado, han apostado por una estrategia multimarca para enfocarse a los distintos nichos de mercado. Y, por otro, se han lanzado a ofrecer nuevos servicios como alarmas, seguros o servicios financieros", añade.

Todo parece indicar que, a la fusión del negocio de Orange y MáMóvil, le sucederá una reorganización de enseñas. De hecho, Orange ya redujo su número de marcas para racionalizar la estructura en torno a 3 ejes: Orange como la marca premium, Jazztel como la marca  de gama media y Simyo, en la parte low cost. 

Las grandes telecos redoblan sus peticiones de flexibilizar las leyes de competencia para avanzar en la consolidación del sector y poder hacer frente a los gigantes Google, Meta o Apple

MásMóvil, por su parte, sigue teniendo una decena de marcas, en parte debido a su estrategia de crecimiento vía adquisiciones. Yoigo, MásMóvil, Pepephone, Llamaya, Lebara, Lycamobile y Virgin Telco se suman a las marcas regionales del Grupo Euskaltel, R, Telecable y Guuk.  

Aunque todavía queda camino por recorrer, todo indica que se ajustará el número de opciones para el cliente, sobre todo, a raíz del esta histórica operación corporativa. 

"El proceso de fusión acaba de empezar, por lo que todavía hay que esperar a la respuesta del regulador y a los resultados, sobre todo financieros, de la propia fusión. Conllevará una concentración de marcas y submarcas. No hará falta que existan todas ellas, logrando otro nivel de concentración a este nivel", señala Antonio Calvo Ruiz, director del máster en Internet de las Cosas de la Universidad Internacional de Valencia (VIU) y jefe de innovación, portfolio y transformación digital en T-Systems Iberia.

Uno de los interrogantes habituales cuando se habla de la estrategia multimarca de las grandes operadoras es la posible canibalización de clientes de las enseñas premium, que son las que ofrecen mejores márgenes. 

La respuesta en el sector solía ser que el perfil del cliente es diferente y que un cliente low cost nunca iría a un paquete convergente de precio elevado. 

Lo que sí que podría impactar en el negocio es tener varias marcas que se dirigen a públicos muy similares, dado que sería un freno para las sinergias que pueden obtener los operadores en la comercialización de estas tarifas. 

Por eso, se anticipan cambios para el consumidor en un 2022 marcado por la inflación y la escalada en los precios. La partida continúa en el sector de las telecos.  

Otros artículos interesantes:

La fusión entre Orange España y MásMóvil creará un gigante para competir con Telefónica: estos son los retos urgentes que tiene por delante

Estos son los protagonistas detrás de la fusión de Orange España y MásMóvil: directivos, fondos y los reguladores que marcarán el camino

Las grandes telecos redoblan sus peticiones de flexibilizar las leyes de competencia para avanzar en la consolidación del sector y poder hacer frente a los gigantes Google, Meta o Apple

Te recomendamos